Presentan recurso de apelación para suspender desalojo del espacio cultural La Comunitaria

El 21 de febrero pasado, el juez Pablo Germain, titular del Tribunal Contencioso Administrativo, había rechazado una medida cautelar del espacio cultural y ordenó a los y las integrantes de la cooperativa abandonar este jueves 12 de marzo el predio donde funcionan más de 100 talleres culturales y un comedor que, tres veces por semana, da vianda a 300 personas. En respuesta, la cooperativa La Comunitaria de América, Rivadavia, presentó un recurso de apelación para que se suspenda el desalojo. Por Agencia Andar.

La cooperativa La Comunitaria, representada por el abogado Darío Culacciati, apeló el desalojo dictado por el juez en lo contencioso administrativo de Trenque Lauquen Pablo Germain. La apelación presentada ante el mismo tribunal de primera instancia pide que el recurso se eleve a la Cámara de San Martín con efecto suspensivo de la orden hasta tanto haya condena firme. El juez Germain tiene que resolver este mismo jueves 12 de marzo, fecha que había ordenado se proceda con el desalojo.

El espacio cultural La Comunitaria de América, Rivadavia, funciona desde hace 8 años en un predio de la Municipalidad. En 2017 firmaron un convenio que cedía el lugar a la cooperativa para uso en comodato hasta 2019 con una cláusula de renovación automática si la gestión de gobierno municipal revalidaba su mandato en las elecciones, como finalmente ocurrió.

Sin embargo, pocos días antes de asumir, el reelegido intendente de Cambiemos Javier Reynoso decidió revocar de manera unilateral el contrato de comodato y pedir el desalojo por la fuerza pública del centro cultural, con la excusa de utilizar ese predio para la creación de una residencia universitaria. La ordenanza impulsada por el ejecutivo fue ratificada por el concejo deliberante.

En ese momento, desde la Comunitaria denunciaron que se trataba de una decisión discrecional y arbitraria, que el mismo Municipio tiene en la actualidad un albergue de 140 camas en desuso y otros predios municipales para encarar ese nuevo proyecto. El abogado Darío Culacciati presentó una cautelar para frenar esta medida, pero el 21 de febrero pasado el juez en lo contencioso administrativo Pablo Germain rechazó la cautelar y ordenó que la cooperativa abandone el lugar el 12 de marzo.

En paralelo a esta causa para evitar el desalojo, hay otro expediente judicial iniciado por la Municipalidad contra la cooperativa para que se ordene el desalojo por el uso de la fuerza pública. Es decir, dos causas que versan sobre el mismo hecho: si se desaloja o no. El abogado de La Comunitaria también pidió en la nueva presentación judicial que ambas causas se tramiten de manera unificada.

Desde el 2017, con la firma del acuerdo precario de comodato, la cooperativa cultural y social intentó reiteradamente la concreción de un diálogo institucional para llegar a la cesión definitiva del predio reconociendo el interés público de las actividades que se desarrollan, pero durante estos más de dos años el gobierno municipal —tanto el ejecutivo como el legislativo– se negó a recibirlos.

En el recurso de apelación, el representante legal de La Comunitaria señaló por un lado la arbitrariedad e ilegalidad y, por otro lado, remarcó que el juez sólo se limitó a declarar la nulidad de la medida cautelar, “con pérdida absoluta de los derechos de mi mandante, sin analizar mínimamente la situación prexistente y el ejercicio del “interés público” llevado adelante por la Cooperativa y sin consecuencias para la otra parte de la relación”.

Sobre ese punto, la apelación recuerda que la cooperativa comenzó a utilizar el predio en el 2012, cuando se encontraba abandonado, y de manera autogestiva llevó adelante la reparación y restauración del lugar y su puesta en valor. También remarcó que, con posterioridad a la firma del contrato en comodato, siguieron realizando tareas de mantenimiento tal como lo ordenaba ese mismo acuerdo.

Sobre las actividades de interés público, que fueron reconocidas por el mismo concejo deliberante y la legislatura bonaerense, cuenta con más de 100 talleres culturales en sus 10 sedes, donde participan más de 1.500 personas. El teatro de La Cooperativa es reconocido a nivel nacional por ser referente de la Red nacional de teatros comunitarios y del Movimiento de cultura viva comunitaria argentino y latinoamericano.

En el último tiempo, a raíz de la crisis económica, también comenzaron a brindar viandas gratuitas tres veces por semana a unas 300 personas de la ciudad.

La continuidad de la orden de desalojo, sin una condena efectiva, podría generar un perjuicio irreparable. En ese sentido, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) presentó ante el juzgado una nota de adhesión a la apelación presentada por La Comunitaria para resguardar las actividades que allí se realizan. La cooperativa cultural y social tiene una larga relación con la CPM a partir de la participación en el programa Jóvenes y Memoria.

En la nota, la CPM destaca que “las decisiones que involucren a organismos públicos y organizaciones de la sociedad civil que impulsan políticas de bienestar general deben a través del dialogo y el consenso, evitando así cualquier medida que afecte a la sociedad y en particular a las personas que concurren allí”.

Mientras se espera de la decisión del juez Germain, a contrarreloj de la orden de desalojo dictada, los y las integrantes de La Comunitaria siguen preparando la jornada de defensa de la cultura para el domingo 14, sumando solidaridades y afianzando el contacto con otros grupos.

Si el juzgado no suspende la orden de desalojo, la amenaza vedada del uso de la fuerza pública está latente.

Nota relacionada: Denuncian inminente desalojo de espacio cultural y social

DMC Firewall is a Joomla Security extension!