Red Eco Alternativo ***

La mega-minería en la Universidad de Lujan

El Jueves 20, en una sesión extraordinaria, el Consejo volverá a  tratar un proyecto de resolución que ya en 2009, gracias a que la comunidad estudiantil, fue rechazado fuertemente. El hecho de hacerlo en fechas en que ya casi ningún estudiante asiste regularmente a las instalaciones de la UNLu es un claro ejemplo que no se quiere debatir democráticamente.

YMAD es una sociedad creada en 1958 mediante la ley 14.771, y está conformada por el gobierno de la provincia de Catamarca, la Universidad Nacional de Tucumán y el Estado nacional. Junto con Minera Alumbrera Limited (MAL) explotan la mina Bajo la Alumbrera. Las tres empresas multinacionales que conforman la MAL han sido denunciadas por haber violado derechos humanos, derechos laborales y degradado el ambiente en distintos países. Esta ley citada es la que obliga a distribuir entre las universidades nacionales un porcentaje de las “utilidades líquidas y realizadas”.

Este proyecto de minería a gran escala comenzó la explotación en 1997 y desde el 2008 empezaron a girar los fondos a través del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que congrega a todos/as los/as rectores/as de las universidades nacionales del país. Los 11 años que distancian la instalación de la minera contaminante y la asignación de los fondos del CIN, no son casuales. La lucha que se expandía a lo largo de nuestro país y el continente contra la instalación de esta industria extractiva y sus consecuencias, empujó a estas empresas a buscar la licencia social a través de mecanismos como la compra de la complicidad de la ciencia y la investigación.

Tras la lucha del movimiento estudiantil y la comunidad, a partir de 2009 varias universidades y muchas facultades rechazaron este dinero manchado de contaminación, explotación y muerte.

El impacto ambiental de YMAD-Minera Alumbrera Limited es evidente tras tantos años de explotación:

Afecta la cuenca de Campo del Arenal por extracción desmedida de agua subterránea en Catamarca; la cuenca de los ríos Vis Vis-Amanao, también en Catamarca, por actividades de explotación minera; el Embalse de Río Hondo y la cuenca del Río Dulce en Santiago del Estero;

El complejo de ecosistemas terrestres y acuáticos que se prolonga a lo largo de la superficie atravesada por el mineraloducto de 316 kilómetros, entre Catamarca y Tucumán; los ambientes terrestres que atraviesa el “tren azúl” y el segmento del Río Paraná, en San Lorenzo, donde se almacenan y cargan los buques de transporte, han sido afectados en diversos tramos por continuos derrames y roturas de la red;

Las principales consecuencias ambientales: alteración geomorfológica profunda (cambios en la topografía); destrucción irreversible de ambientes nativos en el área de explotación y afectación de ambientes naturales en áreas próximas; consumo excesivo de agua que reduce las reservas hídricas de la zona; alteración de la flora y fauna de la zona, contaminación del suelo y biota con residuos peligrosos generados dentro y fuera del área de explotación;

Se han registrado transformaciones en las formas de enfermar de la población: aparición de diferentes tipos de cánceres en poblaciones jóvenes, malformaciones y abortos espontáneos, alergias y enfermedades respiratorias;

Debido a la utilización de tendidos de alta tensión para el proceso de extracción se generan campos electromagnéticos que tienen efectos negativos al interactuar con el campo magnético biológico pudiendo generar  leucemia, y alteraciones en el sistema cardiaco;

Contamina los cursos de agua superficiales y subterráneos debido a pérdidas en el mineraloducto y el dique de colas;

Produce movimiento de suelos con pérdida de características particulares que hacen al paisaje impidiendo otros usos, productivos o recreativos;

Contamina de aire por material particulado y vibraciones generadas por el ruido de las voladuras que realizan al aire libre.

El costo de la ética

Aceptar dinero de grandes empresas implica condicionar las investigaciones y trabajos académicos de los estudiantes y graduados.

Casi 10 años después, con la mega minería a cielo abierto prohibida en varias provincias del país y muchos lugares del mundo, la negativa de la ciudadanía a la instalación de estos proyectos (recordemos el rotundo NO de Esquel en el plebiscito de 2003 y con el rechazo de muchas universidades a esos fondos,).

Esto se da en el contexto actual de desfinanciamiento desde el estado hacia la educación pública, y donde en vez de presionar a las autoridades del Ministerio de Educación lo que hace es buscar un parque con el financiamiento privado, una forma encubierta de privatizar la educación pública.

 

Logo agenda

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!