Red Eco Alternativo ***

La UBERización del sistema bancario

El Banco Central de la República Argentina eliminó una restricción que tenían las entidades financieras para tercerizar las tareas bancarias fuera de sus instituciones. Ahora cualquier comercio podrá prestar esos servicios. Red Eco Alternativo.

(Red Eco) Argentina – La Comunicación A6603 del BCRA del pasado 28 de noviembre establece que las entidades financieras pueden “delegar en agencias complementarias de servicios financieros la atención de sus clientes y público en general en el país con personal y/o recursos técnicos propios de la agencia complementaria”.
Estas agencias complementarias pueden ser personas o empresas residentes en el país cuya actividad principal sea el comercio y operar en uno o más locales. La prestación de servicios financieros que le sean delegados siempre debe ser una actividad secundaria.

Podrán, según lo establece la Comunicación del Central, realizar apertura, funcionamiento y cierre de cuentas; depósitos y extracciones en efectivo; cobranzas de cuotas de préstamos otorgados por la entidad, tarjetas de crédito, servicios, impuestos, tasas, contribuciones y otros conceptos similares; pago de prestaciones previsionales y beneficios de la seguridad social; compra-venta de moneda extranjera; etc. Los depósitos en efectivo podrán realizarse en cada cuenta hasta un importe mensual que no supere el Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM) para los trabajadores mensualizados de jornada legal completa.

“Esto es la flexibilización laboral para los trabajadores bancarios. Actualmente en sucursales de supermercados los cajeros, que son empleados de comercio, están haciendo trabajo bancario porque pueden dar dinero a los clientes que lo pidan. Con esta norma no se sabe claramente si vamos a ir empleados de los bancos a los negocios o van a emplear a alguien que mientras te vende una tableta de medicamento al mismo tiempo te paga un cheque”, afirmó a Red Eco Ernesto Marrero, trabajador bancario.

“Al habilitar locales sin condiciones de seguridad física suficiente, se arriesga la vida de los usuarios y trabajadores. Además se afectan los derechos laborales de los trabajadores que realizan tareas bancarias quienes deben tener condiciones laborales ya establecidas por sus convenios colectivos para la actividad. Por otra parte, se está eliminando el secreto bancario, cediendo a terceros no autorizados información sobre los usuarios”, dice en un comunicado el sindicato La Bancaria.

El gremio afirma que esta decisión profundiza la desregulación y desarticulación del sistema financiero y redunda en un beneficio de los grandes grupos financieros. Advierten además que esta “liberalización” de la actividad puede facilitar operaciones de lavado de dinero, evasión tributaria, posibilitando fragmentar operaciones de mayor magnitud.
“Esta tercerización en ‘corresponsalías’ y todas las tercerizaciones constituyen una puerta abierta para el delito, poniendo en riesgo la seguridad de la información, el patrimonio de las entidades y de los terceros que ella debe administrar”, afirman en su comunicado.

Por su parte, Pepe Peralta, integrante del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Entidades Bancarias y Financiera (SITEBA-CTA A), manifestó a Red Eco: “Vemos con mucha preocupación la resolución A6603 del Banco Central que establece lo que nosotros llamamos la uberización del sistema financiero en el sentido de que creemos que la única intención es precarizar el trabajo de los bancarios que ya de por sí en los últimos tiempos ha sido muy precarizado con las tercerizaciones y las consultoras. Todo esto apunta a condicionar a uno de los sectores que todavía tiene regulación laboral. Esto implica que deja sin efecto muchos criterios tanto en la seguridad como en la operatividad de los usuarios y los ahorristas en beneficio de la acumulación de la renta en los sectores que más concentran riqueza en nuestro país. Creemos que es necesario garantizar tanto para los trabajadores como para los usuarios un sistema que pueda contener a todos los sectores y que el ahorro de los argentinos pueda ser destinado a los emprendimientos productivos que sirvan para el desarrollo de nuestro país y no al enriquecimiento de los fondos buitres o de los capitales extranjeros como está pasando en este momento”.

El discurso que fundamenta esta decisión del BCRA y del gobierno de Mauricio Macri es el mismo que tenía Domingo Cavallo, ministro de Economía durante el menemismo: la necesidad de aumentar la bancarización comparando Argentina con otros países de la región como Brasil, México, Chile, Colombia o Perú.
La duda es a quienes, en medio de esta crisis que aplasta los salarios y los ingresos de los sectores de menores recursos, atraviesa la bancarización y cuál será el nuevo negocio que hace con esto la banca financiera a costa de la flexibilización de sus trabajadores.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!