Red Eco Alternativo ***

Repudio a la prisión domiciliaria para el genocida Eugenio Pereyra Apestegui

Los trabajadores y trabajadoras del Instituto Nacional de Tecnología Industrial expresaron su rechazo al fallo de los jueces Eduardo Riggi y Juan Carlos Gemignani que otorga este beneficio al comandante retirado de la Gendarmería, condenado por el secuestro, desaparición y muerte de Alfredo Giorgi y de María del Carmen Artero, integrantes del INTI.

La decisión de los magistrados se conoció el pasado viernes 31 de enero. Riggi y Gemignani forman parte de la Sala de Feria de la Cámara Federal de Casación Penal. Cabe señalar que el juez Daniel Petrone firmó en disidencia. Pereyra Apestegui fue condenado a perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos en el circuito represivo ABO, integrado por los centros clandestinos El Atlético, El Banco y El Olimpo. A este último centro de tortura fueron llevados los trabajadores del INTI. La pena fue confirmada en 2014.

Alfredo Giorgi trabajó en el Centro de Plásticos del INTI como investigador de dos proyectos de tecnología de punta: plásticos para uso aeroespacial y envoltorios plásticos para sensores. Fue secyestrado el 27 de noviembre de 1978 desde el propio Instituto. Ese día fue citado telefónicamente por el Administrador General del PTM, Enrique Sturzenbaum, y al llegar a la oficina de su superior fue detenido por un grupo de tareas y trasladado a El Olimpo.

María del Carmen Artero trabajó en el Centro de Química, era militante política y sindical. Fundó la primera representación gremial en el INTI y logró la creación de la guardería. Fue secuestrada el 11 de octubre de 1978 y llevada también al centro clandestino El Olimpo junto a su hija. Su hijo fue también secuestrado posteriormente, y ambos, a diferencia de su madre, fueron liberados.

Imagen: La Imposible

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd