Hurlingham: Detuvieron a dos mujeres por defender un humedal

En la mañana del sábado, la policía municipal de Hurlingham se llevó detenidas a Verónica Villamarin y Natalia Jimena Gallegos, integrantes del acampe en defensa del humedal que busca impedir el avance de las topadoras sobre la flora y la fauna del arroyo Morón.

Se trata de una obra que comenzó hace 4 meses con la traza y construcción de una camino que uniría la autopista del Ayre, hasta la ruta 4 por la llamada Avenida Combate de Pavón concluyendo por un puente sobre el arroyo Morón por parte de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires. Es un proyecto que se había iniciado en el gobierno de María Eugenia Vidal y que continúa la gestión de Axel Kicillof.

Organizaciones ambientalistas de la zona denuncian que la obra que cruza el arroyo no cuenta con una audiencia pública, ni con los estudios de impacto ambiental requeridos, y que esta construcción “está trayendo un sinfín de complicaciones para la comunidad vecina de la zona del barrio Jorge Newbery, y muchísimas preocupaciones por parte de los vecinos del barrio altos de Podestá, a quienes le pasaría la obra pegada a sus casas”, afirman desde la organización Hurlingham Siempre Verde.

En este sentido, en abril de este año se presentó un recurso de amparo para impedir el avance de las topadoras y que se arrase con la flora y fauna que hay a los costados de la vera del arroyo Morón.

Al considerar que las instancias de diálogo se han agotado, sin respuesta, las organizaciones resolvieron realizar un acampe en aguante al Humedal. Sin embargo, este sábado dos integrantes de Hurlingham Siempre Verde fueron detenidas: “Nos armaron una causa por resistencia a la autoridad. La única resistencia que pusimos fue a las máquinas”. Denuncian la complicidad de la empresa Triviño con la policía que sacó por la fuerza a los ambientalistas de un humedal: “En una jurisdicción que no le correspondía, (mientras) la empresa aprovechaba nuestra salida forzosa para poner una vaya plástica. Nos esposaron, nos iniciaron una causa y cuando volvimos los empleados de la obra estaban festejando riéndose de lxs vecinxs. Estamos entre morir de bronca y llorar por todo. La destrucción, la complicidad, la mala política y ausente también. Y una indiferencia total hacia las necesidades del ciudadano y el cuidado del medio ambiente”.

Fuentes: La Izquierda Diario y Hurlingham Siempre Verde.

Imagen: La Izquierda Diario.

Our website is protected by DMC Firewall!