Red Eco Alternativo ***

La Plata: la danza y el teatro bajo el agua y los escombros

Techos que se llueven, mampostería que se cae, aulas que se inundan, así se encuentran los edificios sede de las escuelas de Teatro, en la calle 51  entre 3 y 4, y de Danzas Clásicas, 54 entre 7 y 8, de La Plata.

Los y las estudiantes deben cursar en múltiples espacios para subsanar las secuelas del abandono de dos edificios históricos dañados por el paso del tiempo sin mantenimiento.

“Hace un año o dos que venimos alertando sobre el agua que nos entra en la Escuela de Teatro de La Plata, pero durante el último temporal se inundó una de las aulas del primer piso  y comprometió también la plata baja. Se mojó el piso que es de madera, se inhabilitaron aulas para dar clase y se cayó, incluso, el cielorraso de la parte de abajo”, cuenta Matías Neme Castaños integrante del centro de estudiantes y consejero estudiantil de dicha institución.

Ante este panorama,  la comunidad educativa de la escuela de Teatro se movilizó el miércoles 19 de junio a la Dirección Provincial de Infraestructura (DPI) para exigir soluciones.

“Nos dijeron que nos iban a dar una reunión y que iban a venir a ver el estado de la escuela pero nadie vino, ni Infraestructura, ni el Consejo Escolar, ni la Municipalidad”, señala Matías.

La Escuela de Teatro es un organismo educativo de gestión estatal y de nivel terciario, no universitario, dependiente de la Dirección de Educación Artística de la Provincia de Buenos Aires. 

Sol Liporace, quien integra un espacio de estudiantes organizades de la Escuela de Danzas Clásicas de La Plata, coincide en que “nuestro edificio sede también está en condiciones deplorables. Hay fuga de gas, ventanas que se caen, hay una humedad tremenda que también eso a futuro va a tener repercusiones en lo que es la estructura edilicia”.

Ambas instituciones, además, marcharon el pasado 14 de junio por la implementación del boleto estudiantil en los Terciarios, que aún sigue sin aplicarse.

Junto a esta situación se suma algo más grave que es el hambre que pasan los estudiantes de ambas escuelas, lo que obliga a organizar colecta de alimentos y ollas populares para que los jóvenes puedan asistir a clases medianamente alimentados.

“Es bastante doloroso a veces pero intentamos con la mejor energía salir adelante”, dice Matías. “A esto se suma la falta de presupuesto y la no apertura de paritarias de les docentes”, meciona Sol. “Son muchas cosas juntas”, concluyen.

Fuente: Andar Agencia

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd