Lago robado


Unas trescientas personas pertenecientes a la empresa Hidden Lake S.A, se instalaron en Viedma, la capital rionegrina, desde el fin de semana y realizaron escraches contra el Juez y los amparistas para torcer el brazo de la justicia.

 

  (Red Eco) Río Negro -  “Estamos convencidos de que la propiedad privada cada vez se viene avasallando más y más. Vamos a resistir, y si hace falta, como pelearon los antiguos pobladores, con el Winchester en la cintura”. Con estas palabras, Nicolás Van Ditmar, representante de la empresa Hidden Lake S.A, propiedad del magnate inglés Joe Lewis, que cuenta con 12 mil hectáreas el Río Negro, encabezó un acampe frente a los tribunales provinciales con empresarios y empleados con el fin de amedrentar al Juez del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Victor Sodero Nievas, a los amparistas y miembros de organizaciones sociales y políticas que vienen reclamando el libre acceso al Lago Escondido.
Para aumentar la presión sobre el tribunal, la empresa anunció que despediría a sus 200 empleados si se habilita el camino público vecinal.
A partir de un amparo colectivo presentado en 2005 que exigía aplicar el libre acceso a espejos de agua, un derecho incluido en el artículo 73 de la Constitución provincial; en 2006 el tribunal falló a favor del pedido, pero mediante ardides judiciales y el aval político de la intendencia de El Bolsón, Lewis nunca acató la decisión. Hubo presiones de los legisladores y el tribunal volvió a dar sentencia favorable el 30 de julio del 2009, otorgando a la provincia un plazo de 120 días para que señalice y repare los caminos públicos, cerrados por más de once tranqueras.
El 19 de marzo pasado se realizó la verificación ocular del camino público vecinal que nace en el paraje El Foyel (entre Bariloche y El Bolsón), recorre 18 km, y finaliza en el lago Escondido, con el objeto de dar cumplimiento al fallo del máximo tribunal rionegrino que exige la habilitación de ese camino público para que todos los habitantes, de Rio Negro, del país y turistas puedan conocerlo y bañarse en sus aguas.
En la recorrida hasta llegar al lago, las organizaciones, los amparistas y el juez constataron que el camino público utilizado históricamente se encuentra en óptimas condiciones para ser transitado por cualquier tipo de vehículo; que la empresa HL S.A habría hecho trabajos de dragado en el rio Foyel con el objeto de dificultar el tránsito de vehículos; que parte del camino privado de la empresa y algunas instalaciones de la Estancia Lago Escondido, incluída una parte de la mansión del magnate inglés habrían sido construidas sobre el camino público.
Demostrando el interés que tiene en el tema, el gobernador de Río Negro Miguel Saiz recibió ayer al representante del magnate Joe Lewis Nicolás Van Ditmar responsable de la empresa Hidden Lake.
Saiz y Van Ditmar estuvieron reunidos por aproximadamente una hora en Casa de Gobierno, tras lo cual el mandatario cruzó a la Plaza San Martín para saludar personalmente a los trabajadores y vecinos de Hidden Lake.
El gobernador se comprometió a seguir con atención los detalles del proceso judicial y dijo que se estuvo informándo profundamente de todo lo sucedido en los últimos días, según informó en un comunicado Hidden Lake.
Fuente: RENACE

DMC Firewall is a Joomla Security extension!