Red Eco Alternativo ***

“Lo que dejaron Maxi y Darío son semillas de rebeldía organizada”

En este 26 de junio de lucha, desde el Enredando las Mañanas dialogamos con Mariana Geraldi, parte de la Comisión Justicia por Darío y Maxi, quien desde la Estación recordó a Darío, su compañero de militancia y todo lo que significó este día para el movimiento piquetero. Por RNMA.

Mariana Gerardi en el momento de los asesinatos era militante de la Coordinadora Aníbal Verón, del Movimiento de trabajadorxs Desocupadxs (MTD) y compañera de militancia Darío Santillán junto con el cual tuvo la oportunidad de compartir muchas experiencias de lucha. No llegó a conocer a Maxi quien, como menciona, en ese entonces se estaba sumando al MTD de Guernica.

“El 26 de junio fue una pulseada al gobierno de Duhalde a nivel nacional y de Felipe Solá en la Provincia de Buenos Aires, donde se ponía en juego la línea piquetera”, recuerda Mariana. En ese entonces, venían de fuertes planes de lucha dentro de los cuales sufrieron otra muerte, el asesinato de Javier Barrionuevo en un corte en Esteban Echeverría. “El gobierno había salido a decir que iba a prohibir la posibilidad de la manifestación pública y el corte a los accesos de la capital”, cuenta Mariana. En ese contexto entonces, el 26 de junio fue, tal como relata la compañera “una decisión política, muy colectiva y elaborada en las asambleas”.

Mariana recupera aquellas experiencias asamblearias, cuyas enseñanzas se mantienen en la actualidad, donde cada detalle era tenido en cuenta, se organizaban por ejemplo, en una primera línea de cuidado y autodefensa en contra la fuerza represiva del Estado. Ella había participado en la organización de la retirada de la columna junto a Darío, “habíamos charlado mil veces, Darío era un compañero muy preocupado, ocupado y atento a poder pensar el cuidado colectivo por lo cual eso estaba pensado con el mayor compromiso posible”.

Y así lo recuerda a su compañero como “un pibe de barrio con la particularidad de la búsqueda permanente de la organización y lucha del pueblo”. Esa búsqueda, que encontraba en las organizaciones piqueteras, que como retoma Mariana, estaban formadas por dos actores políticos que siguen pisando fuerte hoy en día: las mujeres y la juventud. Y es en esta última donde hoy encuentra la potencia Darío: “Él encarna a esxs pibxs que siguen viniendo en nuestras barriadas, que sufren en carne propia las pobrezas y miserias del sistema, que se indignan frente a eso y ven la necesidad de organizarse”.

Pasaron 18 años, pero esos ideales se mantienen en la lucha. “En este marco de miseria y de hambruna que hay en nuestros territorios, cuando vemos a nuestras compañeras todos los días poniendo su cuerpo en esa ollas para que miles de familias vengan a morfar, ahí están Darío y Maxi”, relata Mariana y agrega con convicción y emoción: “ellos son semillas de rebeldía organizada”.

En la actualidad, tal como relata la compañera, las organizaciones han podido sostener, desarrollar y consolidar muchas luchas: “Ese objetivo primero que era el trabajo, la dignidad y el cambio social, siguen más vivos que nunca”.

Y hoy, con las medidas de seguridad propias del contexto, organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos concentraron sobre el Puente Pueyrredón para realizar el acto central. “Darío puso el cuerpo y este 26 de junio no cabe otra que seguir estando acá. Revindicamos su lucha siguiendo su ejemplo, con esa responsabilidad política, e invitamos a todxs a que busquen su lugar en esta trinchera de rebeldía hacia luchas necesarias”, finalizó Mariana.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!