La vicepresidenta de la Nación y el FMI

Me cuesta un gran esfuerzo, el utilizar la prudencia al analizar a la mayor parte de la dirigencia política, especialmente a aquellos que accedieran a la función de mayor responsabilidad en la administración del Estado. O cultivan el doble discurso, o han perdido la memoria, y no se acuerdan ni lo que firmaron, ni lo que dijeron; total –piensan- la gente no es muy escrupulosa y no se acuerda de toda la hojarasca dialéctica que le tiran a diario.

(Alejandro Olmos Gaona) Argentina-  Como me ocupo de investigar hechos del pasado, sumergirme en los archivos, buscar documentos, ir inútilmente a Comodoro Py a llevar elementos de prueba me cuesta entender tanta irresponsabilidad en el discurso, y que se tome a los argentinos por idiotas. Eso me surge después de haber escuchado las palabras de la Vicepresidenta en la exitosa presentación de su libro en la ciudad de La Habana.

Dijo textualmente refiriéndose a la deuda: “El no haber investigado es lo que permitió volver a hacer lo mismo con los mismos personajes. Sturzenegger estuvo en el megacanje, vino por segunda vez como presidente del Banco Central y volvió a hacer lo mismo. Hoy está dando clases en una universidad americana, mientras los argentinos nos debatimos en una situación económica y social terrible” Ella no se hace responsable de no haber investigado la deuda, y tira esta afirmación como aquella otra de un “Nunca Mas de la deuda”.

Se olvidó que en una carta que me enviara en respuesta a una mía donde le proponía hacer una investigación en el año 2012, y le contaba lo realizado en el Ecuador, me contestó que no se podía hacer nada, porque el Congreso no había hecho nada. Como si un presidente no pudiera constituir una Comisión por Decreto, como lo hizo Correa en julio del año 2007.

Después mostrando un desconocimiento absoluto de las reglas del FMI, lo cuestionó por haber violado su normativa interna de no otorgar préstamos que permitan la fuga de capitales, calificando el préstamo de ilegal. Primeramente debo decir que no entiendo que si el préstamo con el FMI es ilegal, para qué hay tanta actividad gubernamental para renegociarlo, habiéndose creado una unidad ejecutora para coordinar con el ministro Guzmán, estando ya los funcionarios de la institución multilateral en Buenos Aires, sin olvidar que hubo reuniones con los máximos responsables de la institución en el exterior. Para el derecho argentino, los actos ilegales son nulos de nulidad absoluta, y en consecuencia no son susceptibles de negociación alguna y ella como abogada debería saberlo. Pareciera entonces que lo que es ilegal para la Vicepresidenta, es legal para el presidente Fernández, su ministro de Economía, y todos los legisladores que hoy dieron su apoyo a la negociación. ¿Cómo se entiende esa contradicción? ¿O son palabritas que se pronuncian en un país extraño para conmover al auditorio y mostrar actitudes confrontativas?

Además no es cierto que el FMI no pueda prestar fondos a países que transfieran capitales. Sus normas son muy claras, y en ellas se dice: “ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital, y el Fondo podrá pedir al país miembro que adopte medidas de control para evitar que los recursos generales del Fondo se destinen a tal fin” Es decir la prohibición es para el país no para el FMI, pero además, hay dos claúsulas más donde se permite esa transferencia de capitales para actividades múltiples, cosa que los especuladores de siempre saben manejar para evitar problemas. Y es importante destacar, que la transferencia de capitales o fuga, no es un acto ilegal, ni un ilícito de ninguna naturaleza, ni hay norma alguna que las prohíba ya que hay leyes que las protegen y la Dra. Kirchner debería conocerlas. Lo que no significa que yo justifique en modo alguno esas operaciones que resultan dañosas para el país.

Por otra parte ¿cómo un organismo tan respetado por la Dra. Fernández de Kirchner como el FMI, puede cometer acciones ilegales? Digo respetado, porque en este punto, y más allá de las habituales críticas que le hizo para consumo de la militancia, firmó documentos manifestando su credibilidad sobre la institución multilateral.

En la reunión del G20 en el año 2009, la ex presidente Cristina Kirchner firmó un documento donde se establecía que “Apoyaremos, ahora y en el futuro, la supervisión sincera, equilibrada e independiente por parte del FMI de nuestras economías y nuestros sistemas financieros, de las repercusiones de nuestras políticas para los demás y de los riesgos a los que se enfrenta la economía global…Los nuevos mercados y los países en vías de desarrollo, que han sido el motor del reciente crecimiento mundial, afrontan también ahora retos que se suman a la actual recesión de la economía mundial. Para la confianza mundial y la recuperación económica es imperativo que sigan recibiendo capital. Esto exigirá un reforzamiento considerable de las instituciones financieras internacionales, en especial el FMI. Por lo tanto, hoy hemos acordado aportar 850.000 millones de dólares de recursos adicionales a las instituciones financieras mundiales para respaldar el crecimiento en los nuevos mercados y en los países en vías de desarrollo. Con este fin: Hemos aceptado aumentar los recursos de los que dispone el FMI mediante la aportación inmediata por parte de los miembros de 250.000 millones, posteriormente incorporados a unos Nuevos Acuerdos de Préstamo ampliados y más flexibles, incrementados en unos 500.000 millones de dólares, y considerar la solicitud de préstamos en el mercado”

Coincidentemente con lo aprobado en el G20 el 21 de febrero de 2013, se envió al Congreso Nacional, un proyecto de Ley, para aprobar la 14 revisión de cuotas del FMI y la modificación de la clausulas 5,6 y 7 del Convenio Constitutivo, mencionando que el FMI estaba para fomentar la cooperación monetaria internacional, facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional, fomentar la estabilidad cambiaria, coadyuvar a establecer un sistema multilateral de pagos y poner a disposición de los países miembros con dificultades los recursos de la institución” Se ampliaba la participación argentina en 1.070.200.000. en derechos especiales de giro y se pedía la aprobación del fortalecimiento de la representación del organismo y la ampliación de facultades de inversión.

Retrocediendo en el tiempo, recuerdo que el FMI, el BID y el BM, fueron los que condicionaron su apoyo a la política extranjerizante del menemismo, ante el compromiso de la privatización de YPF, que fue entusiastamente impulsada y apoyada por el matrimonio Kirchner. En el Ministerio de Economía encontré copia de las notas enviadas por esas instituciones a la comunidad financiera donde lo mencionaban.

Indudablemente siempre hay otra historia que muestra lo que se quiere ocultar y lo expuesto me exime de mayores comentarios. Queda en evidencia, que una cosa es el discurso de la Dra. Kirchner ante los jerarcas cubanos, que aplaudieron a rabiar, aquello que se trasmite a la crédula militancia, y algo muy distinto los instrumentos legales que se firman, que generalmente nadie conoce y que son los que siempre condicionan la política de la Nación.

Buenos Aires, 12 de febrero de 2020

DMC Firewall is a Joomla Security extension!