Red Eco Alternativo ***

Tres absoluciones por el crimen de Atahualpa Martínez

A lo largo del segundo debate oral y público el tribunal no encontró elementos que probaran la participación de Felipe carrasco, Belén Barrientos y Carlos Morales Toledo en el asesinato de Atahualpa Martínez. Pidieron en cambio que se investigue a Leo Mildenberguer, una línea que fue abandonada al inicio de la instrucción, hace ya una década. Por En Estos Días.

El debate oral y público, del segundo juicio por la muerte de Atahualpa Martinez Vinaya tuvo siete audiendencias, decenas de testigos y varios peritos científicos. Cuando llegó el momento de los alegatos, la Fiscalía dijo que estaba probada la participación de dos de los tres imputados en el crimen, y solicitó 17 años de prisión para Felipe Carrasco y Carlos Morales Toledo, pero la absolución de Belén Barrientos.

La querella, representada por los abogados Julia Mosquera y Favio Igoldi, por el contrario entendió que no era así, que no había elementos suficientes que involucraran en la autoría del crimen a los tres imputados -aunque sugirió complicidad de los dos hombres -y por tanto no acompañó el pedido de prisión. La defensa oficial de los acusados pidió la nulidad del juicio, porque entendió que por segunda vez se los juzgaba por el mismo hecho y eso es inconstitucional.

El tribunal, integrado por Carlos Mussi, Ignacio gandolfi y Marcelo Valverde, leyó un resumen de la sentencia, en una sala colmada de familiares y amigos de la víctima. Entonces dijeron lo que, Julieta Vinaya, mamá de Ata, pregonó por 10 años y que volvió a quedar en evidencia en este segundo juicio: que ellos no fueron; que la impericia y complicidades policiales y judiciales marcaron la impunidad .

Los jueces aseguraron que que no estaba probado ni la autoría del crímen, ni el móvil, ni el lugar donde lo mataron, ni siquiera se pudo saber cuál fue el arma utilizada. Pidieron la absolución y que se retiren las medidas cautelares contra los acusados, que portaban una pulsera electrónica de seguimiento. Belen Barrientos había sido absuelta y liberada de las cautelares el día en que se dieron los alegatos.

El fiscal, Hernan Trejo, que aseguró tener los elementos para condenar a prisión a carrasco y Morales Toledo, por el homicidio agravado por el uso de arma de fuego contra Ata, no pudo probar un sólo elemento y ni siquiera estuvo presente en la lectura de la sentencia.

Pasaron más de diez años, pasó el segundo juicio oral y público por el asesinato del joven. Pasó la muerte de Julieta; pasó el inicio de un proceso disciplinario contra los fiscales que participaron de la instrucción, Daniela Zágari y Ricardo Falca, pero nada cambió.

La familia Martínez Vinaya sigue sin justicia y ahora se preparan a enfrentar otro largo y duro proceso judicial: retomar una de las primeras líneas de investigación, la posible participación directa de Leo Mildenberguer, conocido en el mundo delincuencial de la comarca por varias causas abiertas de narcotráfico.

“No es la justicia real. Evidentemente nos llevaron a esta situación los funcionarios que participaron de esta investigación y con las irregularidades que han sido concretadas en distintos ámbitos institucionales. Eso está comprobado. Vamos a insistir con las sanciones, porque la justicia, en vez de construir puentes con la comunidad, construyen murallas cada vez más grandes”, dijo Ricardo Vinaya, tío de Ata, hermano de Julieta, al concluir la audiencia.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!