Red Eco Alternativo ***

20 meses de la Masacre de Pergamino

Este jueves 2 de noviembre se cumplió un nuevo aniversario de la muerte por asfixia y quemaduras de 7 jóvenes detenidos, que estaban encerrados en un calabozo de castigo, en la comisaría primera de esa localidad bonaerense. Sus familiares y amigos realizaron una marcha para pedir justicia.

 

 “Pasó otro 2 y volvimos a la calle, para que nadie se olvide de los 7, para abrazarnos en la lucha”, afirmaron los familiares y amigos de Sergio Filiberto, Federico Perrota, Alan Córdoba, Franco Pizarro, John Mario Claros, Juan José Cabrera y Fernando Latorre.

“Hace 20 meses nos encontramos en las calles de Pergamino para reclamar por algo justo. Queremos que los ex policías asesinos, autores materiales de la masacre en la comisaría 1ª ocurrida el 2 de marzo del 2017, sean condenados. Que Carolina Guevara, Alexis Eva, Sergio Rodas, Matías Giullieti, Brian Carrizo y Alberto Donza paguen por haber asesinado a nuestros 7 chicos”, afirmaban en la convocatoria a la marcha que realizaron el pasado jueves por las calles de Pergamino.

El 2 de marzo de 2017 los siete jóvenes estaban detenidos bajo custodia del Estado cuando se desató un incendio en uno de los calabozos. Los agentes policiales no intervinieron para prevenir el siniestro ni para auxiliarlos una vez que el fuego se propagó. Los siete detenidos murieron asfixiados y quemados en la masacre más grave perpetrada en una dependencia policial durante la democracia.

La causa por la Masacre ya fue elevada a juicio, con seis policías imputados (dos de ellos se encuentran detenidos, y el resto con arresto domiciliario).

Las pruebas en el expediente son contundentes: los policías que estaban en la dependencia no hicieron nada para prevenir la expansión del foco ígneo que se inició en las celdas, desoyeron los pedidos de auxilio, no abrieron ninguna de las puertas de los calabozos o del patio trasero de la comisaría, no llamaron de inmediato a los bomberos y obstaculizaron su accionar, a pesar del deber de garantizar la integridad física de las personas encerradas bajo su custodia. Por esta razón, todos fueron imputados por el delito de abandono de persona seguido de muerte con multiplicidad de víctimas.

Cuando termine la rueda de ofrecimiento de pruebas, el tribunal deberá fija fecha para el debate oral y público.

“Tengo esperanzas en una justicia justa y lograr una sentencia ejemplar que marque un antes y un después, que la sociedad se dé cuenta que esta masacre no fue una casualidad sino parte de un sistema que produce violencia. Estos jueces tienen en sus manos la posibilidad de que esto no vuelva a pasar”, afirmó Cristina Gramajo, mamá de Sergio Filiberto, una de las víctimas.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!