Intimidación parapolicial en la Cooperativa de cartoneros El Álamo y Centro Cultural Nunca Más

elalamo.jpg
El martes 20 de diciembre minutos antes de las 15 horas dos hombres armados irrumpieron en la sede social y administrativa de la Cooperativa El Álamo y del Centro Cultural Nunca Más, en la esquina de Nazca y Cabezón en el barrio de Villa Pueyrredón. En el lugar se encontraban dos asociados y un grupo de compañeros de cooperativas de Mendoza y Mar del Plata. Después de preguntar por el responsable del lugar y de constatar que no se encontraba allí, procedieron a llevarse la computadora de la administración, la notebook de un compañero de Mendoza y todos los celulares al momento de retirarse.
Contacto: Centro Cultural “Nunca más” 4587-8109  - Alicia Montoya 15 6399 0265
.

Uno de los delincuentes portaba una pistola 9 milímetros que manejaba con destreza cuando la gatillaba amenazando a los presentes, y el otro un revolver que no dejaba ver. Los dos actuaban con absoluta tranquilidad, extraña para la hora y el lugar donde se desarrollaban los acontecimientos. Ambos superaban los 40 años y distaba mucho su aspecto del estereotipo que nos presentan en los programas de policías y ladrones. Villa Pueyrredón es un barrio tranquilo, donde cuesta pensar que algún ladrón espere encontrar dinero en el lugar donde funciona el comedor de un grupo de cartoneros y un centro cultural. Pero si buscaban dinero, ¿cómo es que no abrieron un cajón, no ingresaron a todas las oficinas cuando estuvieron bastante tiempo en el lugar? ¿Buscaban dinero? Nosotros pensamos que no.
Durante su estadía realizaron insinuaciones respecto de que esto era una “entregada” de compañeros de otras organizaciones hermanas. Para “entregada” bastante mala información: fueron al lugar equivocado. Los trabajadores y militantes sociales de la Cooperativa El Álamo y del Centro Cultural Nunca Más, pensamos que este es un claro hecho intimidatorio, tendiente a generar miedo y desánimo en la lucha contra la exclusión, la trata de personas, el trabajo esclavo, el trabajo infantil, el narcotráfico. Lucha que compartimos con los compañeros de la Fundación Alameda y con el MTE.
La denuncia policial quedó asentada en la comisaría Nº 47 y será elevada a la fiscalía de Diego Molina Pico esta semana. También se le presentará una nota a Cristina Camaño, segunda del Ministerio de Seguridad Nacional, para que tome cartas en el asunto. Y a estos organismos responsabilizamos de cualquier otro hecho que se pudiera producir poniendo en riesgo la vida de las personas que integran nuestras organizaciones. Ellos deberán tomar las medidas precautorias que el caso requiera.
Mientras que prácticamente no hay esclavistas, proxenetas, narcotraficantes presos, el Congreso Nacional acaba de sancionar una ley que nos convierte a casi todos los luchadores en terroristas. ¿Será este acontecimiento un preludio del tiempo que inaugura la recientemente votada ley antiterrorista? ¿nos estarán avisando que algunos no van a permitir que sigamos reclamando por que se cumpla la ley y se haga justicia? Si eso pretenden, equivocaron la puerta que golpearon. Una vez más, y como siempre, seguiremos peleando por un mundo sin esclavos, ni excluidos.
Our website is protected by DMC Firewall!