Continúa detenido en Córdoba, Mario Silvestre Liñán Vásquez.

El albañil peruano está acusado de haber participado de un atentado fallido en su país y el juzgado federal se encuentra analizando un pedido de extradición.


(Cecilia Litvin – Red Eco) Córdoba - Aunque está previsto que a fines de esta semana, el abogado de Liñán Vásquez, Enrique Franz Prieto Terán, presente un escrito de oposición a la extradición, preocupa la situación de Vázquez, que fue detenido el 11 de diciembre pasado acusado de haber participado en un atentado fallido en la localidad peruana de Chimbote,  en 1992.
Un testigo encubierto declaró haberlo visto en el lugar de los hechos, pero su testimonio fue desestimado durante la realización de un primer juicio en 1994. En ese momento, la Justicia de Perú no pudo reunir pruebas en contra de Liñán Vásquez, por lo que éste fue absuelto.
Al momento de esta primera detención, y aunque fue fuertemente torturado, Liñán Vásquez en ningún momento admitió haber sido parte de alguna organización y mucho menos de haber participado de un atentado.
Luego de este juicio, fue detenido por segunda vez (por el mismo hecho) y fue nuevamente sobreseído, pero esta situación lo llevó a querer abandonar Perú. De su país salió legalmente en 2000, lo que demuestra que no tenía en ese momento ninguna causa pendiente. Tanto su documentación peruana como argentina está en regla, de hecho hace pocos meses renovó su pasaporte en el consulado de Perú (esta información fue confirmada por la misma policía que lo detuvo en Córdoba).
Al llegar a la provincia argentina (en donde ya vivía su hermana Elizabeth) Mario comenzó a trabajar como albañil, conoció a su actual mujer Dina y tuvo tres hijos de 9, 3 y un año. Pero todo volvió a tornarse oscuro cuando efectivos del Departamento Unidad de Investigación Antiterrorista (DUIA) de la Policía Federal ingresó a su casa en diciembre último y lo detuvo nuevamente.
Al parecer, la justicia peruana lo está buscando desde 2002, ya que apareció una nueva declaración de una “testigo encubierta” que afirma que en realidad Vázquez no participó del intento pero sí reclutó gente para llevar adelante el atentado
¿Cómo se entiende que una persona que fue sobreseída dos veces vuelva a ser detenida por el mismo hecho? Es que las figuras y métodos de la ley antiterrorista vigente en Perú considera que si se obtienen nuevos testimonios es posible volver a acusar a una persona.
Vale aclarar que en Perú está vigente la Ley Nº 25475 (Decreto Ley 25475 del gobierno de facto de Alberto Fujimori, publicado en mayo de 1992) que establece la penalidad para los delitos de terrorismo y los procedimientos para su investigación y juicio. Esta norma considera terrorista a todo aquel que “provoca, crea o mantiene un estado de zozobra, alarma o temor en la población o en un sector de ella, realiza actos contra la vida, el cuerpo, la salud, la libertad y seguridad personales o contra el patrimonio, contra la seguridad de los edificios públicos, vías o medios de comunicación o de transporte de cualquier índole, torres de energía o transmisión, instalaciones motrices o cualquier otro bien o servicio, empleando armamentos, materias o artefactos explosivos o cualquier otro medio capaz de causar estragos o grave perturbación de la tranquilidad pública o afectar las relaciones internacionales o la seguridad de la sociedad y del Estado, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de veinte años”.
Es interesante ver también cómo algunos medios nacionales publicaron la noticia de la detención de Mario Liñán Vásquez. El diario La Nación, por ejemplo, reproduce en su edición del 11 de diciembre de 2008 un cable de la agencia oficial de noticias Télam: “Córdoba: detienen a un terrorista peruano. Se trata de Mario Silvestre Liñán Vasquez, miembro de la organización Sendero Luminoso; Interpol lo buscaba desde 2002 por un intento de atentado terrorista en Lima”.
Recién en el cuerpo de la nota se aclara que “según los investigadores policiales, la principal sospecha es que el hombre habría pertenecido en su país a la organización terrorista Sendero Luminoso” y se hace referencia a que se lo acusa de haber reclutado gente para la realización de un atentado que no se llevó a cabo. En ningún momento se informa que Liñán Vásquez ya fue juzgado y absuelto, no una sino dos veces.
Lo concreto es que actualmente, Mario Silvestre Liñán Vázquez continúa detenido en el penal cordobés de Bouwer a la espera de que la Justicia Federal se expida sobre el pedido de extradición.
La situación es aún más preocupante si se tiene en cuenta que recientemente el gobierno argentino ha sentado un antecedente con la extradición al Paraguay de los seis campesinos paraguayos a quienes había prometido el refugio político; y con la orden de expulsión de los chilenos Freddy Fuentevilla Saá y Marcelo Villarroel Sepúlveda, prisioneros en Neuquén.

Nota relacionada: Con pedido de extradición

Our website is protected by DMC Firewall!