Red Eco Alternativo ***

Futuro incierto

Familias desalojadas en el Barrio El Martillo de Mar del Plata y en la localidad jujeña de Purmamarca continúan sin respuestas por parte de las autoridades a su reclamo por una vivienda digna.
(Cecilia Litvin – Red Eco) Argentina. En total, suman más de 100 las familias que debieron pasar hace unas semanas por la difícil y traumática situación de ser víctimas de violentos desalojos. Con la permanente utilización de la represión, la policía los sacó de los terrenos en los que vivían, terrenos que estaban en desuso hace años, y que nadie reclamaba hasta ahora.
Luego del brutal y televisado desalojo del pasado 14 de abril, las familias que vivían en el Barrio El Martillo de Mar del Plata se ubicaron donde pudieron. Los menos fueron recibidos en casas de vecinos o familiares. Otras tantas en el local del barrio de Villa Pueyrredón del Partido Obrero. Pero la mayoría, 26 familias con más de 30 niños, se encuentra en el Centro Cultural América Libre, cuyos integrantes, a pesar de no contar con la estructura edilicia suficiente, los recibieron con los brazos abiertos.
A partir de ese momento la respuesta por parte del Estado municipal y provincial fue inversamente proporcional a la solidaridad y colaboración recibida de parte de la población.
El Frente Antirrepresivo Mar del Plata patrocina a las familias y sigue la causa judicial; a su vez, otros abogados se acercaron para ponerse a su disposición; varias maestras se encargaron de hablar con las directoras de las escuelas a las que asisten los chicos que quedaron en la calle “para que presionen al Consejo Escolar exigiendo que la inacción Municipal no termine haciendo que los nenes y nenas dejen de ir al colegio o al jardín”, explican en un comunicado los integrantes del movimiento Los sin Techo.
También se acercaron muchos artistas de otros centros culturales y organizaron, a beneficio de las familias, Maratones de Teatro. La segunda edición se llevará adelante este fin de semana, las obras y lugares donde se realizarán son:
Viernes 1ero de Mayo, a las 21, “Decir Si”, de Griselda Gambado (a la gorra), en la Brecha Teatro - Rivadavia 4651.
Sábado 2 de mayo, a las 21, “Esperando el Lunes”, de Carlos Alsina (a la gorra), en la Brecha Teatro | Rivadavia 4651.
A las 23, “Gurka” de Vicente Zito Lema (a la gorra), en El Séptimo Fuego, Bolívar 3675.
Domingo 3 de mayo, a las 20, “Disparate”, de Guillermo Yanicola (a la gorra), en El Séptimo Fuego).
Además, se han realizado escraches. El primero fue a Miguel Bartolucci, delegado del Instituto Provincial de la Vivienda, a quien las familias señalan como uno de los responsables de la represión ilegal. Luego, fue el turno de María del Carmen Viñas, titular de Desarrollo Social de la Municipalidad, acusada de ser partícipe de la decisión del desalojo.
En tanto, al norte del país, en la localidad jujeña de Purmamarca, las 55 familias que fueron desalojadas a principios de mes continúan sin solución. Actualmente, diez familias permanecen al lado de la ruta porque no cuentan con los 600/800 pesos que cuesta el alquiler de una vivienda. Cabe recordar que luego del desalojo, las familias habían acordado con el gobierno provincial que éste se iba a hacer cargo de la compra de un terreno que los propios damnificados debían conseguir. Ramón, uno de los desalojados, contó a Red Eco que esta misma tarde se reunió con los diputados del bloque justicialista Daniel Almirón, Hugo Eleit y Rubén Rivarola, a quienes les presentó la mejor oferta que habían podido conseguir: un terreno a 100 mil dólares, que está en zona de riesgo, ya que se encuentra cerca de un acueducto por lo que las inundaciones están aseguradas. Los legisladores le respondieron que esa cifra era inaccesible, hasta se permitieron hacer el chiste “Pero ni que estuviera en Puerto Madero. Sigan buscando”. Ramón no encuentra palabras para describir su sensación, más cuando luego se entera de que uno de los diputados ha estado averiguando para comprarse unas tierras en la mismísima Purmamarca. Ellos seguirán en la búsqueda un tiempo más, pero no descartan que en el corto plazo, si la situación no cambia, tomar medidas más fuertes como cortes de ruta o toma de edificios públicos.
Esta misma situación, viviendas precarias, hacinamiento, toma de terrenos, es similar en prácticamente todo el país. Como los casos de desalojos o las correspondientes amenazas que pueden encontrarse en Lanús, en los barrios porteños de Almagro y Barracas, en Rosario, por sólo enumerar algunos de los ejemplos que se escucharon en los últimos días. En todos los lugares, la respuesta oficial es la misma: represión, detenciones ilegales, desamparo, promesas incumplidas e indiferencia.

Nota Relacionada: Desalojo y represión, ¿patrimonios de la humanidad?
 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd