Qué festejan los que festejan

El 7 de mayo pasado fue el Día de la Minería. Mientras algunos lo celebraron, para el país, su medioambiente y sus habitantes fue una jornada de luto.

(Analia Rodríguez- Red Eco) Argentina - La semana pasada 400 empresarios del sector junto con funcionarios de la cartera de Minería se reunieron bajo el marco del Día Nacional de la Minería. En dicha jornada, realizada en un hotel céntrico de la Ciudad de Buenos Aires, los empresarios estimaron que en el corto plazo se invertirán 38 mil millones de pesos.
Sin embargo remarcaron su objeción a la modificación en las retenciones por las exportaciones que el Estado argentino definió en los últimos meses.
Los argumentos para tal modificación -al 5 y 10 por ciento- fueron las extraordinarias ganancias que obtiene el sector al aumentar los precios de los minerales.
Los empresarios aducen que por ley gozan de estabilidad jurídica por 30 años, por lo cual no debería modificarseles las relgas del juego, pero no mencionan todas las facilidades que mantienen.
En la actualidad, el Tratado Minero de Explotación Conjunta le cede a las empresas multinacionales que explotan la minería una innumerable serie de beneficios, entre los que se incluyen la deducción del impuesto a las ganancias del 100% invertido en la factibilidad de un proyecto.
Con la ley 24.196 aplican doble deducción de gastos de exploración, amortización acelerada de bienes y consumos y la posibilidad de trasladar indefinidamente el quebranto de una amortización acelerada al próximo ejercicio fiscal.
Otra ley les devuelve el IVA de los gastos de exploración. Como si todo esto fuera poco, la Ley de Inversiones Mineras los exime de pagar derechos de importación e impuesto a las ganancias además de recibir reembolsos por exportar metales a través de puertos patagónicos.
Pero lo que le dejan al país no es poco. Si tomamos como ejemplo a la minera Alumbrera, una de las empresas que reclaman por la modificación de retenciones, comprenderemos lo mucho que hacen por el país.
La Alumbrera, que factura por año 680 millones de dólares, consume el 80% del total de energía eléctrica utilizada por toda la provincia de Tucumán, a través del abastecimiento de la central de El Bracho. Esta mina, también gasta unos 1.100 litros de agua por segundo. O sea, si consideramos que por minuto se utilizan 66 mil litros y en un día completo alrededor de 95 millones, y teniendo en cuenta que cada ser humano debe consumir 2 litros de agua por día, la Alumbrera usa la misma cantidad de agua que 47 millones de personas.
Como si esto fuera poco, todos los desechos que resultan del proceso de dinamitado y posterior separación de los metales, se vierten en el “dique de colas”, basurero de 30 hectáreas y 150 metros de alto. El producto que se exporta en bruto se envía por un mineraloducto de 300 km hasta Cruz del Norte, en Tucumán, donde es cargado en el tren de la empresa hasta el puerto de Rosario.
Tanto el “dique de colas” como el mineraloducto tienen continuas filtraciones o derrames comprobados. Las denuncias de los vecinos se acumulan junto a las que tiene la por contaminación, exportación ilegal de metales, invasión de cementerios indígenas, violación de la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos, entre otras.
Fuentes: no a la mina – ACTA - NA

DMC Firewall is a Joomla Security extension!