Pobladorxs de Luján reclamaron ante Daniel Scioli por su desidia en los problemas ambientales

agrotoxicos_m.cossarini.jpg
Fue en una jornada en la Universidad Nacional de Luján a la que el gobernador bonaerense asistió con otros dirigentes kirchneristas para debatir sobre políticas de sustentabilidad.
(nota con AUDIOS)


(Red Eco) Buenos Aires - Si bien el encuentro se denominó "El Proyecto Nacional y su impacto en el territorio local. Políticas de Estado para el crecimiento y el Desarrollo Sustentable", un integrante del Frente Universitario de Luján -Leonardo Moreno- declaró en una entrevista al programa "Al Oeste" de FM En Tránsito que era "una falacia", ya que consideró que Scioli sostiene una política que nada tiene que ver con el desarrollo sustentable.
El Frente Universitario, que también integra la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) esperó al gobernador con pancartas referentes a problemas ambientales y sociales, y también con una nota que expresaba sus reclamos. La carta se centraba en exigir que se relocalice Curtarsa, la curtiembre de Jáuregui (partido de Luján), que el incinerador Marcos Martini (ubicado en Marcos Paz) sea cerrado definitivamente, y que lxs trabajadorxs de ambas industrias mantengan sus puestos de trabajo.
Otro de los puntos centrales de la nota es que ya no se fumigue con agrotóxicos en las vías del ferrocarril (lo cual es una práctica constante de una de las empresas concesionarias, Trenes de Buenos Aires), que no se utilicen estos agroquímicos para fumigar en las producciones agrarias y que se fomenten las producciones agroecológicas. Además, solicitan la sanción de una ley provincial para prohibir las fumigaciones con agrotóxicos en todo el territorio de Buenos Aires.
Al ser consultado por la situación de Curtarsa, Moreno manifestó que tanto Scioli como José Molina (titular del Organismo para el Desarrollo Sustentable) se excusaron alegando que la curtiembre ya está cerrada hace 7 meses. Sin embargo, quienes habitan en Luján explican que el cierre se debe a cuestiones económicas, y no ambientales, la crisis internacional trajo aparejada una caída en la demanda de cueros, por lo que bajó la producción.
Moreno también explicó que el dueño de la curtiembre - Atilio D'Apolito - solicitó a la gobernación bonaerense un crédito blando por 18 millones de dólares para volver a operar, pero con la mitad de los trabajadores (actualmente son 500 lxs obrerxs que desconocen su futuro laboral) y con el compromiso de los gremios de no hacer ningún reclamo durante 3 años.
Además, lxs vecinxs de Luján denunciaron que el propietario solicitó que la curtiembre tenga un horno de secado de barros (que contiene cromo derramado en sus propios efluentes industriales) para abaratar los costos, sin importarle que este proceso sea altamente contaminante.
Respecto al incinerador Marcos Martini, (ubicado en el partido de Marcos Paz desde 1994) Moreno explicó que en un acto realizado en ese partido, y ante los reclamos de la comunidad, Daniel Scioli prometió que el incinerador se cerraría: sin embargo, no cumplió, ya que éste sigue en funcionamiento y quema elementos altamente contaminantes sin ningún tratamiento previo.
Otro eje de la carta es la prohibición de fumigaciones con agrotóxicos en las vías del tren y en las cosechas que hay en Luján y Mercedes, en sitios lindantes con lugares habitados, en las cuales se ha fumigado por vía aérea. En varios casos, se denunció que los aviones que esparcen agroquímicos los han derramado también sobre sus casas, provocando inconvenientes respiratorios y en la piel.
Además, uno de los casos testigo de la incidencia del glifosato en la salud es el del nene de 4 años de la localidad de Mercedes que a los 2 años fue completamente bañado con agrotóxicos cuando un avión fumigó sobre su casa. Algunos meses después de ese episodio los médicos le detectaron leucemia linfoblástica.
En este sentido, el 28 de septiembre, el doctor Andrés Carrasco (investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas –CONICET- presentó ante miembros del Ministerio Federal de Alimentos, Agricultura y Consumidores; de la Oficina Federal de Protección del Consumidor y Seguridad Alimentaria; de la Agencia Federal del Medio Ambiente y de la Agencia de Evaluación de Riesgos un trabajo referido al nexo existente entre las aplicaciones de glifosato y las malformaciones congénitas.
Este informe de Carrasco – que observa la influencia del compuesto Roundup y del glifosato puro - da sustento a otras publicaciones que revelan la cantidad de malformaciones y cánceres luego de la instauración de la soja transgénica, modificada genéticamente para resistir las fumigaciones que se realizan con cada vez más litros de glifosato.
En Argentina los agrotóxicos usados para fumigar están aprobados por informes realizados por las mismas empresas que los producen: por tal motivo la Defensoría del Pueblo de la Nación solicitó al SENASA que se recategoricen los agrotóxicos de acuerdo a su real toxicidad y que los análisis de aprobación estén a cargo de comisiones independientes.
Sin embargo, todo estudio realizado sobre los agrotóxicos es secreta: desde la Red Nacional de Acción ecologista se solicitó información sobre los laboratorios que analizan y aprueban los agroquímicos. La respuesta estuvo a cargo del Secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (ingeniero Lorenzo Basso) quien afirmó que todo análisis y control es confidencial. De este modo, ni siquiera podemos saber con qué veneno rocían indiscriminadamente a nuestros alimentos, y a nosotrxs.

AUDIO sobre el incinerador Marcos Martini (Marcos Paz) descargar

AUDIO sobre la curbiembre CURTARSA (Lujan) descargar


Our website is protected by DMC Firewall!