Con pedido de extradición

Mario Silvestre Liñán Vázquez permanece detenido en la Ciudad de Córdoba desde hace varios días. Es un albañil peruano radicado en Argentina desde hace unos ocho años, por quien el Estado peruano ha realizado en marzo pasado un pedido internacional de captura.

 

Lo acusan de haber participado en un atentado fallido en la localidad de Chimbote (Perú) en 1992. Liñán Vázquez ya fue llevado a juicio en el Perú por este caso en 1994 y fue absuelto.
Ingresó legalmente a la Argentina en el año 2000. Su documentación, tanto peruana como argentina está en regla y su pasaporte ha sido tramitado ante el consulado peruano en Córdoba.
El hecho de que se haya librado una segunda orden de detención en un caso que ya ha sido juzgado habla a las claras de que no existen garantías jurídicas mínimas para Liñán Vázquez por parte del estado peruano. En el transcurso de su primera detención, Liñán Vázquez fue torturado en busca de una confesión. No hay garantías de que esto no vuelva a suceder.
El gobierno argentino ha sentado antecedentes recientes con la extradición al Paraguay de los seis campesinos paraguayos a quienes había prometido el refugio político; y con la orden de expulsión de los chilenos Freddy Fuentevilla Saá y Marcelo Villarroel Sepúlveda, ambos prisioneros en Neuquén, hace más de treinta días en huelga de hambre
Mario Silvestre Liñán Vázquez se encuentra detenido en el penal de Bouwer a la espera de una resolución de la Justicia Federal. Trabajaba como albañil y tiene a su mujer y sus tres hijos de 9, 3, y 1 año.
Fuente: Movimiento Teresa Rodriguez-Córdoba Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!