Red Eco Alternativo ***

Manual de estilo sojero

Fuerte rechazo de organizaciones sociales, estudiantiles y ambientalistas al acuerdo firmado por el gobierno de la provincia de Río Negro con la empresa china Beidahuang, por el que se le entregaría más de 200 mil hectáreas para producir soja, trigo, entre otros cultivos, además de una serie de beneficios, a cambio de fumigaciones y degradación de las tierras.


(Red Eco) Río Negro – A fines del año pasado, se conocieron los detalles de este “convenio de producción de alimentos”, tal como lo presenta el ejecutivo provincial, a cargo del radical K, Miguel Saiz, acuerdo que venía siendo negociado y conversado desde hace prácticamente un año con la Beidahuang Group (un conglomerado de agronegocios de propiedad estatal. Uno de los molinos de arroz más grande de China y uno de los cinco mayores procesadores de soja).
no_a_la_sojizacion_rio_negro.jpgDistintas organizaciones han denominado este acuerdo como “manual de instrucciones”, ya que es un modelo de esta clase de negocios en el que se garantizan las ganancias y la impunidad de la empresa, y el avasallamiento de las poblaciones que viven en las tierras afectadas.
Es que en realidad – tal como lo explica un informe de la organización internacional sin fines de lucro GRAIN –, se trata ni más ni menos de “una entrega de territorio para la producción industrial de soja con un enorme listado de beneficios incondicionales para la empresa estatal china a cambio de nada”.
Veamos algunos de los puntos tratados por el gobierno rionegrino y la empresa china (que como aún no está inscripta en la provincia operará como representante de la ignota firma “Strong Energy”):
-El ejecutivo local se comprometió a brindar sin cargo alguno un espacio para oficinas y vivienda en “el domicilio del Gobierno Provincial” ofreciendo también medios de transporte y equipamiento para la oficina.
-Para comenzar, y sin cargo alguno, el gobierno brindará 3 mil hectáreas para la realización de un campo experimental de cultivos de alto rendimiento. A partir de allí, se “ofrecen” en lo inmediato 20 mil hectáreas de “tierras disponibles sin explotación con las obras de riego por canales de la región valle del Idevi”. Luego, se pondrá a disposición información sobre 234 mil hectáreas en distintos valles de la Provincia para una futura explotación.
-El gobierno de Río Negro realizará todos los trámites necesarios para exceptuar a la empresa de todos los impuestos provinciales, como ingresos brutos, sellos, patentes, etc.
Según da cuenta GRAIN en su informe, el acaparamiento de tierras explotó como un problema global a partir de los años 2007/2008, “cuando gobiernos importadores de alimentos y empresas a la caza de beneficios comenzaron a comprar o arrendar grandes superficies de tierra en África, Asia y América Latina con el fin de producir alimentos (…). Los gobiernos son funcionales a los requisitos de otros países o empresas para operar libremente en los territorios a los que llegan. No existe ningún tipo de consulta a la comunidad, ni de evaluaciones de impactos mientras los intereses de los pueblos son vulnerados y pisoteados (…). Y, por supuesto, cuando dentro de veinte años la empresa se retire, la tierra estará degradada y los territorios serán desiertos que estarán heredando las futuras generaciones como prueba clara del compromiso del gobierno de la provincia con ellos”.
Las reacciones no se hicieron esperar. Distintos especialistas ambientales denunciaron que este proyecto es un “ecocidio”, y alertaron sobre el “alto impacto ambiental y sanitario en una amplia zona de naturales y escasas precipitaciones (200 mm anuales) y con recursos limitados de disponibilidad de agua”.
La Asociación Biológica del Comahue también expresó su rechazo absoluto al Acuerdo al criticar el avance de la soja transgénica sobre el territorio argentino y el grave impacto que están teniendo las fumigaciones masivas con glifosato en los territorios y la salud de las comunidades. Los estudiantes secundarios de las ciudades de Viedma y Patagones manifestaron su oposición al megaproyecto sojero, ya que compromete 320 mil hectáreas del patrimonio provincial y nacional, “entregándolo inescrupulosamente en manos de invasores extranjeros”.
El pueblo mapuche también expresó su repudio y adelantaron que tomarán medidas legales: “La idea es empezar a presentar un amparo frente a la Justicia para empezar a parar esto, ya que en ninguno de los casos se ha tomado en cuenta el derecho de los pueblos originarios, menos aún el derecho al consentimiento previo, libre e informado. Es un derecho que está en el Convenio 169 de la OIT y que Argentina ha reafirmado con una ley (la 24.071)”.
En tanto, el Foro Permanente por una Vida Digna comenzó una campaña bajo el lema “NI SOJA, NI CHINA. Soberanía territorial y alimentaria para la Argentina” (quienes quieran enviar su adhesión pueden hacer escribiendo a
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).
A pesar de la cantidad de rechazos que desde distintas organizaciones hicieron llegar, no está entre los planes del gobernador Miguel Saiz dar marcha atrás con este acuerdo.

Fuente y más información: www.grain.org 

 

 

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!