Red Eco Alternativo ***

Glifosato en el agua de escuelas de Mar del Plata

Un estudio de la Universidad de Mar del Plata confirmó lo que docentes y familias temían: el agua de las escuelas rurales contiene agrotóxicos y nitratos. “Representa un riesgo para la salud de la población”, alertó la investigación.

(Por Eduardo Duschatzky-Agencia Tierra Viva) Buenos Aires - El Grupo Aguas de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) halló niveles alarmantes de glifosato y nitrato en pozos de agua que abastecen a cuatro escuelas y un jardín de infantes en la Zona Oeste Rural (ZOR) del partido de General Pueyrredón, en el sudeste bonaerense.

Los valores tóxicos detectados “representan un riesgo para la salud de la población” que bebe agua de esas perforaciones, “no apta para consumo”, subrayó el Grupo Aguas, que depende de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Unmdp, en su titulado «Primer Informe Técnico Público».

“Es urgente que se tomen las medidas necesarias para asegurar la provisión de agua potable en dichos establecimientos” educativos, exhortó la investigación, subtitulada «Análisis químico de agua subterránea proveniente de perforaciones periurbanas y rurales».

El documento apuntó además que los resultados reportados para la ZOR “concuerdan con estudios realizados en cuerpos de agua superficiales y subterráneos de (ésta y otras) zonas con actividad agrícola similar en el sudeste de la provincia de Buenos Aires”, añadió.

Entre tanto, los colegios de la Zona Oeste Rural con probada contaminación de sus pozos lograron asegurar para los chicos el abastecimiento agua potable envasada, confirmaron el lunes de la semana pasada las directoras de las escuelas, docentes y madres de alumnos entrevistados por Tierra Viva en Gloria de la Peregrina y El Coyunco, dos localidades próximas a Sierra de los Padres.

“En las escuelas pudimos asegurar la provisión de agua en botellas y bidones, con las gestiones que hicimos ante el Consejo Escolar. Pero cuando los pibes se van a sus casas consumen seguramente aguas tan contaminadas como la de nuestras perforaciones, que sus familias obtienen de pozos domiciliarios que nadie estudia”, alertó una de las directoras consultadas.

La misma fuente relató que lleva varios días de intentos reiterados e infructuosos por comunicarse con el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, para “que se haga cargo de la emergencia con el agua envenenada de las escuelas, pero también de las casas de los alumnos y de los vecinos de esta región, que forma parte del municipio que él gobierna”.

Altos niveles de contaminación

La contaminación con agrotóxicos fue constatada mediante un análisis de muestras de agua de siete perforaciones que abastecen a once escuelas de la ZOR, el área rural próxima a Mar del Plata, en el tramo inicial de la ruta nacional 226 que une a esa ciudad con General Villegas y que bordea, en buena parte del trayecto total, al extenso sistema serrano de Tandilia.

“Nos centramos en estos establecimientos a partir de la solicitud de vecinos y actores sociales de la zona que querían conocer la calidad del agua en sus escuelas”, explicó a esta agencia Leo Lupi, uno de los impulsores del Grupo Aguas desde su creación en 2008, docente en las facultades de Ciencias Exactas y Naturales y de Ciencias Agrarias, y coordinador del programa de extensión Agua, Ambiente, Salud y Educación.

Las muestras fueron obtenidas por integrantes de este grupo interdisciplinario de extensión conformado para estudiar, en primer lugar, la situación en barrios periféricos y rurales de Mar del Plata sin acceso a redes de agua y cloacales.

Los investigadores señalaron que les llevó casi un año obtener la autorización del Consejo Escolar del partido de General Pueyrredón para iniciar en 2019 el estudio. Luego se pasó a la etapa de laboratorio, ya en plena pandemia de coronavirus

Al cierre del informe, realizado en octubre último pero divulgado a mediados de este mes, se habían analizado la totalidad de las muestras correspondientes a la determinación de niveles de nitrato y, por las dificultades de la pandemia, el 70 por ciento de las relativas a glifosato y AMPA, su principal metabolito e indicador de la degradación de ese herbicida.

En dos de las perforaciones analizadas (denominadas P-3. y P-5.) se hallaron niveles de nitrato que exceden la recomendación del Código Alimentario Argentino (COA, hasta 45 miligramos por litro).

En el caso del P-5., que abastece a la escuela primaria EEP 46, el Jardín de Infantes 918 y el colegio secundario EES 50, se hallaron valores inferiores a 100 miligramos por litro pero superiores a lo recomendado por el COA.

El informe apuntó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) admite valores de nitrato de entre 45 y 100 miligramos por litro, si se cumplen parámetros de aptitud desde el punto de vista microbiológico, se informa a la población sobre la calidad de agua que consume y se intensifica la vigilancia sobre la salud.

Sin embargo, subrayó, la ingesta de nitrato puede provenir también de otros alimentos y deben considerarse además variables como los grupos etarios los establecimientos educativos, ya que en el caso de pre-escolares y escolares de hasta los 12 años aun estos niveles de contaminación del agua “sobrepasan la ingesta diaria de nitrato recomendada por FAO/OMS”.

En cuanto a la escuela EES 51, del Paraje San Francisco, el nivel hallado de 174 miligramos por litro excede todos los valores de referencia vigentes, por lo que el informe recomendó “no consumir bajo ningún concepto agua que provenga de la perforación P-3. Y (que) debe asegurarse la provisión continua de agua potable a dicho establecimiento”.

Glifosato en la escuela

Respecto del glifosato, el estudio detectó niveles superiores a los de referencia en los pozos que abastecen a las escuelas EEP 8 de la localidad de El Coyunco (kilómetro 16 de la ruta 226), EES 50 y 46 y al Jardín 918 del paraje Gloria de la Peregrina.

Esos valores fueron de 22,3 microgramos de glifosato por litro de agua en la perforación P-4. y de 14,1 microgramos en la P-5.

Aunque la legislación nacional, inespecífica y desactualizada, admite hasta 300 microgramos de este herbicida por litro de agua para beber, los estándares de la Unión Europea sólo toleran 0,1 microgramos por litro de agua

El lobby de la producción agroindustrial con uso masivo de agrotóxicos suele citar el caso de Estados Unidos, cuya permisiva legislación admite 700 microgramos de glifosato por litro de agua, mientras su agencia ambiental niega la calificación que la OMS hizo en 2015 del glifosato como “probablemente cancerígeno”.

Bayer-Monsanto con pérdidas millonarias

La compañía alemana Bayer informó una perdida para 2020 de 10.500 millones de euros (frente a un beneficio de 4.100 millones en 2019) y lo atribuyó en gran parte a demandas que afronta en Estados Unidos por el uso de glifosato y que resolvió parcialmente con acuerdos indemnizatorios extrajudiciales.

Bayer heredó el glifosato con la compra de la compañía estadounidense Monsanto y, en consecuencia, también recibió en herencia los casos judiciales relacionados con el uso del glifosato y sus efectos potencialmente cancerígenos.

Este año, Alemania -país donde tiene su casa matriz Bayer- anunció restricciones progresivas para el uso de pesticidas en la agricultura y la prohibición total del empleo de glifosato para fines de 2023. Similares decisiones adoptaron otros países europeos y también México, que dirá adiós a ese herbicida el mismo año que Alemania.

jardin918 agua contaminada glifo y nitrato


En Mar del Plata como en Tandil

En cuanto al hallazgo de glifosato y nitrato en pozos de agua de escuelas de la ZOR de Mar del Plata, “concuerda con un estudio reciente en el que se detectaron entre 2 y 7 plaguicidas en perforaciones de establecimientos educativos de zonas rurales en el Partido de Tandil”, puntualizó el informe del Grupo Aguas.

En el estudio realizado en Tandil entre 2017 y 2018, en efecto, investigadores de la Universidad del Centro (Unicen) y del INTA Balcarce encontraron en total 16 componentes activos de diversos agrotóxicos en el suelo y el agua de 15 escuelas rurales, de los cuales entre dos y siete en los pozos que las abastecen.

La detección de un espectro amplio de contaminante depende de la capacidad técnica con que se cuente al momento de realizar los análisis de laboratorio.

En el caso del estudio realizado por el Grupo Aguas en escuelas de la Zona Oeste Rural (ZOR) marplatense, las sustancias incorporadas a la búsqueda fueron cuatro, elegidas considerando tanto su posible presencia en aguas subterráneas, el uso frecuente en la zona agrícola de muestreo, su toxicidad y el riesgo para la salud, como la capacidad técnica de análisis de laboratorio con que se contaba.

En consecuencia, la investigación se limitó a la búsqueda de nitrato, glifosato y otros dos agrotóxicos, el herbicida atrazina y el insecticida clorpirifos.

“Pero no tenemos los resultados para atrazina y clorpirifos debido a las dificultades causadas por la pandemia”, señaló Lupi sobre los resultados comunicados en el informe técnico divulgado este mes.

Por otra parte, un estudio anterior del Grupo Aguas, que buscó exclusivamente glifosato y AMPA en doce perforaciones domiciliarias de la ZOR y en agua superficial de la Laguna y el Arroyo de los Padres, aunque no halló trazas del herbicida en los pozos, sí encontró una media de 32,9 microgramos por litro en el 89 por ciento de las muestras de agua superficial.

En este contexto, en febrero último se conoció el respaldo de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de Mar del Plata al reclamo de vecinos de localidades de la costa del vecino partido de Mar Chiquita en contra de una ordenanza municipal que permite fumigar con agrotóxicos a sólo 150 metros de casas y escuelas y a 25 metros de cursos de agua.

 

Fotos: Flor Guzzetti

 
 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!