Palabras de los 4 presxs culturales que resisten en la Sala Alberdi

sala_alberdi_toma_y_autogestion.jpg

Mientras la justicia porteña ordena el desalojo del sexto piso del Centro Cultural San Martín, en connivencia con el gobierno de la Ciudad de la Ciudad, cuatro personas mantienen la toma de Sala y envían el siguiente texto a quienes los acompañan y apoyan.

Más información: Cobertura Especial Sala Alberdi

Desde el encierro
Ya van más de 70 días de encierro. El enemigo avanza, amenazando con palos y balazos, tratando de frenar nuestros agigantados pasos.  Nuestros corazones laten al ritmo del amor a la libertad cada vez con más fuerza, palpitando con rebeldía al ver que siempre hay un nuevo latido que se integra a esta lucha. Y así han sido estos más de dos meses y medio, desfigurando el modelo social.
Sentimos cada golpe, cada bala, cada lágrima de nuestrxs compañerxs y juramos no callarnos.
Denunciaremos sin tapujos a quienes son los responsables de esta brutal represión que busca a toda costa imponer sus políticas neoliberales. Y por mas que nos quiten el espacio físico, jamás podrán quitarnos estas insaciables ganas de vencer las adversidades del sistema capitalista y construir un mundo para todxs.
Desde acá arriba queremos comunicarles a nuestrxs compañerxs que estamos cada vez más cerca de ellxs. Que ni la policía, ni los patovas, ni la seguridad privada (privada de decidir por sí mismos), ni mucho menos las amenazas de muerte que recibimos por parte de los trabajadores del centro cultural, no nos atemorizan, no nos mueven un solo pelo y seguimos firmes en nuestra postura. Firmes porque sabemos que estamos unidos en la más combativa fraternidad.
Estamos acá sabiendo cómo actúan los poderosos y cuáles son sus herramientas para intentar silenciar nuestros gritos de libertad. Y cuando decimos “nuestrxs” incluimos a todas aquellas luchas que fueron dejadas a espaldas de la sociedad, a todxs los luchadorxs perseguidxs y desaparecidxs, a todas las necesidades insatisfechas que día a día este sistema capitalista quiere esconder. A todas esas voces les decimos, vengan a denunciar a este gobierno y a este sistema. Los invitamos a utilizar este momento de visibilidad que hoy nos toca. Sabemos lo difícil que es hacerse escuchar por estos desalmados mercenarios. Es por esto compañerxs de lucha que les decimos utilicen este momento para subirse a la palestra junto con nosotrxs, esta no es solo la lucha de la Sala Alberdi. Nuestras consignas traspasan este espacio fisico y es para todxs lxs que se sienten ignoradxs. Su lucha también es nuestra lucha.
Nosotrxs acá arriba nunca hemos perdido nuestra libertad. Ya que elegimos con total libertad encerrarnos para decirle a Macri, Lombardi, Ricardes y al capitalismo salvaje, que somos capaces de enfrentar sus políticas inmundas asumiendo un encierro, causas penales y desalojos. Lo hacemos con orgullo y valentía, por nuestra propia voluntad. Nosotrxs defendemos la libertad y asumimos las condiciones que nosotrxs mismxs escogimos para defenderla. Lo hacemos con todxs nuestrxs compañerxs que codo a codo hemos enfrentado las adversidades de la lucha social y de la indignación de lxs poderosxs y funcionales a este sistema despreciable.
Porque para enfrentar a este sistema detestable y opresor es necesario hacer este tipo de acciones para que seamos escuchadxs, para que seamos visibilizadxs. Y nos enorgullece hacerlo.
No olvidaremos quienes fueron los que durante este encierro cortaron la soga que nos abastecía comida y agua a través de un canasto, quienes nos escupen y tiran baldes de agua con total cobardía desde sus ventanas. A quienes nos insultan fervorosamente a través del vidrio. A quienes se escudan detrás de un uniforme de verdugos para infundirnos miedo a la revelación. Jamás daremos un paso a atrás ante estas mentes sumisas. Nos enfrentamos a su profunda obediencia y resignación. Para nosotros son el brazo armado del capitalismo. Financiado por nosotrxs mismxs a traves de nuestros impuestos. Son lxs enemigxs del pueblo, lxs primerxs en salir a disparar para que no nos rebelemos ante el patrón. Siguiendo las mas cruentas órdenes y abusando de su nefasto poder, abusando de sus armas. Son ellxs lxs terroristas, criminales y desalmadxs que atacan con total impunidad al pueblo desarmado. No entienden razones porque no tienen capacidad de razonar. Solo obedecen con la vergonzosa ambición de poder ser algún día ellos quienes den las órdenes.
Denunciamos a la directora del CCGSM Gabriela Ricardes por generar esta situación a través de sus descaradas “vacaciones del CCGSM”. Por su vergonzosa torpeza e inoperancia. Por su necesidad de seguir al pie de la letra las ordenes de su gran y cercano amigo Ministro de Cultura, Hernán Lombardi. Ambos son quienes nos mandan a reprimir y aislar. Utilizando las horrendas armas burguesas nos marginan por no pensar como ellos, por no creer en sus políticas privatistas y por rechazar la adaptación a sus prácticas inhumanas. Sin lugar a dudas son una gran dupla y por supuesto que una dupla de esta calaña tiene que tener su lacayo, y es aquí donde aparece Diego Fernández, quien atendía el conflicto mientras su patrona estaba de vacaciones. Todas estas lacras trabajan con orgullo para su gobernador Mauricio Macri. Uno de los tantos exponentes de este sistema capitalista que pone precios a nuestros derechos. Vendiendo y comprando libertades al precio que sea. Dispuestos a matar por conseguir sus miserables objetivos.
Pero somos muchxs lxs que nos llenamos de valentía y nos organizamos para luchar en contra de este inmundo criminal.  Y no le tememos a sus represalias. Nuestras convicciones son mucho más fuertes, ya que vienen desde el corazón. Ese corazón indomable que ama la libertad y no entiende otra manera de vivir. Ese corazón que lucha por un mundo sin las condiciones del mercado. Y lucha con una indómita necesidad de crecer en comunidad, de crecer fraternamente con otros corazones.
La Sala Alberdi no es una okupacion, es una toma, toma y autogestión. Pero una toma que reivindica orgullosamente la okupacion de espacios. Porque la okupacion es una herramienta fundamental para pelear contra este sistema injusto. Es una okupacion la herramienta que recicla y revive los desechos habitacionales de este repugnante modelo económico, que deja a cientos de personas sin hogar para hacer negocios que solo satisfacen a unos pocos y abandona espacios dejándolos a merced del canibalismo inmobiliario. Son las okupaciones las que renacen estos espacios y los llenan de espíritu transformador a través del trabajo comunitario. Y son una muestra de que la organización popular es capaz de satisfacer sus necesidades sin tener que mendigarle nada  al estado, organizando asambleas y espacios colectivos de discusión y toma de decisiones. Y es así como también reivindicamos la autogestión del espacio.
Junto con esto denunciamos a los medios burgueses Clarín, La Nación, Infobae, entre otros por su abismante falta de ética periodística, por su descarada ignorancia, por tratar incansablemente de deslegitimar nuestro movimiento. Acusándonos, con completa carencia de argumentos, de usurpadores, criminales y violentos. Y tenemos absoluta certeza de que estos medios pertenecen a la clase dominante. Manteniendo al pueblo en la ignorancia y el temor a la revelación frente a estas injusticias. Obstinados en defenestrar la lucha social a toda costa, pero son los hechos los que callaran a tan mentirosas voces.  Y nada impedirá que algún día llegue nuestra liberación.
Muchos burócratas ignorantes nos dicen que cómo es posible que reivindiquemos la autogestión desde un espacio cuya electricidad es financiada por el estado. A todas esas mentes resignadas les contestamos que nosotrxs autogestionamos el espacio para que esos recursos, que el estado y sus gobiernos están empecinados en vender, sean utilizados para todo público y no caiga en las garras del mercado cultural. Para que esos recursos no sean para el lucro de empresas privadas que fomentan la cultura neoliberal y fortalecen la brecha entre los espacios de creación artística y el pueblo. Es nuestra consigna “Un teatro para los que no tienen teatro” la que nos impulsa a luchar por una cultura libre e independiente, alejada de la marginación elitista del mercado.
También nos acusan, con completa carencia de argumento, de imponer nuestra manera de pensar y hacer política.  Ante eso les decimos que a nosotrxs se nos impuso una orden de desalojo el año 2006 donde no se explicaba por qué se cerraba el espacio. Y que el 2011 se volvió a tomar la descarada decisión, a puertas cerradas entre el gobierno y la justicia, de trasladar la Sala Alberdi a un espacio que no tiene ni la mitad de los recursos de este.
Critican nuestra modalidad “a la gorra” y argumentan que eso no legitima el trabajo del artista. No entienden que el oficio del artista está directamente relacionado con las problemáticas sociales y      que debe estar al alcance de todos, no solo de los que puedan pagarlo. Pero ellos, alejados de la realidad, piensan que todo el pueblo tiene el dinero suficiente para pagar por cursos y espectáculos. Acá no se imponen precios. No nos interesa hacernos ricos. Aborrecemos el lucro. Y cada vez estamos más convencidos de que el poder económico es un aberrante atentado contra la humanidad, capaz de comprar a la justicia para lograr sus fines.
Nuestra manera asamblearia de organización reivindica la horizontalidad, en la que todas las voces son escuchadas, donde no existen dirigentes, ni dirigidos, oponiéndonos al verticalismo. Son todxs participes de las decisiones y todxs tienen el derecho a decidir sobre las acciones del colectivo. Por supuesto que no es una tarea fácil, la horizontalidad es un camino mas lento, pero mucho más fuerte, generador de conciencia. En los que los individuos son atravesados por el hecho político, enfrentando sus contradicciones y compartiéndolas con el resto del colectivo. Es ahí donde se genera el primer paso a la liberación, donde se exponen las contradicciones individuales para el crecimiento del colectivo. Es ahí donde uno construye y fortalece los lazos del grupo. Donde se fortalecen las virtudes de cada participante y se resuelven las falencias. Un proceso que muchas veces genera roces y dolores, pero que sin lugar a dudas genera verdaderos lazos de lucha, permitiendo la entrega de conocimientos y sentimientos de una manera directa. Sacando las caretas que esconden las mesas chicas de la burocracia. La horizontalidad es una herramienta que se construye con cada asamblea. No existe la receta perfecta, depende de la voluntad de cada participante, de cada compañerx. Solo con la voluntad y la predisposición que cada uno le entregue se fortalece o se debilita.
Es por esto que impulsamos la insurrección del pueblo, la liberación de nuestras mentes y corazones, unidos en un solo latido. Sabemos cuál será la respuesta del poder y es por esto que reivindicamos la autodefensa como herramienta de lucha. Autodefensa porque siempre que enfrentemos al capitalismo nos vendrán a reprimir con todas sus armas, balas de plomo, goma, gas pimienta, carros hidrantes, palos y detenciones tal como lo hicieron el 12 de marzo la policía metropolitana. Dejando a compañerxs detenidxs, con más de 30 heridos de bala de goma y a 3 heridos de plomo. Es así como responden ante la desobediencia de sus leyes asesinas. Así reaccionan  cuando el pueblo se levanta en contra de sus leyes de mercado. Aun así no bajaran jamás nuestros puños y cada vez seremos más gritos de libertad los que se abalancen sobre ellos, para algún día tener un mundo libre de opresión y explotación. Un mundo para todxs por igual.
A todxs lxs valientes compañerxs y hermanxs les dejamos un pecho lleno de fuerza subversiva. No podríamos agradecer de otra manera que poniendo el cuerpo tal como lo hicieron ustedes. Contra viento y marea, aguantando el frio, las agresiones y las acusaciones por parte de las autoridades y los medios burgueses que, como siempre, difaman nuestros ideales y deslegitiman nuestra lucha. Esos no son medios de información, son medios que nos someten a la ignorancia y la confusión.
Compañerxs, celebramos con completa alegría su presencia en estos momentos. Construyendo un espacio de comprensión y entendimiento de nuestras inquietudes. Luchando por un mundo mas digno y libertario, enfrentando a los poderosos, a los ricos, a lxs que ven en el dinero la felicidad. A los que piensan que el lujo es seguridad y éxito. A los que piensan que el consumo es el fin de nuestras vidas y no se atreven a romper la cadena produce-consume-muere.
Les entregamos nuestros brazos para levantar a quien caiga, nuestros pies para los pasos valientes y orgullosos de enfrentar la injusticia, nuestros corazones para palpitar al ritmo del indomable amor a la libertad.
Hasta la victoria siempre hermanxs. Nuestra lucha trasciende este espacio que no es más que telón y madera. Nuestra verdadera lucha esta en seguir estrechando lazos fraternos entre conciencias libres lejos de las cárceles del mercado.
Por un mundo libertario lleno de amor sincero y fraterno.
Los puños siempre arriba compañerxs y los corazones siempre alegres y valientes!!
Eternamente con ustedes.
Arriba Abajo
Abajo Arriba

Our website is protected by DMC Firewall!