Red Eco Alternativo ***

“YPF y Tecpetrol tienen vencimientos por casi 2000 millones de dólares este año”

La crisis económica internacional por la pandemia incluye a la actividad energética. No obstante, en Vaca Muerta hay un parate productivo desde mucho antes. El endeudamiento de las empresas que explotan el megaproyecto tiene importantes vencimientos este mismo año y, en el contexto de la tendencia a la baja del precio del barril de petróleo, eso representa un problema. 

(Observatorio Petrolero Sur) Argentina- En el webinar Vaca Muerta en rojo se presentó un informe sobre los números y deuda del megaproyecto. Explicaron los números en rojo de Vaca Muerta los economistas Gustavo García Zanotti, a cargo de la investigación financiera del informe Vaca Muerta y el desarrollo argentino e integrante de la Sociedad de Economía Crítica; Mariana Fernández Massi, becaria posdoctoral en CONICET e integrante de la Sociedad de Economía Crítica y Marco Kofman, a cargo de la investigación sectorial del informe.

“No es lo más importante si Vaca Muerta es viable o inviable sino cuáles son las consecuencias de viabilizar Vaca Muerta”, introdujo Kofman. “Mirando para atrás, en estos ocho años de explotación, ¿nos acercamos hacia una forma de soberanía energética o nos alejamos?”, interrogó el economista. El integrante del Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental (EJES) señaló que Vaca Muerta no es un proyecto incipiente: “Representa el 43% de la extracción de gas de Argentina y 23% de la extracción de petróleo. Los actores principales son YPF, Tecpetrol y Chevron”, enumeró. 

En un raconto histórico del surgimiento del megaproyecto, Kofman contextualizó que en 2010 el país atravesaba un sendero de crecimiento económico importante y que, en ese contexto, se potenció la matriz energética dependiente de los combustibles fósiles. “El 87% de nuestra energía proviene de los hidrocarburos, es una dependencia muy importante, y ese sector no había seguido el ritmo del resto de la economía porque YPF había sido privatizada y había dejado de ser una empresa fuerte dentro del sector energético”, historizó Kofman. “Había alternativas como la importación de energía, el cese del crecimiento o explotar nuestra propia energía. Para la primera, no alcanzaban los dólares. Dejar de crecer era políticamente inviable. Lo único que quedaba era aumentar la producción local de gas y petróleo”, planteó. Con ese objetivo se realizó la expropiación parcial de YPF, que en alianza con Chevron comenzó a explotar Vaca Muerta. En la gestión de Cambiemos, explicó, Vaca Muerta se planificó como un polo para que entren inversiones extranjeras y desarrollen como un polo exportador. En ese contexto, “apareció Tecpetrol como nuevo actor, empresa de Techint, e YPF fue desplazada en su protagonismo. Hubo entonces un cambio en la política de subsidios redireccionada a Tecpetrol”, analizó Kofman.

Mariana Fernández Massi, por su parte, explicó que desde “el segundo semestre del año pasado, Vaca Muerta mostró una ralentización importante de los niveles de crecimiento”. Amplió, además, el diagnóstico de Kofman sobre los subsidios: “Hay una fuerte dependencia de subsidios, durante los primeros meses de 2019, Tecpetrol recibió en subsidios un monto similar a un tercio de sus ventas”. Sobre la sostenibilidad del megaproyecto Vaca Muerta, Fernández Massi explicó que el fracking requiere que los hidrocarburos sean caros para garantizar su rentabilidad, “pero el contexto internacional tiene una tendencia a precios bajos de los fósiles y eso hace que no se trate de un activo interesante para las empresas trasnacionales”, aseguró. 

Por último, Gustavo García Zanotti, que realizó la investigación financiera del informe Vaca Muerta y el desarrollo argentino, detalló los posibles modos de financiamiento de las empresas petroleras que explotan el megaproyecto: “Puede provenir de las propias ganancias de las empresas o emisión de acciones, del endeudamiento o de los subsidios estatales. El endeudamiento se puede convertir en un negocio financiero para el acreedor y no en un negocio productivo para el deudor o el país. Otro problema es que el costo financiero y las tasas son más altas que en países desarrollados, pero los países en desarrollo no pueden afrontar estas cargas”, agregó sobre la situación de Argentina. Además, explicó qué ocurre cuando hay un conflicto en torno a la financiación de las empresas: “Suelen dirimir conflictos con los estados de países en desarrollo en tribunales internacionales que en general las benefician”. García Zanotti detalló que en YPF y Tecpetrol el financiamiento fue a través de “cáscaras” en “guaridas fiscales” que se otorgaron préstamos intrafirmas entre ellas. “Con el proyecto entre YPF y Chevron, Chevron adquirió perfil más de prestamista. Los controlantes inmediatos de Tecpetrol son cáscaras en paraísos fiscales y el financiamiento provino de estos. YPF y Tecpetrol tienen vencimientos por casi 2000 millones de dólares este año y alrededor de 10 mil en los próximos años”, advirtió García Zanotti.

En el informe Vaca Muerta y el desarrollo argentino se puede obtener el detalle de los números de Vaca Muerta en los últimos meses. Para ver el video del webinar, hacé click acá

Foto:

 

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd