Red Eco Alternativo ***

Un año de inhabilitación y 12.500 pesos de multa

Fue la condena que recibió el prefecto Daniel Andrés Stofd por haber incumplido sus deberes de funcionario público, mientras estaba a cargo de un operativo en la zona de la Villa Zavaleta. Ese 7 de septiembre de 2013, una de las 105 balas que dispararon dos bandas que se enfrentaban le dio en la cabeza, y mató, a Kevin, de 9 años, que se había escondido bajo la mesa del comedor de su casa, intentando resguardarse del tiroteo. Red Eco Alternativo.

 

(Red Eco) Buenos Aires – Durante las tres horas que duró el tiroteo, 9 llamados se realizaron al 911 denunciando lo que estaba ocurriendo. A unos 100 metros de donde se llevaba a cabo el enfrentamiento había dos garitas de Prefectura; sin embargo, Daniel Andrés Stofd, a cargo del operativo de la fuerza de seguridad federal en Zavaleta, negó la existencia del hecho al comando radioeléctrico.

Tanto Stofd como otros prefectos declararon ante la justicia que no escucharon los disparos por el ruido de la lluvia, pero los peritos encontraron en el lugar del tiroteo 105 vainas de ametralladoras UZI y fusiles FAL.

Stofd llegó a este juicio libre y en funciones, ejercía el cargo de prefecto en la localidad entrerriana de Concepción del Uruguay; mientras que los demás prefectos acusados de liberar la zona fueron sobreseídos durante la etapa de instrucción, porque la justicia consideró que respondían al mando de Stofd.


Cabe recordar que en 2015 los jueces Gustavo Goerner, Rodolfo Bustos Lambert y Ana Dieta de Herrero condenaron a siete años de prisión a Milcíades Ramón Vázquez Quiroga y Francisco Darío Colman como partícipes secundarios del crimen. Colman y Vázquez Quiroga fueron detenidos el día del tiroteo a pocos metros del lugar, identificados por vecinos como parte de las bandas que se enfrentaban.

En el juicio contra Stofd, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional N° 61, tanto la fiscalía como la querella habían solicitado una pena de dos años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos.

Tras conocerse la condena, La Garganta Poderosa emitió un comunicado en el que cuestionaba la decisión del Juzgado al considerar que en un fallo previo que se ocupó del enfrentamiento entre bandas, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 9 en 2018, se estableció que “no se ha incorporado ningún elemento que permita explicar las razones por las que el personal de la Prefectura Naval Argentina no escuchó los disparos, ni vieron las perforaciones en paredes y aberturas ni los casquillos que se sumaban en el pasillo, ni a contestar que la situación era normal ante cada requerimiento del Comando y que los llevó a prescindir de consultar a los vecinos cuando se multiplicaban los pedidos de auxilio mucho antes de que el niño recibiera el balazo mortal".

Durante la realización del juicio, Priscila, hermana de Kevin, le escribió una carta abierta al prefecto: “Seguramente usted no recuerde todo lo que pasó aquél sábado 7 de septiembre del 2013 en Zavaleta, pero le informo que yo sí, porque mientras usted pasaba cerca de mi casa, apurado para no mojarse con la lluvia, mis hermanos y yo estábamos escondidos de aquella pesadilla que estaba ocurriendo allí afuera y que nos marcaría para el resto de nuestras vidas.
Según lo que usted mismo contó la semana pasada en la primera audiencia, tiene dos hijos, un varón y una niña de 15 y 11 años. ¡Un varón de 15 años! Sí, la edad que hoy tendría Kevin. El día que usted dejó la zona liberada, mi hermano y su hijo eran niños de 9 años. No le importó refugiarse en su garita de Prefectura, ya que su familia estaba calentita en su casa, sin miedo, mientras la mía se acurrucaba rogando a Dios que el tiroteo acabara y nadie saliera herido.

(…)

Señor, usted no sólo incumplió su trabajo. Usted, al liberar la zona, fue claro responsable de la muerte de mi hermano. Usted, sí, que no tiene ni idea el dolor inexplicable que se siente por su ausencia. Ni el recuerdo imborrable al ver a Kevin en ese terrible estado en que mis hermanos, mi mamá y yo lo encontramos.

Yo sólo tenía 11 años y aquél día viví el dolor más inmenso del mundo. Se abrió una herida gigante que no sanará jamás. No le guardaré rencor, porque es un sentimiento horrible, pero sí espero que cada vez que vea a su hijo, recuerde a mi hermano que desde el 7 de septiembre de 2013 ya no puede enojarse, ya no puede reír, ya no puede llorar.

Pero pierda cuidado, Kevin sí que puede gritar”.

Desde La Garganta Poderosa reiteraron  su reclamo histórico respecto a que la falta de deber de funcionario público no contempla el asesinato de Kevin, adelantando que se exigiría que la Gendarmería y los responsables de Prefectura sean juzgados por la muerte del niño y no por un error de funcionario: “como si hubiesen llegado tarde al trabajo”.


En este sentido, familiares y amigos de Kevin adelantaron que continuarán buscando justicia y castigo para los prefectos y gendarmes que liberaron la zona la madrugada en que Kevin murió. Así lo aseguró Roxana, mamá de Kevin, a la Revista Cítrica: “Vamos a seguir, vamos a pedir que juzguen a los otros oficiales implicados y a exigir el cambio de carátula que ahora está como 'incumplimiento del deber', nosotros queremos que se cambie a 'participes necesarios', porque si ellos se hubieran quedado en el lugar, si hubieran cumplido con su trabajo hoy Kevin estaría vivo.

Uno no tiene que estudiar leyes ni ser un letrado para darse cuenta que liberaron la zona para cubrir su negociado. Hoy no estamos festejando nada pero tenemos un poco de justicia. El propio defensor del oficial Daniel Stofd pidió que se indague al resto de los prefectos y los gendarmes que llegaron primero y que no se quedaron a cumplir con su trabajo, eso también me da un poco de satisfacción porque el propio defensor de este oficial está pidiendo eso”.

Fuentes: La Poderosa / Cosecha Roja / Revista Cítrica / ANRed.

Nota Relacionada: ¡INJUSTICIA!

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!