Red Eco Alternativo ***

Deuda externa- deuda interna: dos caras del mismo modelo de dominación

El problema de la deuda sigue condicionando las posibilidades de desarrollo y bienestar de los pueblos. El endeudamiento está íntimamente relacionado a los modelos  económicos que depredan los bienes comunes y da poder a quienes dominan las economías mundiales. Análisis y acción son los objetivos de la 1º Conferencia Internacional sobre la deuda que se desarrolla en la Ciudad Buenos Aires.  Red Eco Alternativo

(Red Eco) Buenos Aires - La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) será la anfitriona hasta mañana viernes de  la 1º Conferencia Internacional “Deuda, Bienes Comunes y Dominación” que comenzó ayer miércoles. Es por eso que Hugo Godoy, su secretario adjunto, a modo de apertura, dio la bienvenida y  resaltó que este encuentro intenta ser no solo un ámbito de reunión y análisis sino también de acción.
“No queremos ser solamente analizadores de una realidad que nos sojuzga, que nos aplasta sino que juntos estamos en la búsqueda de formas de acción, de organización y lucha que nos permitan encontrar salidas”, comenzó diciendo.
Godoy reflexionó sobre los mismos caminos por los que transitan tanto la deuda externa como la interna: “Se afirman sobre un modelo de desarrollo capitalista que tiene que ver con el extractivismo, con la exportación de los bienes  comunes” tanto en Argentina como en Latinoamérica. “Tienen que ver con un modelo de concentración de la economía en manos de los grandes grupos multinacionales que explotan la megaminería, con la sojización; tienen que ver directamente con la extranjerización y concentración de las riquezas de nuestro país”.
El panel inicial recogió las voces de Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas y Pablo Micheli (Argentina), Jerome Duval (Grecia), Camile Chalmers (Haití) y Sacha Llorenti (Ecuador).
Adolfo Pérez Esquivel comenzó recordando que el movimiento de derechos humanos, dentro de sus luchas decía NO al Pago de la Deuda y que “algunos bajaron las banderas”. Hizo luego referencia a la reciente formación de una Comisión Bicameral para investigar la Deuda. “La deuda ilegítima ya está investigada. Lo hizo el Dr. Alejandro Olmos. Lamentablemente la cajonearon (a la investigación) en la Cámara de Diputados y ahí sigue durmiendo. Entonces sobre qué van a investigar ¿sobre lo ya investigado? ¡No!”, afirmó el Premio Nobel de la Paz.  
Señaló además que nunca hubo voluntad política de los gobiernos anteriores ni del actual en abordar el problema de la deuda: “No existe voluntad política ni del gobierno ni de la Cámara de Diputados donde tienen mayoría”, dijo, para luego agregar que se le ha entregado en innumerables ocasiones informes sobre esta temática y se le ha pedido reuniones que fueron sistemáticamente negadas.
“Cuando hablamos de los fondos buitres, con el perdón de los buitres, nos agarramos con ellos pero no tienen nada que ver con la deuda. Son estos señores que compran por nada y después quieren todo. Y el gobierno está dando vueltas porque no existe la voluntad política de hacer auditoria, ni de investigar”.
También afirmó que el problema de la deuda está ausente en el debate de las dirigencias políticas, salvo excepciones.
Luego de nombrar a multinacionales como Monsanto, Chevrón y La Alumbrera, Pérez Esquivel explicó que la deuda sirve para el saqueo sin piedad de los recursos de los pueblos y para mantener esta dominación. “La deuda es parte de todo esto, no es un hecho aislado de las políticas que se implantan tanto en Argentina como a nivel continental.  Mientras no haya una acción mas directa de los pueblos, los gobiernos van a hacer lo que quieren y no lo que deben”, esto en el marco de una democracia que definió como delegativa y no participativa.
“Estamos ante un desafío muy grande de ver cuáles son los caminos alternativos para superar esta situación y que no se continúe profundizando la grave situación que hoy viven nuestros pueblos que son de dependencia de colonialismo y de sometimiento”, finalizó.
El griego Jerome Duval, miembro de CADTM (Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo), con un claro castellano de cadencia afrancesada, repasó la  situación que se vive en su país y cómo ha influido el tema de la deuda: “En nombre de la deuda se recorta el presupuesto social, la salud, se disminuyen los derechos de los trabajadores y trabajadores. Y nunca en los medios de comunicación comerciales, al menos en Europa, se habla del no pago como una salida posible a la crisis que estamos padeciendo en Grecia, por ejemplo. En Grecia en estos años ha subido el desempleo en un 270% para llegar ahora a un 26%, han bajado las pensiones un 45%, han reaparecido enfermedades como la sífilis, la tuberculosis y se han multiplicado los casos de Sida. Digo esto porque la Deuda Mata, como dice ese lema que se ha hecho popular”.
Duval repasó luego cómo se fue gestando el movimiento tanto en Grecia como en España por el no pago de la deuda bajo el lema “No debemos, no pagamos. La deuda no es nuestra” como rechazo a cualquier deuda que no haya beneficiado a los pueblos.
Comentó sobre el chantaje de los acreedores de Grecia hacia el pueblo, intentando que se apliquen medidas de ajuste para poder recibir nuevos préstamos. “Desde agosto han bloqueado el último tramo de lo que llaman ‘rescate’ a Grecia. Mientras tanto el país sigue pagando cada vencimiento a los acreedores. Ya han pagado mas del 10% del PBI, desde entonces en capital e intereses”, detalló.
Duval finalizó con una convocatoria a unir fuerzas en apoyo a su pueblo, tal como lo expresa el “Llamamiento en apoyo de la Grecia que resiste y su Comisión de la Verdad sobre la Deuda a Pública”, por el derecho de los pueblos a auditar la deuda y para que se conformen comisiones similares donde sea posible.
“Les traigo un saludo de resistencia y de rebeldía. Desde el Caribe de Fidel Castro, de Martí, de Bishop, de Bolívar, de Hugo Chávez Frías”, arrancó con voz profunda y firme Camile Chalmers de Haití, luego de agradecer la participación de diversas organizaciones en el reclamo del retiro de tropas de intervención en su país.
Para el haitiano, la lucha contra la dominación de la deuda es fundamental  como también es importante articularla con diferentes luchas para poder obtener logros, como la lucha contra la militarización, contra el libre comercio y la lucha para la justicia climática. Respecto a la deuda rescató experiencias desde los pueblos de No pago, de auditoria y de exigir restitución y reparación. “Desde el Caribe ha surgido una propuesta muy interesante firmada por 14 países para exigir la restitución y reparación de la Deuda de la Esclavitud”.
Sacha Llorenti, embajador de Bolivia ante Naciones Unidas, es además –por decisión de la Asamblea de la ONU – presidente del Comité Especial sobre el Mecanismo Legal Multilateral para la Reestructuración de la Deuda Soberana, iniciativa que presentó Argentina y que fue aprobada por el G77 + China.
Durante su intervención, relató el papel que juega Bolivia en ese ámbito internacional para cumplir un “compromiso revolucionario” basado en tres pilares: el anticapitalismo, el antiimperialismo y el anticolonialismo.
El tema de la reestructuración de deuda es uno de los pocos ejemplos dentro de Naciones Unidas vinculados al debate sobre el corazón de este sistema financiero internacional, ya que, según comentó, esta temática es de tratamiento exclusivo y excluyente del Fondo Monetario Internacional.
Luego de describir qué es el G77 (integrado por 134 estados, basados en principios de solidaridad y unidad de los países en desarrollo que llevan adelante negociaciones conjuntas en el seno de Naciones Unidas) comentó la iniciativa que partió desde allí de invitar al ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, para que explique lo que pasaba con los “fondos buitre”. Resaltó luego la claridad del ministro en cuanto a la explicación dada al G77 y la manifestación de varios embajadores de la similitud de la situación con sus países. De allí surgió la iniciativa de elaborar un proyecto de resolución que fue aprobado el 9 de setiembre pasado dando mandato a la Asamblea de Naciones Unidas para crear un mecanismo multilateral de reestructuración de deuda soberana. Así surgió el Comité Especial presidido por Bolivia.
Para finalizar, rescató la experiencia de Bolivia afirmando que muchas cosas que se pueden hacer en el ámbito multilateral dependen de lo que se haga a nivel local: “Primero denunciamos al CIADI y Bolivia no es parte más del CIADI porque es un escenario para favorecer a las grandes multinacionales. Segundo, como mandato constitucional denunciamos todos y cada uno de los tratados bilaterales de inversión porque no solo violan la soberanía sino también los derechos humanos. Imagínense que ahora hay una cultura depredadora para que se incorporen los tratados bilaterales a la deuda como si fueran inversión y entonces cuando uno no paga es una expropiación y luego cae en tribunales como el CIADI”.
La siguiente intervención - que se suponía la última de este primer panel porque Nora Cortiñas aún no había llegado de la convocatoria Ni Una Menos - estuvo a cargo de Pablo Micheli, secretario general de la CTA Autónoma. “Para nuestra Central es un salto cualitativo poder llevar adelante este encuentro. Antes el tema de la deuda era central y ahora ha pasado a ser algo secundario. Ni siquiera se trata, los candidatos que más posibilidades tienen (de ganar las elecciones) ni lo mencionan. En la década del 80 o del 90 no se podía ir a una campaña  sino se hablaba de la deuda”, reflexionó.
“Nuestra Central es, por definición filosófica, ideológica y fundamentalmente por convicción, clasista, antiimperialista y anticapitalista. Está para transformar las cosas y por eso creemos que el tema de la deuda no debe ser solamente un párrafo en un programa sino una tarea para volver a recuperar esa conciencia colectiva que una vez tuvo el pueblo argentino y hacerlo en el contexto latinoamericano y si puede ser mundial”, dijo.
Micheli aseguró que es necesario que los dirigentes, los militantes, se convenzan que con esta deuda no se puede crecer, no se puede desarrollar ningún pueblo: “Es el problema principal que tenemos y que no se puede enfrentar solamente con discursos”.
En línea con lo comentado por Llorenti, el secretario de la central sindical opositora al gobierno dijo: “Bolivia ha tomado la decisión de salir del CIADI y es algo que nosotros venimos reclamando como central desde hace mucho tiempo al gobierno argentino, que si dice dar la lucha contra los fondos buitre, tenga la actitud de irse del CIADI. Nosotros decimos que muchas veces quienes nos gobiernan van y dan discursos muy lindos, como el ministro de Economía pero después en casa hacen lo contrario. Entonces van y pagan la deuda con el Club de París que ha sido engendrada, producida y contraída con la sangre de los 30.000 compañeros desaparecidos. Si uno es clasista, anticapitalista y antiimperialista tiene que pelear a fondo, retirar las tropas de Haití, también del CIADI y luchar por la distribución justa de la riqueza”.
Y Norita Cortiñas llegó. Sencilla y humilde como es, no quería subir para hablar porque los integrantes de este panel estaban retirándose para dar paso al siguiente. “Yo vine a aprender acá en este foro, vine a escuchar a todos ustedes y llevarme cada día un poco mas de aprendizaje. Porque cuando nos dicen por qué una madre habla de la deuda, y cuando pienso que Gustavo (Cortiñas, su hijo que se encuentra desaparecido desde el 15 de abril de 1977) es parte de la deuda no lo pueden creer. Porque (la deuda) tiene que ver con la época de la dictadura cívico-militar-religiosa y todo el gasto que hicieron para poder implementar el Terrorismo de Estado”, arrancó Norita.
Ante un auditorio que la escuchaba en absoluto silencio, fue detallando para qué cosas los militares pidieron plata: “para armar los campos de concentración, para comprar las armas con las que torturaron a nuestros hijos y nuestras hijas, para pagarle sobresueldos a los genocidas para usar la picana y para la tortura, para alimentar toda esa parafernalia terrible que vivimos. Luego armaron un mundial (de fútbol) para tapar todo eso y también pidieron millones de dólares, más los que se metieron en el bolsillo. Y después para la guerra de Malvinas, donde otra generación de jóvenes también pagó las consecuencias de esta parafernalia. Y ahora tenemos el golpe que la Corte Suprema de Justicia no quiere reconocer que las torturas que tuvieron los jóvenes en las islas son un crimen de lesa humanidad”.
“Este es el cuadro doméstico, dramático y siniestro del día a día de la deuda”, definió Norita, una deuda que se sigue pagando y sigue aumentando. Y para cerrar, luego de una hermosa humorada, se hizo cómplice con todos los presentes y contó una intimidad: “Yo a veces hablo con Gustavo y le pregunto: ¿Gustavo estaré bien, no estaré metiendo la pata? Y siento esa vocecita de Gustavo: ‘Dale mamá, seguí que tenés mucho para hacer, sos joven’”.
Y su cierre tuvo que ver con ese claro vínculo que hizo entre deuda y dictadura. Fue su  invitación a acompañarla tres veces en el grito de: “¡30.000 detenidos desaparecidos presentes, ahora y siempre. Hasta la Victoria Siempre, Venceremos”.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!