Deuda argentina: Robo de riqueza social

La Cámara de Diputados dio media sanción a una ley a medida de los fondos buitre. ¿A cuántos salarios, jubilaciones, hospitales equivalen los pagos comprometidos en 2020? ¿Por qué la deuda es ilegal?


29-01-2020. Por Izquierda Diario

En un trámite exprés, este miércoles 29 de enero, la Cámara de Diputados de la Nación otorgó media sanción a la Ley de Gestión de Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa con 224 votos a favor.

No hubo grieta: el Frente de Todos, Cambiemos y el resto de los bloques minoritarios votaron una ley a medida de los fondos buitre. El único rechazo, naturalmente, lo realizó la bancada del Frente de Izquierda y los Trabajadores-Unidad.

La ley constituye un apoyo político a la negociación que encara el Poder Ejecutivo para reestructurar la deuda externa y contiene una concesión grave a los acreedores externos: se habilita la prórroga de jurisdicción, un acto de lesa soberanía, donde se otorga atribución a tribunales extranjeros para fallar sobre cualquier litigio sobre la deuda.

Las cifras del megaendeudamiento que dejó Mauricio Macri, una deuda odiosa por donde se la mire, muchas veces resultan difíciles de dimensionar en términos accesibles para el pueblo trabajador. La Izquierda Diario realizó algunas estimaciones de modo de intentar facilitar la comprensión.

De acuerdo a las estadísticas del Ministerio de Economía, a diciembre de 2019 la deuda bruta total alcanzó a U$S 324 mil millones. De este total, casi el 65 % está en manos de acreedores privados y organismos multilaterales (como el FMI) y bilaterales. El 35 % restante está en manos de agencias del sector público: como la Anses, el Banco Nación y otros.

En 2020 los compromisos totales de pago de capital e intereses de la deuda suman U$S 64 mil millones. Considerando sólo la proporción en manos privadas (un eufemismo en momentos en que tres grandes fondos de inversión yanquis concentran gran parte de los bonos argentinos) y de organismos multilaterales y bilaterales, los vencimientos del año en curso suman U$S 40 mil millones.

Esa suma equivale a los pagos durante doce meses (más el aguinaldo) del salario de 4,6 millones de trabajadores y trabajadoras del sector privado registrado. Este sector es el mejor pago del país en tanto el empleo público y los asalariados no registrados tienen ingresos menores.

Aun así el salario promedio en el sector privado registrado fue de $ 39.484 de bolsillo en el mes de septiembre (último dato disponible), mucho menor que la canasta familiar estimada por los trabajadores de ATE Indec en $ 62 mil para diciembre último.

Visto de otro modo, los vencimientos de la deuda equivalen a que se realice un aumento de $ 30 mil mensuales (más el aguinaldo) a la totalidad de los 6,4 millones de trabajadores que existen en el sector privado registrado.

En términos de Asignación Universal por Hijo (AUH), los vencimientos de deuda se equiparan a 18 años de pagos de los $ 2.746 que reciben mensualmente los casi 4 millones de beneficiarios. Al mismo tiempo, son semejantes a que los 7 millones de jubilados, pensionados y quienes perciben pensiones no contributivas, reciban un aumento de $ 28 mil mensuales (aguinaldo incluido).

En el Presupuesto 2019, el costo más elevado para la construcción de un jardín de infantes se ubicó en $ 22 millones (U$S 540 mil, según el tipo de cambio promedio del Presupuesto 2019): los vencimientos de deuda equivalen a la construcción de 74 mil jardines. También se asemejan al costo de construcción de 485 hospitales de 200 camas, 1,1 millones de viviendas individuales de 2 dormitorios o 774 mil de tres dormitorios.

No hay dudas que los buitres especuladores y el FMI se llevan cifras siderales. No valen los argumentos que señalen que se va a refinanciar o a postergar pagos.

Más tarde o más temprano, si no se rompe con este mecanismo de dominación, ellos siempre se llevan la mejor tajada de una riqueza social que generaron otros: el pueblo trabajador que termina pagando la deuda.

 

¿Por qué la deuda es ilegal?

A continuación, las claves de las irregularidades que ni opositores ni oficialistas quieren auditar:

1-Deuda de la dictadura

El endeudamiento escaló durante la última dictadura militar. El Banco Mundial registró que el 40 % de la deuda contraída por la dictadura financió la salida de capitales, otro 30 % fue a pagar intereses de la deuda anterior y el 30 % restante se destinó a la adquisición de armamentos e importaciones no declaradas.

Domingo Cavallo, en los últimos años de la dictadura, nacionalizó las deudas privadas de empresas como Bridas de la familia Bulgheroni, Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa), Ford, Techint, Renault, Pérez Companc, y la familia Macri. Deuda que contrajeron esos grupos y pagamos todos.

Un fallo del juez Jorge Ballestero en el año 2000 estableció 477 ilícitos en la constitución de la deuda durante la dictadura. Alejandro Olmos Gaona, hijo de quien hizo la denuncia original de esa causa, sostuvo que el fallo se envió al Congreso, pero se cajoneó.

2-Canjes durante los gobiernos kirchneristas

Tras el default de la deuda de 2001, se realizaron dos canjes (2005 y 2010) para reestructurar la deuda y volver a pagar. Claudio Lozano, recientemente asumido como director en el Banco Nación, en su libro “La deuda ilegítima” criticó lo que denomina el megacanje de Kirchner, Duhalde, Lavagna y Prat Gay (quien hasta 2004 fue presidente del BCRA) y afirmó que fue un canje inconstitucional, ilegal y sospechado. Según el economista, se trató de una reestructuración de la deuda sin quita a pesar de lo que destacaban las autoridades en esos momentos.

La declaración de Lozano se puede corroborar en lo que ofertó Axel Kicillof para intentar llegar a un acuerdo con los fondos buitre en 2014. El exministro de Economía ofreció las mismas condiciones del canje de 2005 y su argumento fue “Argentina quiere pagarles en condiciones justas a todos los bonistas. Por eso el señor Paul Singer –titular del fondo NML, principal litigante contra la Argentina– puede venir y conseguir un 300 % de ganancia si compra los bonos reestructurados en las condiciones de los canjes que lanzamos en su momento. ¿Esa ganancia es poco para él? Sí, es poco, porque es un buitre”. La historia es conocida, Singer y los especuladores de Nueva York obtuvieron con el macrismo ganancias superiores al 1.000 %.

3-El acuerdo con el FMI está flojo de papeles

El actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof recibió a la delegación del FMI con bizcochitos, y les dijo que el acuerdo con el Fondo “tendría que haber pasado, antes de firmarse, por el Congreso”. Eso sucedió en febrero de 2019, el cuestionamiento al pacto con el organismo ya no se menciona y en febrero vendrá a la Argentina una misión del FMI para controlar la “sostenibilidad de la deuda”.

Claudio Lozano y Jonatan Baldiviezo del Observatorio del Derecho a la Ciudad denunciaron penalmente a Mauricio Macri, Nicolás Dujovne, Guido Sandleris, por la posible comisión de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y Abuso de Autoridad. La denuncia corresponde al segundo acuerdo firmado con el FMI, los querellantes sostienen que dicho entendimiento "es inconstitucional porque debió necesariamente ser tratados por nuestro Honorable Congreso de la Nación, en tanto así lo disponen los incisos 4, 7 y 22 del Art. 75 de la Ley Fundamental”.

4-El Fondo incumplió su estatuto

La Sección 1 del Art. VI del estatuto del FMI en su inciso a) establece que “ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital, y el Fondo podrá pedir al país miembro que adopte medidas de control para evitar que los recursos generales del Fondo se destinen a tal fin”.

En la era Macri se fugaron del país U$S 88.000 millones. Esa suma representa casi un cuarto del PIB (Producto Interno Bruto). La deuda del Estado aumentó en un monto parecido. ¿El Fondo no estaba al tanto de la fuga? Seguramente sí, pero decidió apoyar la campaña electoral de Macri. Alberto Fernández también denunció la fuga, pero ahora también decide cerrar ese capítulo y negociar con el FMI.

5- Bono a cien años

El exministro de Finanzas y expresidente del Central, Luis Caputo emitió un bono a 100 años (¡un siglo!). El fondo Noctua Partners suscribió papeles de dicho bono por U$S 5 millones, compañía que fue administrada por Caputo, según los Paradise Papers.

La operación del bono fue por U$S 2.750 millones y es récord por tener el plazo más extenso de la historia argentina. Todo normal para el gobierno, después de denunciarlo siendo oposición ahora también lo avalará.

Si llegaste hasta acá seguramente te preguntarás por qué no se investigan todas estas irregularidades y se asume, sin beneficio de inventario, el pago de una “deuda odiosa”. Eso mismo planteó Nicolás del Caño, diputado del Frente de Izquierda, en el Congreso. Además, cuando “muchos de los que hoy están en el Gobierno cuestionaban la deuda por ilegítima e ilegal”, agregó Del Caño. Ya de eso no se habla. La prioridad en honrar la deuda en vez de poner todos los recursos del país en función de la necesidad del pueblo trabajador.

 

Notas relacionadas:

Deuda Pública: Auditar antes de pensar en pagar

Suspensión del pago e investigación de la deuda

La deuda pública es un gran condicionante

Argentina: negociaciones de Deuda y Proyecto de Ley de Sostenibilidad

¿La Jefa del FMI preocupada por la desigualdad?

Sobre la suspensión del pago e investigación de la Deuda.

 

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd