Red Eco Alternativo ***

Tres años para Dahyana

Este jueves se pudo conocer la sentencia en el juicio contra Dahyana y Luis Oroná. Ambos fueron condenados a tres años de prisión efectiva pero Dahyana no quedó detenida hasta que la sentencia quede firme. Él seguirá preso. Reproducimos a continuación la crónica de la Cobertura Colaborativa #AbsoluciónParaDahyana sobre la última jornada de juicio previa a la sentencia.

DIA 6

Crónica del 19 de diciembre, el día en que la justicia no llegó

Este martes 19 de diciembre se desarrolló en los tribunales cordobeses la jornada de alegatos en el juicio contra Dahyana y Luis Oroná. Aunque todo parecía indicar que sería la última jornada y cierre de este proceso, recién el 21 de diciembre se conocerá el veredicto final. El maltrato que implica para Dahyana el ser sometida a estas audiencias se ha ido  extendiendo en el tiempo cada vez más, aumentando el cúmulo de violencias desplegadas a lo largo de la breve vida de la joven.

La extensión y densidad de las argumentaciones hace difícil transmitir en un texto periodístico su contenido, sin perder de vista la complejidad del análisis que merecen estos discursos, que condensan buena parte de lo ocurrido en los cinco días de audiencias anteriores y que dejan en evidencia los posicionamientos y/o prejuicios de los actores judiciales.

La jornada se extendió desde las 10:50 hs de la mañana hasta pasadas las 16 hs., con un cuarto intermedio cerca de la una de la tarde, luego de las dos horas de alegato del fiscal.

Un triunfo de la lucha: el cambio de calificación del hecho

De lo que no nos cabe duda es que un primer triunfo de la lucha organizada. Antes de iniciar los alegatos, el fiscal Antuña planteó su intención de modificar la calificación del hecho, que originalmente se encontraba caratulado como homicidio calificado con el agravante del vínculo con la una única posibilidad de una condena a cadena perpetua en caso de ser hallada culpable Dahyana.

Por el contrario, planteó que luego de escuchar los testimonios, estaba convencido de que lo sucedido el 19 de mayo de 2016 fue consecuencia de un “pacto” entre José Luis Oroná y Dahyana en el que no hubo intención de provocar la muerte de Selene, aunque sí una gravísima imprudencia. En consecuencia, solicitó que se cambiara la calificación a homicidio culposo, pidiendo una pena de 4 años para ambos (la pena para este delito va de 1 a 5 años).

Ante la conformidad de ambas defensas de continuar con los alegatos luego del cambio, se dio inicio con la palabra del fiscal.

Aunque festejamos que la presión popular y la trascendencia alcanzada por el caso hayan hecho que el Fiscal tuviera que desistir de la imputación de un homicidio calificado por el vínculo, cuya pena es perpetua, y plantear un homicidio culposo, nuestra lucha acompañando a la defensa sigue siendo la exigencia de absolución y la denuncia de la violencia que ha implicado todo el proceso de criminalización de Dahyana.

El fiscal Antuña hace como el tero: en un lado grita y en otro pone el huevo

Así ha sido la intervención del fiscal Mariano Antuña durante el juicio en relación a la perspectiva de género. Una intervención que instaló la perspectiva de género en la primera audiencia -en gran medida obligado por las recomendaciones del fallo de elevación a juicio- y de la que rápidamente tomó distancia para llegar a ser casi la negación absoluta en el alegato final.

Allí, Antuña hizo gala de una incomprensión de lo que implica asumir esta perspectiva como marco hermenéutico de interpretación. Un alegato que bien podría servir como ejemplo de manual para evidenciar lo que no es aplicar la perspectiva de género.

Algunos puntos de su intervención dan cuenta claramente de lo planteado.

En primer lugar y como ha sucedido durante todo el juicio, el fiscal dedicó una hora y media de su exposición a argumentar para inculpar a Dahyana, extendiéndose tan solo unos quince o veinte minutos para acusar a Luis Oroná.

Ante la falta de prueba, su alegato se redujo a una extensísima interpretación subjetiva de lo sucedido, asignando intencionalidades y decisiones imposibles de demostrar. A la vez que narraba de manera pormenorizada los distintos hechos de violencia de todo tipo (física, psicológica, económica) a las que Dahyana fue sometida históricamente, por su familia de origen y por Luis Orona en los años de convivencia, minimizándolas y planteándolas como hechos aislados, negando el marco de interpretación de la perspectiva de género, única herramienta que le hubiera permitido encontrar el sentido que atravesaba y daba unicidad a estas acciones: la violencia de género.

El planteo de que la defensa no había aludido al tema de la violencia de género antes de la etapa de debate y de que Dahyana no había manifestado antes ser víctima de violencia de género es otro de los ejemplos. La propia Dahyana, cuando tomó la palabra en la sala de audiencias, dio cuenta del proceso transitado junto a su terapeuta y a las compañeras de las organizaciones que la rodean, que hoy -y recién hoy- hacen que sea capaz de nombrar lo que vivió como lo que fue: violencia de género. Pudo objetivarlo, comprenderlo, interpretarlo en su totalidad: algo para lo que Antuña demostró su incapacidad. Sólo así alguien puede plantear que un “par de golpes no indican que haya una relación histórica asimétrica”.

En igual sentido fue la apelación a la actitud corporal de Dahyana durante el juicio, su “desafectivización” o reclamo por la falta de respuesta al guión que los estereotipos patriarcales mandan para la buena mujer y para la buena madre. Así como la reivindicación de la familia tradicional con sus roles atravesados por la desigualdad de género como naturalización de la violencia.

La desacreditación de las profesionales especialistas en violencia de género, primero la trabajadora social perito de parte presentada por la defensa en ocasión de la petición de prisión domiciliaria, a quien inexplicablemente increpó porque, a su entender, hablar de violencia de género no corresponde con la materia de su experticia. Luego, a la psicóloga del Polo Integral de la Mujer, Roxana Luna, descalificando las conclusiones de la profesional, y afirmando que Dahyana podía mentirle de manera sistemática en su proceso terapéutico de más de 6 meses.

Sólo desconociendo la estructural desigualdad en la que se encontraba Dahyana, propia de su condición de género y de su particular vulnerabilidad, alguien puede plantear que Dahyana participó de un “pacto” con su violentador Oroná para parir en un descampado una madrugada de otoño, dejar que le arrebaten a su beba y quedar abandonada a su suerte poniendo en riesgo su vida.

Antuña finalizó su alegato planteando que Dahyana y Luis Oroná son coautores de homicidio culposo porque no se pudo acreditar el dolo y solicitando una condena de prisión efectiva de 4 años.

¿Cuántos golpes más?

La defensa de Dahyana dividió su alegato en dos partes: una primera dedicada a refutar la nueva imputación del fiscal, atacando el supuesto “pacto” referido por la fiscalía y haciendo hincapié en la situación en que Dahyana dio a luz.

La defensa, en la voz del abogado Sergio Job, se preguntó insistentemente qué clase de pacto es aquel en el que una de las partes arriesga su vida, sin el auxilio de la otra, un pacto en el que solo una de ellas tiene todo por perder. Alegó que no hay posibilidad de acuerdo, desde el momento en que ella llega ahí siendo coaccionada y violentada.

La defensa también repasó los dichos de los testigos que dieron cuenta insistentemente de la relación asimétrica y de violencia de la que se encontraba siendo víctima Dahyana. Su aislamiento social, su total dependencia económica, las amenazas incluso con arma blanca, los celos permanentes, la ausencia de redes de contención que pudieran ayudarla a salir de la situación en que se encontraba. Elementos que evidencian su imposibilidad de participar en voluntaria y libremente en cualquier tipo de acuerdo o pacto.

Por su parte, la abogada Mariela Guevara habló de la falta de perspectiva de género de los operadores jurídicos durante la causa. Fundó su argumentación en doctrina jurídica, en todos los dichos del Fiscal, en los antecedentes jurisprudenciales de nuestro país que exhortan a los tribunales a analizar las causas dudosas de violencia de género, teniendo en cuenta el contexto.

Resaltó la tendencia de la Fiscalía a minimizar y naturalizar una y otra vez las situaciones de violencia, la falta de ponderación de los antecedentes, el desconocimiento del ciclo de la violencia, la tendencia a considerar que los hechos ocurridos dentro del hogar son ajenos al sistema penal, la tendencia a no creer el relato de la mujer. Todos esos, comportamientos que se repitieron durante el debate y que generaron indicios negativos en contra de Dahyana.

Guevara aludió a un sorpresivo argumento de la fiscalía que planteó que también las mujeres que deciden abortar clandestinamente ponen en riesgo su vida. La abogada sostuvo que justamente no era el caso de dahyana, ya que Oroná le había ordenado y amenazado para que abortara. Dahyana -afirmó- mantuvo el embarazo durante 9 meses contra viento y marea, y parece poco consistente que luego de ese esfuerzo acordara parir en un descampado. Claramente, el único que tenía un motivo para obligarla a parir allí, era Luis Oroná, movilizado por sus dudas acerca de la paternidad de Selene.

Para finalizar, la abogada afirmó que están más que suficientemente acreditadas en la causa las situaciones de violencia de género y que la única solución justa a este proceso es la absolución de dahyana.

“Existe una oportunidad única -interpeló a lxs presentes- que tienen los miembros del jurado para no sumar una violencia más en su vida y permitirle construir su libertad como lo viene haciendo en una vida sin violencia”.

La defensa de Oroná: el camino allanado por el fiscal

Por otra parte, la defensa de Oroná encontró el camino allanado por el fiscal Antuña, luego del cambio de calificación.

El abogado Gastón Schönfeld comenzó su alegato diciendo que el principio de inocencia debe regir hasta la condena, situación que para el letrado no se respetó ni en la instrucción ni durante el debate. Sobre esta base, argumentó que hay dudas más que razonables acerca de cómo sucedieron los hechos, manifestando que durante el proceso no quedó acreditado ningún elemento de respaldo al relato que el fiscal construyó para hacer su pedido de homicidio culposo.

La naturalización de la violencia dio escalofríos a quienes estábamos en la sala cuando Schonfeld afirmó que los hechos de violencia descritos durante el juicio son “normales en cualquier pareja en Argentina (…) Es tan solo una relación disfuncional”. Para él, sosteniéndose en los dichos del fiscal, no está acreditada la violencia de género, ni la familiar. Simplemente se trata de una pareja disfuncional.

La explicación que da el abogado para librar de responsabilidad a su defendido es que actuó para proteger a la madre de sus hijos, y en ese sentido hizo mención al art 267 inc 4 del Código Penal que lo exime de decir la verdad.

Para finalizar, solicitó la absolución y, en caso de que el jurado popular lo condene por homicidio culposo, que atendiendo a sus características personales -trabajador, joven y sin instrucción- le otorguen como pena prisión en suspenso por el término del tiempo que ya cumplió.

Así terminaba la jornada, luego de que el tribunal técnico decidiera junto al jurado popular dictar un  cuarto intermedio hasta el día jueves a las 9:30 hs para deliberar, atendiendo al cambio de calificación del delito y a la complejidad de la causa.

Un sabor amargo nos dejó a quienes habíamos ido a tribunales convencidas de irnos ese día con la absolución de Dahyana que sólo se calmó con el abrazo de lxs compañerxs que esperaban afuera.

Este jueves 21 de diciembre será el final de este proceso. El mismo día en que, a cientos de kilómetros, en la localidad de Oberá en Misiones, otro jurado decidirá el destino de Victoria Aguirre, en una causa de características muy similares.

 

Más del pais...

Chubut: Policías de la Alcaidía sacaron a 19 reos desnudos al patio

DDHH * 21-07-2018

La titular de la Defensa Pública en Comodoro Rivadavia, Iris Moreira, sostuvo que “19 presos fueron sacados desnudos a un patio, en donde había charcos de agua, con frío extremo” en el marco de la requisa tras el intento de fuga en una celda. Anunció...

Leer más...

Repudio a la represión de la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu

Pueblos Originarios * 20-07-2018

Diversos organismos de DDHH y la Gremial de Abogados se expresaron, en sendos comunicados,  respecto a la represión de este jueves por parte  de fuerzas de seguridad a la comunidad del Lof Lafken Winkul Mapu (Lago Mascardi), el mismo territ...

Leer más...

Chile: crítico estado de salud de machi mapuche

Pueblos Originarios * 20-07-2018

El machi Celestino Córdova, autoridad espiritual del pueblo Mapuche Yeupeko en Chile, se encuentra en crítico estado de salud. El líder mapuche inició la huelga de hambre el 13 de enero de este año para denunciar la persecución y violencia del Estado...

Leer más...

FFAA, FMI y los eufemismos de Cambiemos

Gobierno * 19-07-2018

Reproducimos un posicionamiento de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional –CORREPI-  tras la última conferencia de prensa realizada por el presidente de la Nación Mauricio Macri y su política nacional e internacional. ...

Leer más...

Mar del Plata: Carpa contra el hambre, por la unidad de los que luchan

Gobierno * 19-07-2018

Tercer día y seguimos con otra jornada de lucha en este grito de Mar del Plata contra el hambre y llamando a la unidad de todos los sectores en lucha. En la día de ayer se hicieron presentes trabajadoras de los Equipos de Orientadores Escolares y exp...

Leer más...

Policía Federal reprimió en la comunidad Lafken Winkul Mapu

Pueblos Originarios * 19-07-2018

Este jueves por la tarde la policía Federal remprimió a la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu (Lago Mascardi), el mismo territorio donde fuera asesinado Rafael Nahuel. María Nahuel integrante de la comunidad, informó queefectivos de las fuerzas federal...

Leer más...

TELAM: el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales manifestó s…

Trabajadores * 19-07-2018

El Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) repudió los 357 despidos ocurridos en la agencia de noticias y publicidad Télam y le requirió a las autoridades la reversión de la decisión porque "afect...

Leer más...

El conflicto de TELAM, en la OIT

Trabajadores * 19-07-2018

La Comisión Gremial Interna (CGI) de Télam en el SiPreBA llevó a la regional Buenos Aires de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el conflicto generado por los 357 despidos ilegales dispuestos en la agencia, y analizó con las autoridades l...

Leer más...

A 24 años del atentado a la AMIA: “Macri decidió continuar con la impunidad…

Gobierno * 19-07-2018

Gobierno tras gobierno, para las víctimas del atentado más grande de la historia argentina no hay respuestas. Laura Ginsberg, titular de APEMIA, analiza la cadena de complicidades, el rol de los servicios y el papel que jugó el fiscal Nisman en la co...

Leer más...
 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd