Principio precautorio

Por decisión de la Corte Suprema de Justicia, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) no podrá reabrir la mina de uranio de Sierra Pintada.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó el recurso de queja que había interpuesto la CNEA contra la decisión del Juez Federal de primera instancia, el Dr. Héctor Raúl Acosta que le había ordenado "abstenerse" de iniciar cualquier explotación productiva en el complejo minero fabril de Sierra Pintada, en San Rafael (Mendoza).
La medida fue dictada en el marco de la acción de amparo interpuesta por dos vecinos de San Rafael, Gabriel Arenas y María Graciela Bitar, con el patrocinio de los abogados Andrés Gil Domínguez y Paulina Martínez, y el asesoramiento técnico del Dr. Raúl Montenegro. La medida judicial sienta un precedente de mucho valor para todas las zonas afectadas por minas de uranio, ya que permite a sus habitantes exigir la remediación completa y total en las regiones afectadas.
CNEA pretendía reabrir la mina mientras se hacía la remediación. Ahora, por decisión de la Corte no podrá hacerlo. Antes deberá remediar los descalabros ambientales que produjo en Sierra Pintada.
Tras la decisión de la Corte Suprema, los abogados patrocinantes –Andrés Gil Domínguez y Paulina Martínez- coincidieron en señalar que el fallo "es muy importante respecto de la protección eficaz del ambiente y la protección de las generaciones futuras. Hasta tanto la CNEA no remedie la totalidad de los pasivos ambientales y esto sea homologado judicialmente no podrá reabrir Sierra Pintada. Esto implica una aplicación razonable del principio precautorio en torno al daño ambiental verificado”.
Fuente: FUNAM

DMC Firewall is a Joomla Security extension!