Red Eco Alternativo ***

Por la espalda

La autopsia de Facundo Scalzo, el joven acribillado por gendarmes la semana pasada en el Barrio Rivadavia de Bajo Flores, confirmó que recibió cuatro disparos por detrás. Además, el análisis dermotest no encontró residuos en sus manos, por lo que se descartó que Facundo disparó, es decir, se descató la versión de los tres gendarmes que decían que el joven había iniciado un tiroteo. En tanto, el dermotest de Diego Rocha, principal gendarme imputado por el crimen, sí resultó positivo.

La autopsia confirmó los testimonios de los vecinos y vecinas, quienes aseguraron desde un primer momento que a Facundo “lo fusilaron de cuatro tiros, dos por la espalda y dos en los brazos”.
Facundo fue perseguido y baleado por los gendarmes Juan Pablo Ruiz, Jorge Luis Pérez y Diego Arturo Rocha.
Además, nuevas pruebas indicaron que el arma aportada por la fuerza de seguridad y que supuestamente utilizó Facundo, no fue disparada.

Ruiz y Pérez pagaron una fianza de 100 mil pesos fijada por la jueza Alejandra Mercedes Allaud y continuarán el proceso en libertad, mientras que Rocha seguirá en prisión preventiva imputado por “homicidio calificado”.

En tanto, para este lunes se espera el informe de los peritajes balísticos que determinará si las vainas encontradas en la escena del crimen pertenecen solo al arma de Rocha o si también fueron disparadas por alguno de sus compañeros.
En el lugar de los hechos se encontraron más de cuatro vainas y los testigos afirman que no solo hubo más detonaciones sino que los gendarmes también dispararon al aire para asustar a los vecinos.

Nota relacionada: Otro caso de gatillo fácil de la Gendarmería en el Bajo Flores

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!