Red Eco Alternativo ***

Bajas condenas para 8 genocidas

Este miércoles se conoció en la Ciudad de Neuquén la sentencia en el juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en el marco de la causa Escuelita 6. Una vez más, las penas recibidas por los represores fueron menores a las solicitadas por la querella y la fiscalía. También hubo absoluciones parciales.

El Tribunal, integrado por los jueces Orlando Coscia, Alejandro Silva y Alejandro Cabral, condenó a Oscar Reinhold (ex jefe del Destacamento de Inteligencia del Comando de la Sexta Brigada de Neuquén) a 11 años de prisión, cuando la fiscalía había pedido 20 años. Néstor Castelli, ex jefe de la Escuela de Instrucción Andina de San Carlos de Bariloche, teniente coronel retirado, recibió 11 años, cuando se le había pedido 18 años.

En tanto, 7 y 6 años de prisión recibieron, respectivamente, los ex capitanes del Destacamento 182 del Ejército de Neuquén, Sergio San Martín y Jorge Molina Ezcurra. Sin embargo, habían solicitado 18 años.

En todos estos casos, la fiscalía los consideró penalmente responsables de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada por el uso de la violencia; y por la aplicación de tormentos físicos y psíquicos por resultar las víctimas perseguidos políticos.

Jorge Di Pasquale, ex integrante del Destacamento, fue condenado a 6 años, pero habían pedido 15 años. El ex interventor de la municipalidad de General Roca y ex jefe militar, Marcelo Zárraga, recibió 5 años, pero habían pedido 10. El ex comandante de Gendarmería de Junín de los Andes, Emilio Sachitella, fue condenado (por mayoría) a 4 años, pero habían solicitado 6. Carlos Benavidez, ex miembro de Inteligencia, fue condenado (por mayoría) a 3 años, pero habían pedido 8 años.

En estos últimos casos, la fiscalía los consideró responsables de privación ilegal de la libertad agravada por el uso de la violencia, y aplicación de tormentos físicos y psíquicos agravada por ser la víctima un perseguido político.

En este sexto juicio por delitos de lesa humanidad que se realizó en Neuquén se juzgaron los casos de diez víctimas (María Parente, Enrique Esteban, María Teresa Oliva, Fernando Ubaldini, María del Luján Gómez, Oscar Escobar, Oscar Olivera, Vicente Iantorno, Ernesto Sifredi y Juan Marcos Herman) de delitos de lesa humanidad cometidos en Neuquén capital, Junín de los Andes y Bariloche durante la última dictadura cívico-militar.

Luego de la audiencia, la abogada querellante del Ceprodh Natalia Hormazabal afirmó: “La sensación por un lado es que terminamos un juicio que consideramos como una pelea importante, es una conquista estar acá, pero la sentencia no nos conforma, porque desconoce algo fundamental en estos juicios, que es la verdad histórica (…). El hecho que se condene a 11 años a quien fue el jefe máximo en el caso de Reinhold, o Castelli, que además fue interventor en la época de la dictadura. Que se establezcan penas tan bajas, para quien fue el interventor del municipio de General Roca como Zárraga, o a 3 años de prisión como a Benavidez y que sea ejecución condicional, realmente nos parece que es desconocer la existencia de un plan, donde cada uno de los imputados, y todos los integrantes de las fuerzas represivas que actuaron en la región aportaron una participación fundamental para llevar adelante el plan genocida”.

En tanto, tras escuchar la sentencia, Inés Ragni de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Filial Neuquén y Alto Valle se acercó al tribunal y les habló directamente a los magistrados: “Acá la Justicia está muy lejos, pero vamos a seguir las Madres de Neuquén y todos nuestros compañeros que están hoy acá (…) para hacer justicia, señores jueces, esperamos que nos llamen un día y nos digan qué ha pasado con nuestros hijos”.

Fuentes: La Izquierda Diario / La Imposible

Imagen: La Izquierda Diario

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!