Red Eco Alternativo ***

Jornada Antirrepresiva a 8 años sin Omar Cigarán

Se realizará este sábado 20 de febrero, de 14 a 20, en la plaza ubicada en Diagonal 80 y 155 de La Plata. El 15 de febrero de 2013 el policía bonaerense Diego Walter Flores asesinó de un disparo a Omar Cigarán, de 17 años en el barrio Hipódromo de La Plata, en un supuesto intento de robo. “A 8 años del asesinato de Omar seguimos denunciando la represión del gatillo fácil a manos de agentes armados del Estado y señalamos a la justicia de clase como cómplice de la impunidad del policía asesino Flores”, afirmaron desde el Colectivo contra el Gatillo Fácil de La Plata.

Desde el Colectivo señalan que la causa judicial por Omar tuvo un largo recorrido marcado por trabas e impunidad: “Al año de sucedido el hecho la fiscal Ana Medina quiso cerrar la investigación, y solo la insistencia de la familia, entonces representada por la Asociación Bru, logró que el expediente se elevara a juicio oral. Una vez allí se sufrió el abandono del ministerio público, ya que no se designó fiscal para acusar a Flores. La familia de Omar, esta vez representada por Correpi y La Ciega, hicieron la acusación en soledad contra la defensa de 5 abogados defensores pagados por el ministerio de Seguridad provincial. El 11 de abril de 2017 el Tribunal Oral Criminal 4 de La Plata absolvió al sargento Flores, asesino confeso de Omar, con la excusa del 'cumplimento del deber' y la 'legítima defensa'. Apelado el fallo en Casación los jueces Jorge Celesia y Martín Ordoqui, convalidaron la absolución y dijeron que si bien no hubo “cumplimiento del deber” porque la ley orgánica de policía no obliga a matar, Flores está justificado en el artículo 34 del código penal. En el veredicto del TOC 4 los jueces Emir Caputo Tártara y Juan Carlos Bruni no explicaron por qué el arma que se le atribuye a Omar pasó desapercibida ante la mirada de decenas de policías y fue encontrada 4 horas después en sus calzoncillos en la Morgue Policial. Tampoco explicaron cómo no se encontró restos de sangre en el arma si Omar tenía ambas con manchas hemáticas.

En diciembre de 2019 la familia de Omar presentó un recurso extraordinario ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense para que se revise el fallo absolutorio, que volvió a rechazar nuestro pedido. Luego apelamos a la Corte Suprema de Nación, con muy pocas expectativas de un fallo favorable. Entendemos que esta justicia clasista intenta reafirmar una y otra vez la impunidad policial, avala el hostigamiento, la represión cotidiana, las amenazas y los aprietes a los pibes y pibas pobres.

La bronca que nos generó aquel fallo absolutorio del asesino Flores nos da hoy más fuerza para seguir luchando y acompañando a Sandra, la mamá de Omar, en la denuncia de todos los casos de represión estatal en nuestra zona. Así están presentes en nuestro reclamo Darián Barzábal, Ezequiel Heredia, Cristian “Rusito” Perez, Víctor González, Damián Corvalán, Mauricio Andrada, Ismael Perusatto, Daniel Migone, Miguel Bru, Andrés Nuñez, Soledad Bowers, Nicolás Vargas, Sebastián Nicora, Braian Mogica, Néstor Canizzo, Rodrigo Simonetti, Maximiliano Campos, Matías Marincovich, Germán Ramón Gomez, Santiago Maldonado, Johana Ramallo y tantxs otrxs que nos arrebataron”.

Al cumplirse ocho años del asesinato de Omar, la Agencia Andar entrevistó a Sandra, su mamá.
“El 15 de febrero se cumplieron 8 años del asesinato de Omar, todos los años lo recordamos y este decidimos hacer una jornada distinta y elegimos como fecha el 20 que es el día de su cumpleaños. Queríamos recordarlo de otra manera, con un poco de alegría y un poco más de fuerza, que sea algo distinto”, expresó.

Esta vez decidieron no hacer eje en “el caso” y rodearse de quienes los acompañaron y conocieron en su trayectoria de lucha en la placita donde Omar se juntaba con sus amigos: “Es la placita de los pibes, se le inauguró ese nombre el año pasado porque le decían la placita de Omar y para mí es de los pibes. Van a venir familiares a contar sus historias de otros pibes asesinados, va a haber artistas, un buffet, una rifa de libros -Vivir sin justicia, que cuenta la historia de Omar, de Mariana Sidoti y La mala fama de de Rubén Calligo- . También se va a estar restaurando el mural que recuerda al joven, varios graffiteros escracharon los murales. Así como nosotros respetamos su arte estaría bueno que aprendan a respetar estos murales”, agregó Sandra.

“Cuando a mí me pasó lo de Omar estuve un año sola, sin nadie que haya tenido la misma perdida que yo, yo sé lo que es estar sola cuando te matan a un hijo y aprendí un montón en el camino. Primero a ser solidaria, y a que no me importe qué estaba haciendo el pibe, lo importante es que eran pibes jóvenes que tenían derecho a una vida, hay una ley que cumplir si hicieron lago mal (…). Muchas veces pensé en dejar la lucha. Incluso después del juicio dije basta. Pero también siempre digo que la única lucha que se pierde es la que se abandona, y no puedo abandonar a tantas mamás que me escriben, que les hace bien hablar conmigo. Esa tarea para mí es muy difícil, pero la justicia por Omar yo ya la conseguí en la calle, porque la justicia avaló y absolvió a Flores”, detalló Sandra a la Agencia Andar.

El juicio fue en 2017 y el Tribunal Oral Criminal N 4 dictó una sentencia absolutoria por mayoría, meses después la Sala V del Tribunal de Casación Penal la confirmó. El año pasado, la Corte Bonaerense declaró inadmisible, por razones técnicas, un recurso de queja. La causa está ahora en la Corte Suprema de Justicia, sin novedades. “Sabemos cómo son los tiempos de la justicia, no son los nuestros, y expectativa no tengo casi ninguna porque ya conozco la respuesta, desde 2017”, finalizó Sandra.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!