Red Eco Alternativo ***

Segunda audiencia preliminar del juicio por el CCD “1 y 60”

Se realizó este miércoles 24 de junio en la sede de la Cámara Federal de La Plata, para evaluar las condiciones en que debería comenzar el juicio por el Centro Clandestino de Detención denominado “1 y 60”, sede de los Cuerpos de Infantería y Caballería de la Policía bonaerense. El debate contempla a 18 acusados por 197 víctimas y estaba estipulado para comenzar el 22 de abril pasado pero ante la situación por la pandemia de la Covid-19 fue pospuesto indefinidamente. Las posiciones de las partes en esta audiencia evidencian la discusión de fondo que hay sobre qué son estos procesos y cómo deben ser llevados adelante. Por HIJOS La Plata.

La audiencia se realizó en la sede de la Cámara Federal de La Plata, calles 8 y 50, y estuvo presidida por los jueces que se harán cargo del debate, Ricardo Basílico, Roberto Lemos y Nelson Jarazo, que actuará como cuarto magistrado. Había habido una primera audiencia en febrero pasado, pero las condiciones allí acordadas quedaron vetustas por la situación sanitaria planteada por la pandemia de la Covid-19. Con la presencia de las partes, fiscales, querellas, defensores y organismos de acompañamiento a testigos, se realizó un encuentro con las medidas sanitarias de distanciamiento social y uso de tapabocas. La escena planteó el pulso de la discusión política sobre la continuidad de los juicios a los genocidas de la última dictadura, en un contexto de aletargamiento de los procesos que en La Plata tiene 4 debates paralizados o en total incertidumbre sobre su inicio.

En la audiencia la fiscalía, a cargo de Gonzalo Julio Miranda, Juan Martín Nogueira y Hernán Schapiro, presentó tres alternativas que combinan la asistencia presencial y remota de partes o bien de testigos, con la premisa general de "readecuar el juicio a los formatos digitales”. Según los fiscales la propia Corte Suprema viene promoviendo debates orales con medios no presenciales desde la acordada 6/20 dictada con motivo de la pandemia, y el propio Código Procesal habilita tal posibilidad en sus artículos 164 y 297, aunque estrictamente el texto sólo mencione en tales artículos cuestiones referidas a prórrogas y toma de testimoniales e interrogatorios en situaciones habituales.

Las tres alternativas del Ministerio Público plantean por un lado un juicio cien por ciento virtual, con tecnología del Consejo de la Magistratura –que vale recordar, aún no ha sido contratada- o plataformas tercerizadas; por otra parte proponen un debate semi presencial, con los jueces y las partes en la sala y los testigos por vía remota, excepto los que quieran testimoniar en vivo; y finalmente y por descarte la modalidad de jueces y testigos en la sala, pero los abogados siguiendo la audiencia por internet. Además la fiscalía da por cierta la imposibilidad de recibir público en la sala de audiencias, para lo cual propuso asegurar la transmisión por el canal de youtube del Poder Judicial, el CIJ TV, o bien contratar un servicio de streaming mejorado. La posición de los fiscales parece intentar quedar bien con todas las posturas y resulta un combinatorio de las posibilidades en danza, de la cual no se desprende un compromiso claro de cara a las víctimas de los delitos que se investigan.

Desde la querella de Justicia Ya La Plata, que integramos como HIJOS La Plata, planteamos en la audiencia nuestra rotunda objeción a que todos los testimonios se tomen de forma virtual. El argumento fue curiosamente recogido por alguna de las defensas de los genocidas, pero utilizado para plantear el control sobre los testigos para que no reciban “asistencia” para declarar los horrores que sufrieron durante su cautiverio.

Nuestro planteo se basa en el entendimiento de que los juicios deben continuar, pero deben continuar siendo orales y públicos, con los recaudos sanitarios del caso, pero con mayor compromiso de parte del Estado para que los procesos no se estanquen más de lo que ya están y se completen como es debido. Sobre todo tenemos en cuenta el planteo de muchos sobrevivientes que están preocupados por el establecimiento de una virtualidad que desdibuje el acto del juicio como lo que realmente es: la puesta en público, de cara a la sociedad, de la realidad del Terrorismo de Estado en nuestro país. Además aparecen hechos puntuales como obligar al testigo a relatar el horror vivido de manera remota y en el seno de su propio hogar, una situación que sólo es aceptable con la conformidad plena del testigo.

Desde HIJOS La Plata no queremos que el paso del tiempo siga jugando a favor de la impunidad de los genocidas, pero queremos juicios realmente orales y públicos. No estamos de acuerdo en que se dicten audiencias sin posibilidad de público, por lo que significa para los familiares y sobrevivientes que el Estado, una vez mas, les dé la espalda en la posibilidad de buscar justicia plena por sus seres queridos. No queremos juicios a medias que transformen los debates en una formalidad, cosa que en La Plata se viene dando cada vez con más fuerza. Para ello exigimos a los tres poderes del Estado, en especial a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, las condiciones necesarias para que los procesos se realicen como es debido y sin concesiones a los genocidas con la excusa de la pandemia. Más cuando hasta ahora la Corte se ha limitado a extender la feria judicial extraordinaria a la par de los decretos del ejecutivo sobre la cuarentena. Nuestro reclamo se traduce en escuchar a todos los actores de los juicios, principalmente a las querellas de los organismos de DDHH y a los sobrevivientes, y más concretamente en más medios económicos y personal para el perfeccionamiento de la tecnología de comunicación y el acondicionamiento de las salas de audiencias a la nueva situación, a la vez que se destaque la prohibición expresa de beneficios indebidos como las domiciliarias o las excarcelaciones a los perpetradores de delitos de lesa humanidad.

Tras esta audiencia preliminar por el debate de “1 y 60” el Tribunal Oral Federal 1 recogió todos los planteos y debe decidir en breve la fecha de inicio y la modalidad escogida, en base a resolver primero cuestiones técnicas, judiciales y sanitarias, para que el debate finalmente comience. En La Plata está pendiente la finalización del debate por la Brigada de Investigaciones de San Justo y el inicio de las causas por “1 y 60”, por los pozos de Banfield y Quilmes y por el CCD “El Infierno” de Avellaneda.

POR JUICIOS ORALES Y PÚBLICOS CUIDANDO LA SALUD DE LOS TRABAJADORES DE LA JUSTICIA Y DE LOS TESTIGOS-SOBREVIVIENTES!
JUICIO Y CASTIGO A TODOS LOS GENOCIDAS Y SUS CÓMPLICES!
CÁRCEL COMÚN, PERPETUA Y EFECTIVA A TODOS LOS GENOCIDAS!
NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS!
BASTA DE BENEFICIOS A LOS GENOCIDAS!
BASTA DE DILACIONES Y PEREZA DEL ESTADO!

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd