Red Eco Alternativo ***

Amplio movimiento en defensa de la costa del Paraná

Sin atender a normas constitucionales, protección del ambiente, con violación de ordenanzas municipales y habilitaciones urgentes por vía de excepción, la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes avanza con un plan de intervenciones Costeras, que incluye el permiso a Jorge GOITIA, empresario hotelero y dueño de Casinos del Litoral S.A. para construir un Shopping  en la playa Arazaty II. 


Por Hilda Presman/Red de Derechos Humanos Corrientes

La zona ribereña a las costas  del Paraná  donde actualmente se asienta la ciudad de Corrientes, lleva  430 años (si consideramos cuando  fuera avistada e invadida por la corona española) identificándose como una localidad con balcón hacia el río. De allí su nombre, Corrientes, apocopado del original Ciudad de Vera de las 7 Corrientes, por sus características 7 puntas o salientes de piedras sobre el rio Paraná. 

Es este bello e identitario paisaje costero el que la avaricia empresarial  y los malos gobiernos nos quieren robar.  El capitalismo en su modelo extractivista urbano, de acumulación por despojo, viene hoy por nuestras playas.  De manera irracional,  sin atender a  normas constitucionales,  protección del ambiente, con violación de ordenanzas municipales y habilitaciones urgentes por vía de excepción, la Municipalidad de la Ciudad de Corrientes avanza  con un plan de intervenciones Costeras, que incluye  el permiso a  Jorge GOITIA, empresario hotelero y dueño de Casinos del Litoral S.A. para construir un Shopping  en la playa Arazaty II.  Para ello el Intendente Eduardo Tassano (ECO-Cambiemos)  convocó a  sesiones extraordinarias el 19 de diciembre, con un flamante Concejo que le es adicto y aprobó en maratónica sesión todas las vías de excepción a ordenanzas municipales que permitan avanzar con esta  construcción.  

En estos primeros 15 días del año 2020 también han proliferado, por vía de concesiones precarias  las adjudicaciones  a empresarios privados para el uso del espacio público costero, en una  trama de favores entre empresarios y políticos de turno que avasalla nuestro derechos, avanza en la construcción de paradores con la excusa de ofrecer “mejores servicios” a los bañistas y promover turismo y trabajo en esta devastada ciudad, que tiene uno de los niveles más altos de pobreza del país.  Claro que sin evaluación de impacto ambiental, sin considerar la protección del ambiente natural, la destrucción del “balcón hacia el río” por  la contaminación visual  que  esas  edificaciones  generan , con materiales que no son ecosustentables, y que, de concretarse, comprometen seriamente a futuro,  a nuestras playas publicas y al valle de inundación del Río Paraná.

En defensa de nuestras playas se va conformando un amplio movimiento con  vecinos comprometidos con nuestro entorno natural, usuarios de playas (correntinos,  chaqueños y turistas  que nos visitan para disfrutar de las mismas), trabajadores ambulantes que con la privatización de las playas serán expulsados de su circuito productivo.  Ha habido pronunciamiento de técnicos especialistas, de entidades profesionales, de la Facultad de Arquitectura UNNE, de ambientalistas, planteando la oposición a este proyecto y exigiendo estudios legales, procedimentales y ambientales de fondo. El grupo autoconvocado “defensores del espacio público costero” avanzó en visibilización y movilización, tanto en asambleas en la playa como en  generación de movidas culturales recientes y en un futuro inmediato ( festejos tradicionales como la fiesta de “San Baltazar” el día 6 de enero, en el Parque Camba Cua; la adhesión de artistas locales en el próximo Festival nacional del Chamamé que empieza este viernes 17,  y en los corsos barriales y oficiales que inician en febrero).

El pueblo correntino, en medio de un cerco mediático y de un discurso mentiroso que plantea la entrega de nuestros recursos naturales a cambio de progreso, servicios, trabajo y turismo,  está despertando  y poco a poco va obteniendo  pequeños logros.  El más evidente ha sido lograr que el municipio anuncie la paralización de una  obra no habilitada, que entre gallos y medianoche asentó una base de hormigón en la Playa Islas Malvinas .

Esta  usurpación del espacio público viene lenta y sistemáticamente avanzando, gestión tras gestión sobre nuestra costanera, no es solo de esta última gestión, aunque es necesario decir que esta es la más obscena en su compromiso servil con el gran capital. Por eso la necesidad de que los pueblos se movilicen, mas alla de sus representantes, y exijan que los gobiernos ( cualquiera sea su signo) gobiernen respetando la vida, la dignidad y los derechos de los pueblos, en este caso, a un ambiente sano, al disfrute de sus costas y a la preservación de nuestro espacio público costero.

•#Laplayanosevende

#laplayasedefiende

#laplayanosetoca

#noalshoppingenlaplaya

#defensoresdelespaciopublicocostero

Contacto Hilda Presman +54 9 379 439-0002

Fuente: Agencia para la Libertad

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd