Comienza juicio contra 17 represores del circuito represivo Atlético-Banco- Olimpo

Se iniciará mañana, martes 24, a las 14 en los tribunales de Comodoro Py. En las audiencias se tratarán los delitos cometidos contra 184 compañeros. Por el homicidio de dos de ellos y la privación ilegal de la libertad de un menor se juzga a seis represores; por la privación ilegal de la libertad y tormentos de 181 compañeros, se acusa a quince.

Participarán nada menos que 47 querellas de organizaciones y particulares. Estará a cargo de este juicio el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro. 2, que será integrado por el Dr. Jorge Alberto Tassara (presidente del tribunal), la Dra. Ana María D´Alessio, la Dra. María Laura Garrigós de Rébori, y la Dra. María del Carmen Roqueta (4° juez).
El Colectivo Justicia Ya! convoca a todas las organizaciones y compañero a la puerta de Tribunales a las 13. En tanto, la agrupación H.I.J.O.S. lanzará ese mismo día la campaña “Ponete la camiseta por el Juicios y Castigo”.
Los genocidas que serán juzgados son:
1- Samuel Miara, Policía Federal Argentina, Alias “Cobani”.
2- Oscar Augusto Isidro Rolón, Policía Federal Argentina, alias “Soler”.
3- Julio Héctor Simón, Policía Federal Argentina, alias “Turco Julián”.
4- Raúl González, Policía Federal Argentina, alias “Mayor Raúl” o “El Negro”.
5- Juan Carlos Avena, Servicio Penitenciario Federal, alias “Centeno”.
6- Eufemio Jorge Uballes, Policía Federal Argentina, alias “Anteojito Quiroga” o “Führer”.
7- Eduardo Emilio Kalinec, Policía Federal Argentina, alias “Dr. K”.
8- Roberto Antonio Rosa, Policía Federal Argentina, alias “Clavel”.
9- Juan Carlos Falcón, Policía Federal Argentina, alias “Kung Fu”.
10- Luis Juan Donocik, Policía Federal Argentina, alias “Polaco Chico”.
11- Guillermo Víctor Cardozo, Gendarmería Nacional, alias “Cortés”.
12- Eugenio Pereyra Apestegui, Gendarmería Nacional Argentina, alias “Quintana”.
13- Raúl Antonio Guglielminetti, ex agente civil de inteligencia del Ejército Argentino, alias “Gustavino” o “Mayor Gustavino”.
14- Ricardo Taddei, Policía Federal Argentina, alias “Cura” o “El Padre”.
15- Enrique José Del Pino, capitán del Ejército Argentino, Batallón de Inteligencia 601, alias “Miguel”.
16- Carlos Alberto Roque Tepedino, Jefe del Batallón de Inteligencia 601 del Ejército Argentino.
17- Mario Alberto Gómez Arenas, Segundo jefe de la Central de Reunión del Batallón de Inteligencia 601.
La instrucción de estas causas estuvo en manos del juez de primera instancia Daniel Rafecas, y se trata de una elevación parcial, que no abarca la totalidad de los delitos que se encuentran denunciados en la causa ABO. De hecho, el juez dejó fuera de los procesamientos los delitos que esos mismos genocidas cometieron contra otras 356 personas que estuvieron secuestradas en esos mismos campos de concentración. Los delitos cometidos contra 208 de esas víctimas se encontraban ya denunciados –con testimonios- en la causa antes de la elevación del presente juicio. Las otras 148 son víctimas que, según consta en la página web de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, también estuvieron secuestradas en los mismos Centros de Detención y permanecen desaparecidas o fueron asesinadas.
En el año 2007 fueron identificados los restos de los compañeros Cristina Magdalena Carreño Araya, Isidoro Oscar Peña, Nora Fátima Haiuk de Forlenza, Oscar Néstor Forlenza, Helios Serra, Jesús Pedro Peña, Santiago Villanueva, María Cristina Pérez y Carlos Antonio Pacino.
Los casos de 5 de esos compañeros -Jesús Pedro Peña, Helios Hermógenes Serra Silvera, Isidoro Oscar Peña, Cristina Magdalena Carreño Araya y Santiago Bernardo Villanueva- forman parte de este juicio oral. Sin embargo sólo se procesó a los represores por sus secuestros y tormentos, y no por sus homicidios.
Los 4 compañeros restantes - Nora Fátima Haiuk de Forlenza, Oscar Néstor Forlenza, María Cristina Pérez y Carlos Antonio Pacino- ni siquiera fueron incluidos.
Además, este juicio presenta una característica que se reiteró en juicios anteriores que consiste en convocar a declarar como testigos a sobrevivientes cuyos casos fueron dejados fuera del debate. De esa manera los compañeros deben presentarse a declarar por lo sucedido a otros compañeros sin que los delitos cometidos contra ellos mismos por los mismos represores a los que se juzga hoy, sean tenidos en cuenta.
Esta situación es resultado de la fragmentación de las causas y de la negativa del poder judicial a acumularlas y realizar debates orales que involucren todos los delitos cometidos por centro clandestino de detención.
En tanto, la agrupación H.I.J.O.S. lanzará ese mismo día la campaña “Ponete la camiseta por el Juicios y Castigo”.
Desde H.I.J.O.S. aseguran que los represores que serán juzgados en Comodoro Py no son todos los genocidas que participaron en esos centros clandestinos y reiteran que tampoco se los está juzgando por todas sus víctimas. “Por eso seguimos luchando para ver a todos los genocidas y sus cómplices en el banquillo, porque queremos Justicia por los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos. Una vez más, exigimos que rompan los pactos de silencio y nos digan el destino final de nuestros padres y sus compañeros y que nos den la información para encontrar a los 400 jóvenes apropiados, nuestros hermanos. En esos tres Centros estuvieron detenidas-desaparecidas alrededor de 15 compañeras embarazadas. De todos los hijos nacidos en cautiverio, hoy jóvenes, sólo tres recuperaron su identidad. La sociedad los condenó hace mucho y ahora les llega el turno de rendir cuentas ante la Justicia. Por eso, los H.I.J.O.S. decimos que a los genocidas los juzga un Tribunal, pero los condenamos todos. Porque no hay impunidad que pueda contra la condena social. Porque estos Juicios son parte de la historia, aunque a muchos les disguste y sigan actuando como hace 30 años, desapareciendo a Jorge Julio López”, afirman en un comunicado.
Fuente: Justicia Ya! / H.I.J.O.S.
Our website is protected by DMC Firewall!