Criminalización de una protesta ambiental

Vecinos y miembros de organizaciones sociales que vienen sosteniendo la no instalación de la Subestación eléctrica Rigolleau en el casco céntrico de la ciudad de Berazategui en la provincia de Buenos Aires, denunciaron la judicialización de la protesta de la que están siendo víctimas.
Hoy fueron citados por la Justicia Federal de Quilmes un grupo de vecinos de la subestación Rigolleau, aduciendo que cortaron la circulación del transporte terrestre. Luego, en una conferencia de prensa realizada esta tarde, informaron que se negaron a declarar ya que de la lectura del expediente, afirman, no surge ningún elemento de cargo que justifique por qué se encuentran imputados.
Los elementos reunidos por el UGOFE. S.A. – Línea Roca, para acusar a quienes defienden su vida y la de sus hijos de la contaminación electromagnética, son absolutamente infundados y no muestran la participación de los imputados en ningún corte de vías. De acuerdo a lo informado por los vecinos, el único testimonio que presentan es el de un policía, que reconoce haberse infiltrado entre los vecinos, para hacer tareas de inteligencia enviado por sus superiores, pero que por haber sido individualizado relata no haber podido identificar a ninguna persona.
Los vecinos buscaron y buscan permanentemente ser escuchados por las autoridades municipales, provinciales y nacionales, que se niegan a recibirlos. A lo largo de estos más de 7 años de reclamo vecinal, el poder político utilizó diversas estrategias y apañó las irregularidades de todo tipo que cometió la empresa  Edesur. La difamación, represión y persecución fueron algunas de ellas. Ahora le suman la judicialización, demostrando en definitiva que no están dispuestos a proteger a los vecinos y que son cómplices del criterio mercantilista con que actúan las multinacionales monopólicas de la electricidad.
Los vecinos esperan que la Justicia actúe para defenderlos de la instalación de lo que denominan “una máquina de muerte” a la luz de las experiencias que subestaciones como esta que pretenden instalar en Rigolleau, han causado en Ezpeleta y Wilde, y por el contrario la justicia actúa juzgándolos a ellos y los representantes de las organizaciones sociales y ambientalistas que los acompañan.
Fuente: http://fueralasubestacion.blogspot.com/


DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd