Red Eco Alternativo ***

Para que no pierdan sus ganancias

En dos años, solo 10 firmas de gas (4 productoras y 6 Distribuidoras) multiplicaron por cuatro (tarifazos mediante) sus ganancias. Saltaron de 9.038 millones de pesos de utilidades en el 2015 a 37.071 millones en el 2017. Además, las ganancias netas del segundo trimestre del 2018 superaron las de todo el año 2015. Entonces ¿por qué el Estado “estatiza” sus deudas? Por Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas-IPPYP

(Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas-IPPYP) Argentina - En base a la información de los balances de las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores de Buenos Aires es elocuente respecto al disparate que supone poner recursos públicos en estas empresas.

 Buenos Aires, es posible distinguir la evolución del resultado neto que las empresas productoras de gas en la Argentina han tenido desde que asumió la gestión de Macri.

Se trata de apenas 4 empresas (de las 6 que dominan el sector, ya que no cotizan en la Bolsa ni Total Austral, ni Winter Shall, ambas de capital extranjero), que muestran en conjunto una envidiable performance.  De tener en el 2015 una ganancia neta de $9.438 millones, pasan a presentar una pérdida de $21.558 millones en el 2016; pérdidas que recuperan de manera plena en el 2017 dado su resultado neto de $21.462 millones; y para los primeros 6 meses del 2018 la ganancia que acumulan es del orden de los $8.617 millones.

Dentro de este núcleo selecto de firmas, YPF es la que explica dominantemente los resultados de la pérdida del 2016. En ese año la compañía previsionó una perdida millonaria por un juicio en el exterior, es lo que explica ese abultado resultado negativo.

Sin embargo, la tendencia es clara. Los resultados netos del 2017 triplican los del 2015; y los primeros 6 meses del 2018 muestran un resultado que es el doble de toda la ganancia del 2015. En el otro extremo, PAN American Energy muestra una dinámica netamente ascendente en su resultado neto. Ganaba $2.000 millones en el 2015; triplica ese valor en el 2016 (gana cerca de $6.000 millones); pasa a incrementar un 50% esta ganancia en el 2017 (ganan $9.400 millones) y los resultados del 2018 nos muestran una ganancia que por sí sola supera todo el 2015. En el medio se sitúan Tecpetrol, que muestra una tendencia de pérdidas crecientes para el período 2015 – 2017, pero que se revierte en los primeros 6 meses del 2018. Por su parte, Pampa Energía muestra también una tendencia negativa, caen sus ganancias a partir del 2015 y en el primer semestre del 2018, muestra por vez primera un resultado negativo.

1 ganancias distribuidoras gas

Cuadro 1: Resultado Neto de las empresas productoras de gas en Argentina.

Balances anuales 2015 – 2017 y 2do trimestre 2018. En pesos

Para el caso de las distribuidoras de gas la situación se replica, pero con más profundidad. Pasan de acumular pérdidas en el 2015 por $400 millones a ganancias de $642 millones en el 2016; las cuales se multiplican por 24 veces (2300%) en el 2017 por efecto de los tarifazos. Para los primeros 6 meses del 2018 muestran una ganancia neta de más de $2.000 millones, que si bien está por debajo de lo que mostraron en el 2017, sigue estando muy por arriba de la situación del período 2015 – 2016.

Recordemos que estamos presentando solo el resultado neto que las empresas declaran en sus balances, sin adentrarnos aun en cómo se conforman dichos resultados, en particular la evolución de la deuda financiera que para el caso de los números presentados al 2do trimestre del 2018 pueden estar oscureciendo el análisis (principalmente nos referimos a las pérdida que presenta Metrogas en este período).  Puede observarse que, exceptuando Metrogas, el conjunto de 5 firmas que presentan sus balances, muestran una tendencia similar, cada año de la gestión de Macri les muestra un resultado neto superior al año precedente. Particularmente notable en Gas Cuyana y Transportadora Gas del Centro

 

2ganancias productoras gas

Cuadro 2: Resultado Neto de las empresas distribuidoras de gas en Argentina.

Balances  anuales 2015 – 2017 y 2do trimestre 2018. En pesos

Finalmente, en el cuadro 3, agregamos en forma conjunta el resultado neto de las empresas productoras y distribuidoras de gas en la Argentina. El resultado es elocuente. De presentar una ganancia neta de $9.000 millones (muy lejos de las pérdidas que discursivamente se señalaban para justificar los tarifazos), la devaluación del 2016 por efecto principalmente de las previsiones de deuda de YPF, las colocan con una pérdida de $20.900 millones en el 2016. Los tarifazos plenos del 2017 permiten que este acotado número de 10 empresas pasen a tener un resultado neto extraordinario de $37.000 millones en el 2017. Es decir, multiplican por 4 las ganancias que tenían en el 2015. Un crecimiento del 3000% en apenas 2 años. Para el caso del 2018, las ganancias acumuladas del 1er semestre superan por sí sola toda la ganancia del 2015, y eso que no estamos descontando los efectos que sobre la deuda de las empresas en dólares ha provocado las devaluaciones recientes, y que se usan como excusa para un nuevo saqueo a los argentinos.

3ganancias productoras y distribuidoras gas

Cuadro 3: Resultado Neto de las empresas productoras y distribuidoras de gas en Argentina. Balances anuales 2015 – 2017 y 2do trimestre 2018. En pesos

 Con la fuerte devaluación que llevó el dólar de $ 20 a $ 40, en un principio la disputa entre productoras y distribuidoras de gas fue saldada por una Resolución de la Secretaría de Energía que le trasladaba a los usuarios el 50% de la deuda que las distribuidoras habían acumulado como resultado del salto cambiario  de la irresponsable política oficial de dolarización tarifaria.

El disparate que implicaba esa decisión en el marco del aumento de la tarifa del gas, sumado a los problemas de legalidad y constitucionalidad que tenía la medida desataron una ola de críticas que se saldó, como siempre, del peor modo. No se puso en debate el núcleo del problema de cuál es la dolarización tarifaria, ni tampoco se consideró que en un contexto de crisis como el actual aquellos sectores que vienen acumulando rentas extraordinarias debieran aportar en consecuencia.

En este marco, lo que era un saqueo al bolsillo del usuario se transformó en base a la hipocresía que caracteriza a la casta política dominante, en una estatización de la deuda de las distribuidoras.

No existe justificación alguna para que un Estado que en su presupuesto plantea desembarazarse de los subsidios a la tarifa social eléctrica, al agua y al transporte, que además paraliza la obra pública y reduce en un 14% el salario de sus trabajadores, se dedique a absorber las diferencias que por el tipo de cambio tienen las petroleras. Máxime cuando en el propio presupuesto 2019 se incluyen subsidios al oligopolio petrolero por más de 2.800 millones de dólares o lo que es lo mismo unos 114.000 millones de pesos.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!