Trabajo, indigencia, pobreza en tiempos de Macri.

Año 2017 y Primer Trimestre de 2018: La economía creció. Pero aumentaron la pobreza, la indigencia, el trabajo en negro y la desocupación. Las cifras más altas se registran en el conurbano bonaerense. Reproducimos un informe del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana.

En marzo de este año, el Presidente anunciaba para el último semestre del 2017 un descenso de la pobreza de varios puntos respecto a la primera parte del mismo año. “Es una noticia que nos da esperanza”, afirmó esa vez.

Seis meses después Macri dice: “La reducción de la pobreza se va perder”. O sea que durante el primer semestre de este año aumentó nuevamente.
¿Es muy sorpresivo este cambio o la pobreza se mantuvo en altos niveles aun en ese período de crecimiento? Veamos.

Durante el 2017 la economía creció 2,9%, con picos mensuales en octubre (+5,2%) y noviembre (+4,3%). En el primer trimestre de este año siguió el ascenso: enero (+4,0), febrero (+5,0) y marzo (+2,1).

Desmenuzados los datos de los cuatro trimestres del 2017, y el primero de este año, se ve que ese crecimiento no permitió que la pobreza y la indigencia descendieran en la misma proporción.

En el promedio de todo el país trimestre a trimestre la pobreza osciló entre el 27% y el 29% llegando a superar el 31% en el segundo trimestre del año pasado. La indigencia se movió alrededor del 5% de la población total del país. Pero es en el conurbano bonaerense donde se verifican –durante los cinco trimestres analizados- los más altos niveles de pobreza e indigencia.

Las causas hay que buscarlas en las diferencias sustanciales entre el avance de los precios de las Canastas Básicas y los aumentos otorgados a los salarios. Según el relevamiento de precios de las Canastas Básicas del IBP/ISEPCI, y del Índice de Salarios publicado en mayo pasado por el INDEC, en ningún caso los aumentos promedios de los salarios, ya sean públicos o privados, registrados o no registrados, alcanzan a cubrir los aumentos de precios de los alimentos registrados durante el último año. 
pobreza mayo mayo

Sin dejar de tener presente que estábamos en presencia de un período de crecimiento de la economía, a lo largo de los últimos cuatro trimestres, la cantidad de puestos de trabajo permaneció estable con un leve crecimiento, pero el empleo en blanco (registrado) proporcionalmente decreció, mientras que fue el no registrado (en negro) el que creció.

empleo registrado noregistrado

Siguiendo evolución del empleo es importante observar el desarrollo de las tasas de desocupación. Según las cifras oficiales los porcentajes comparados entre los mismos trimestres de los dos últimos dos años (2016 recesivo, 2017 en crecimiento) los niveles de desocupación no variaron mucho. El 7,2% de desocupación del cuarto trimestre del año pasado, celebrado por el gobierno como el más bajo de los últimos tiempos, no fue muy diferente al 7,6% de igual período del recesivo 2016. Mientras que al igual que con los índices de pobreza, indigencia y trabajo en negro los más elevados están en el conurbano bonaerense.
desocupados2016 2018
Los propios anuncios del gobierno para este segundo semestre del año predicen una fuerte caída de la actividad económica. Todas las tendencias negativas para los sectores de menores ingresos que estuvieron presentes en el período de crecimiento, (incluidos los primeros tres meses de 2018) seguramente se van a profundizar de aquí en adelante.
Poco se había ganado en el 2017, mucho se seguirá perdiendo en 2018.

Isaac Rudnik/Marcelo Maqueda/Sebastián Smerling
www.isepci.org.ar

DMC Firewall is a Joomla Security extension!