Quieren tapar la protesta con basura

La policía cordobesa intentó impedir que vecinos de localidades del Valle de Calamuchita expresaran al gobernador su rechazo por la instalación de un basurero regional. 


(Red Eco) Córdoba- La Fundación para la defensa del ambiente (FUNAM) denunció penalmente al Gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, a funcionarios de su gabinete y a la policía de la provincia por impedir la realización de una protesta.
Mediante varios operativos coordinados entre las unidades departamentales de Calamuchita y Río Cuarto, la Policía impidió, el 3 de febrero pasado, que un grupo de vecinos autoconvocados, que viven en distintas localidades del valle de Calamuchita, llegaran hasta Las Caleras para manifestarse ante el gobernador Juan Schiaretti en repudio de la posible creación de un vertedero regional de basura en la zona. Sin embargo, usando caminos alternativos, algunas personas lograron llegar al acto del gobierno y entregar una nota a un funcionario provincial.
Ese día, los vecinos se dirigieron en sus vehículos particulares al pueblo de Las Caleras, donde el gobernador de Córdoba y su gabinete asistían a un acto público  con la intención de entregarle una nota y acompañar la solicitud con sus pancartas. Uno de los grupos fue interceptado tres veces y en Embalse la policía no les permitió que siguieran camino hacia Las Caleras. Al regresar decidieron dividirse, pero en Berrotarán –cuando intentaban llegar al pueblo donde estaba el gobernador- un puesto policial les impidió continuar. Otra vecina autoconvocada, Norma Susana Pascual, fue interceptada por la policía en el puente de Arroyo Corto cuando salía de la localidad de Amancay y fue obligada a tomar otro camino.
Además de repetidas solicitudes de documentación, la policía los obligó a dejar sus pancartas en los puestos, y les advirtió que no podían repartir volantes.  
El Dr. Raúl Montenegro de FUNAM pidió al Fiscal del Turno que investigue "si hubo un trabajo de inteligencia previo por parte de la policía" porque algunos de puestos de control "estaban localizados en sitios de poco tránsito, pero en lugares cuyos pobladores se oponen al vertedero regional". También indicó que los vehículos de los autoconvocados "habrían sido previamente identificados por la Policía".
Montenegro, calificó lo sucedido como "extremadamente grave" porque los funcionarios "cercenaron los derechos constitucionales de vecinos pacíficos y habilitaron una nueva figura represiva, la criminalización del intento de protesta social".
Los "Vecinos Autoconvocados de Calamuchita", FUNAM y otras organizaciones sociales tratan de impedir que el gobierno de Córdoba instale un mega vertedero en el valle de Calamuchita. El gobierno provincial designó de manera inconsulta el lugar donde se instalaría el vertedero de basura.
Montenegro advirtió que muchos proyectos de vertedero regional "incluyen estaciones de transferencia y reciclado previo para mejorar su imagen, pero no son ni remotamente rellenos sanitarios. La compactación en fardos para reducir la demanda de espacio aumenta además la concentración de contaminantes". 
"Las municipalidades y comunas deben hacerse cargo de sus propios residuos, no enviarlos a una sola localidad alejada. Este colonialismo interno libera del problema de la basura a varias ciudades, y transforma el lugar elegido para enterrarla en un infierno ambiental. Es lo que ocurre en Bouwer, que durante 28 años recibió la basura de la ciudad de Córdoba y otras localidades", sostuvo Nayla Azzinnari, asesora de los vecinos de esa localidad.
La lucha encarada por los vecinos y la comuna de Bouwer –agregó Nayla Azzinnari logró el cierre de una planta de incineración, que se desarmaran 20.000 vehículos de un depósito judicial y que el enterramiento sanitario se cierre finalmente en el mes de abril de este año".
Fuentes: FUNAM - Puntal.com.ar

Our website is protected by DMC Firewall!