Red Eco Alternativo ***

Pronunciamiento de las Cátedras Libres de Soberanía Alimentaria y Espacios Afines sobre el denominado AgTech

"Estamos convencidxs de que para avanzar realmente hacia la Soberanía Alimentaria tenemos que retroceder, de igual modo, en el modelo de Agronegocios, que definitivamente no produce alimentos y sí genera un daño ambiental de enormes magnitudes. Y ese retroceso del modelo de agronegocios debe poder verse y palparse en los hechos, más que escucharse en los discursos. Por ello, vemos con absoluta preocupación el desembarco del Plan AgTech para el sector agropecuario en nuestro país, a la luz de un nuevo impulso que se le da al modelo dominante que nosotrxs criticamos y denunciamos".

Pronunciamiento de las Cátedras Libres de Soberanía Alimentaria y Espacios Afines sobre el denominado “AgTech. Nuevo Paquete Tecnológico del Sector Agropecuario" para Argentina

Desde nuestros inicios, las Cátedras Libres de Soberanía Alimentaria y nuestros espacios afines, nos propusimos abordar en las Universidades Públicas un debate serio y franco sobre las problemáticas de nuestro sistema alimentario y la reflexión crítica sobre el Derecho a la Alimentación Adecuada y la Soberanía Alimentaria. Innumerables trabajos de campo, investigaciones, y un largo camino de cooperación junto a organizaciones socioambientales y campesinas, nos ubica en las antípodas del modelo hegemónico agroalimentario encarnado en el Agronegocio. Nuestras propuestas y acciones, nutridas de los saberes populares y los aportes de la Ciencia Digna al servicio del bienestar de los pueblos, se direccionan en la construcción de otros sistemas de producción y consumo bajo el paradigma de la Soberanía Alimentaria, la cual solo es posible si las comunidades recuperamos nuestro derecho a definir qué y cómo producir para alimentarnos en armonía con la Naturaleza, de la que sin duda somos parte.

Por lo tanto, cualquier desarrollo tecnológico -ya sea que venga del ámbito público o privado de la ciencia- que derive en una profundización o fortalecimiento del actual sistema productivo dominante, basado en el monocultivo transgénico con uso masivo de agrotóxicos, será considerado por nuestros espacios y colectivos como un retroceso en el camino que nos proponemos para alcanzar Soberanía Alimentaria. Esta última, solo es posible, como bien dijimos, a través de políticas públicas que promuevan la Agroecología y todas las formas de agricultura natural de base campesina e indígena, con posibilidades reales de acceso a la tierra, tanto para quienes hoy se dedican a la agricultura como para quienes desean realizar un retorno al campo con el fin de repoblarlo y des-hacinar las ciudades. Solo es posible también si adoptamos una nueva organización social y económica que nos permita comercializar nuestros alimentos de manera local y a precios justos. Sin embargo, no serán suficientes todos los esfuerzos puestos en construir estas alternativas - viables y posibles a nivel nacional en todos los aspectos-, si no se hace un parate con los incentivos gubernamentales e institucionales al Agronegocio. No serán suficientes si se continúa alimentando con inyecciones presupuestarias, leyes a medida y beneficios especiales al modelo agroexportador contaminante.

Estamos convencidxs de que para avanzar realmente hacia la Soberanía Alimentaria tenemos que retroceder, de igual modo, en el modelo de Agronegocios, que definitivamente no produce alimentos y sí genera un daño ambiental de enormes magnitudes. Y ese retroceso del modelo de agronegocios debe poder verse y palparse en los hechos, más que escucharse en los discursos. Por ello, vemos con absoluta preocupación el desembarco del Plan AgTech para el sector agropecuario en nuestro país, a la luz de un nuevo impulso que se le da al modelo dominante que nosotrxs criticamos y denunciamos.

El mencionado Plan fue anunciado el 30 de junio en el evento virtual promovido y realizado por el IICA -Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura-, un organismo de la OEA -Organización de Estados Americanos-, a través del cual opera la Fundación filantrocapitalista de Bill & Melinda Gates. Este nuevo paquete tecnológico para el Modelo Agroalimentario argentino se da en el marco de un acuerdo específico de asistencia técnica y asesoramiento entre el IICA con el Gobierno Argentino, a través de los Ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y el de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, con el fin de implementar una digitalización completa de la agricultura, a través de una amplia plataforma tecnológica de Microsoft utilizando las herramientas Internet de las Cosas (IoT), Big Data e Inteligencia Artificial (IA); así como la aplicación de innovación y tecnologías de información y comunicación en proyectos de desarrollo, entre otras. El paquete incluye la técnica CRISPR, un editor genético. Y ¿cuáles son sus aplicaciones? Puede aplicarse en casi cualquier situación en que se desee modificar la secuencia de ADN, y permite producir plantas transgénicas, modificando el propio ADN, o incluso, como afirmaron nuestros funcionarios argentinos en el encuentro virtual realizado, clonar animales. Sostenemos que estos acuerdos y programas resultan tan peligrosos como contrarios al cuidado de la salud y de la vida, cuidados por los que como actores sociales y políticos debemos abogar. Y para ello, una vez más, invocamos a la Ciencia Digna, que nos señala que estas tecnologías, además de constituir un riesgo biológico, pueden acarrear nuevos desequilibrios ecosistémicos y provocar por ejemplo, nuevas zoonosis y pandemias.

Por otro lado, rechazamos que se continúe utilizando el argumento de combatir el Hambre y el Cambio Climático como excusa para seguir explotando la tierra en beneficio de unos pocos empresarios, sin otro fin que el de generar procesos de acumulación del capital, concentración económica, apropiación de recursos genéticos y control social, como bien denuncia la Dra. Vandana Shiva. Este nuevo plan no generará trabajo, ni mayor productividad para las familias agricultoras y campesinas, ni ayudará a combatir el cambio climático, porque como es bien sabido y se encuentra debidamente documentado, es el mismo Agronegocio como modelo productivo a escala mundial, uno de los principales factores del calentamiento global y la crisis del clima.

Así como nos aprestamos a celebrar cuando algún proyecto es beneficioso para las comunidades en pos de la construcción de la Soberanía Alimentaria, como es el caso por ejemplo de la creación de la Dirección de Agroecología en el MAGyP, seremos claros cuando algo va completamente en el sentido contrario. Nos preocupa que el Ministro de Agricultura se muestre tan entusiasta con proyectos que no hacen sino profundizar el modelo extractivista. Tal es el caso de la creación de la Dirección de Tecnología Agrícola, anunciada en la conferencia del día 30 de junio por el Secretario de Agricultura, Julián Echazarreta, quien además afirmó que la misma “tiene como objetivo estratégico, el desarrollo y adopción de las AgTech”, calificándolas como “útiles para resolver la Seguridad Alimentaria planetaria y regional”. Pero nada puede estar más lejos de resolver este problema mundial que las políticas que están encarando.

Es en este contexto que nos plantamos en total desacuerdo con que nuestros presupuestos públicos para la ciencia y la tecnología, costeados con el esfuerzo de nuestro Pueblo, se orienten a este tipo de programas y modelos productivos contrarios a la Soberanía Alimentaria y a la solución de la crisis climática: la adopción de estas AgTech, que implican la automatización de todos los procesos físicos de la agricultura que propone el AgOne de Bill Gates y el AgTech del IICA y el desarrollo de los cultivos CRISPR (edición genética) y la carne artificial. En definitiva, tal como afirma la compañera Vandana Shiva, el IICA, la Fundación Bill Gates, Bayer/Monsanto, y Corteva (Dow, Dupont & Pionner), sin lugar a dudas, conforman hoy la alianza más peligrosa de los últimos tiempos para la agricultura y la Soberanía Alimentaria de cada país en nuestra América Latina y en el Caribe.

Adjuntamos la investigación realizada por la organización Naturaleza de Derechos, como documento de consulta: http://naturalezadederechos.org/billgates.htm

Argentina, 13 de Julio de 2020

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd