Red Eco Alternativo ***

Más de 30.000 razones para seguir resistiendo

Cientos de personas participan hoy de la 28° Marcha de la Resistencia. Reflexiones sobre por qué y ante qué seguir resistiendo.
(Margarita Pesoa y Cecilia Litvin – Red Eco) Argentina. Desde hace 28 diciembres, primero mujeres buscando a sus hijos, más tarde Madres de Plaza de Mayo reclamando por la aparición con vida de sus seres queridos, luego miles de personas exigiendo el fin de la impunidad, llevan adelante la llamada Marcha de la Resistencia. Año tras año, esta manifestación va resignificándose. Cabe preguntarse entonces, ¿qué significa hoy resistir? ¿A qué nos resistimos y por qué?
Para Nilda Eloy de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos responder qué significa hoy resistir es doloroso: “Lamentablemente al día de hoy hay más 30 mil razones para seguir resistiendo. Hoy sentimos que se está usando todo este tema, y el sistema sigue siendo el mismo, las fuerzas represivas siguen siendo las mismas y aquellos que en dictadura fueron desaparecidos, son los que hoy podemos llamar excluidos. Aquello que en dictadura, o previamente, nos horrorizaba, en cuanto a los niveles de pobreza, hoy vivimos en un país en donde hay hambre, donde miles de chicos mueren por causas absolutamente previsibles, y otros miles son detenidos por solo portar una cara, una determinada edad. Este es un país que nos empuja y obliga a seguir resistiendo, por eso esta marcha”.
Ricardo Peidro, secretario de Derechos Humanos de la CTA, coincide: “En la democracia hay una deuda muy importante que es el hambre. En un país hecho de pan no puede haber chicos que mueren de desnutrición, no puede haber millones de compatriotas que están por debajo de la línea de pobreza y de indigencia. Esas son decisiones políticas, no hay otra cuestión. De ahí que nuestra pelea tiene que ir también en ese sentido. Los derechos humanos vulnerados de los que no pueden vivir una vida digna”.
Amy Rice, integrante de HIJOS Capital, considera que la consigna de este año refiere a que sobre la base de la impunidad no es posible construir el país con el que los desaparecidos soñaron: “Tenemos las causas contra los genocidas, que fueron reabiertas hace cuatro años, pero en este momento nos encontramos con que, más allá de ciertas condenas históricas que nos ayudan a ver lo que puede llegar a hacer la Justicia cuando quiere terminar con la impunidad, lo concreto es que tenemos más prófugos que condenados, tenemos cientos de causas en las que los genocidas imputados siguen gozando de cárceles vip o domiciliaria. Entonces es necesario juicio y castigo ya para terminar con la impunidad y para poder desde ahí empezar a discutir y ver qué proyecto de país querían y queremos. Si cesa la impunidad podemos empezar a transformar el presente y el futuro”.
En el marco de la agrupación HIJOS, Amy considera que todas las marchas de la resistencia se ven plasmadas por las realidades coyunturales: “Desde ese lugar, lo que estamos haciendo es instalar diferentes mesas para explicar qué es lo que está sucediendo ahora, no sólo en cuanto a los juicios, sino también en relación a nuestros hermanos apropiados. Este año tuvimos siete restituciones, pero también entendemos que son cientos de jóvenes los que todavía no conocen su verdadera identidad”. “Por otro lado, no podemos ser ajenos a lo que es la situación en la Ciudad de Buenos Aires hoy, con el gobierno de Mauricio Macri, y las disputas y discusiones que se están dando en función de distintas políticas sociales y culturales, en cuanto a los derechos que se garantizan o no, qué es lo que está pasando hoy con la educación, con la salud”, concluye Amy.
Para Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo – Línea Fundadora “la principal resistencia para madres, abuelas, familiares, hijos, hermanos, y los que tienen memoria, se debe a que todavía no sabemos la verdad, no sabemos qué pasó con todos y cada uno de nuestros hijos”. “Después hay muchos motivos para seguir resistiendo – agrega -, todos estos juicios de los que estamos tratando de que se haga una megacausa, porque se mueren los represores, se mueren las madres, y todavía no podemos saber la verdad (…). Pero después de tantas marchas también es conmovedor ver que seguimos de pie, con bastones algunas, otras con carritos, pero se sigue caminando, se sigue resistiendo”.
Peidro coincide con Taty en que la reivindicación histórica de la resistencia se relaciona a la necesidad de saber la verdad: “¿Qué pasó con los compañeros, cuál fue su destino final? Que todos los genocidas vayan a la cárcel común, como así también todos aquellos responsables civiles que financiaron ese golpe. Por supuesto está el pedido por el primer desaparecido en democracia, que es Julio López, porque lo que pasa y pasó con él es un golpe al corazón del Nunca Más. Esta marcha también es por su aparición con vida. Para nosotros la democracia completa sería también que se cumplan los sueños de los compañeros desaparecidos que es vivir en un país con justicia social”.
En relación a esto, Amy explica que la invitación a la marcha es amplia: “Esta movilización comenzó siendo de los organismos pidiendo la aparición con vida de los detenidos desaparecidos, pero hoy se termina pidiendo justicia, que se termine la impunidad, se pide por nuestros hermanos apropiados, se pide llegar a la redistribución de la riqueza, que no haya más pobres, no más trabajo precarizado, pedimos por los pueblos originarios”.
En cuanto a los actuales reclamos de la marcha, Nilda sostiene que lamentablemente son repetidos: “Reclamamos cárcel común, perpetua y efectiva a los genocidas; reclamamos por nuestro derechos a la vida, por la aparición de Jorge Julio López y por el juzgamiento a los responsables de su secuestro. Yo creo que como todos los años marchamos fundamentalmente por la vida”.
 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!