Red Eco Alternativo ***

¿Por qué el proyecto UNICABA afecta a todo el sistema educativo?

Toda reforma parte de un ¿diagnóstico de la realidad? Miles de docentes habitamos las aulas diariamente, por conocerlas sabemos que hay logros pero también mucho camino por recorrer y eso nos desafía. Ahora bien, ¿cómo puede el gobierno hacer diagnósticos de nuestra realidad sin oír nuestras voces?
 
Sus mecanismos son conocidos. Implementan evaluaciones estandarizadas como el Operativo Aprender y el Operativo Enseñar, diseñadas de antemano para obtener malos resultados. Incluyen elementos tendenciosos para obtener Información que luego utilizan para señalar lo mal que está la educación pública y la culpa que tenemos lxs maestrxs en gran medida por la “falta de capacidad”.
 
Lejos de representar un diagnóstico real de la educación que tenemos, resulta un elemento para justificar la reestructuración del sistema educativo, siendo la formación docente y sus condiciones laborales su palanca de cambios. Por eso, en vez de apuntar a la responsabilidad estatal como garante de la educación, hablan de “políticas docentes” y del “plan maestr@”. Incluso cuando optan por incluir elementos reales en el diagnóstico, tales como la falta de docentes, no proponen políticas que apunten a resolver dichos problemas, sino a agravarlos. 
 
Vienen por la educación pública 
El Plan Maestr@, la Secundaria del Futuro, el vaciamiento en el nivel inicial y el intento de cierre de los profesorados son diferentes caras de un mismo proyecto. En un modelo de país que precariza la vida de las mayorías, la educación es uno de los blancos privilegiados de este gobierno. Les resulta necesario que docentes y estudiantes tengan el menor margen posible de decisión, de organización y de acción. 
 
La Ciudad de Buenos Aires es y ha sido para el PRO el laboratorio de reformas en el plano educativo. En sus 12 años de gestión lograron cerrar grados en escuelas primarias, eliminar las juntas de clasificación, promover más ofertas precarias para el nivel inicial en reemplazo de jardines, y aún así jamás garantizaron las 10.000 vacantes que vienen faltando año a año. A su vez, implementaron en muchas escuelas la jornada extendida a costa de trabajo precarizado y recortando espacios escolares. Como si fuera poco le abrieron la puerta de nuestras instituciones públicas a empresas y ONG´s. 
 
Estas son solo algunas de las avanzadas que prepararon el escenario para lo que pretenden hacer ahora: cerrar nuestros profesorados, que acumulan años de experiencia siendo instituciones que han garantizado el derecho a la educación del pueblo. Es que una reforma tan abrupta, inconsulta y vaciadora no puede hacer más que destruir la formación docente actual, y arrebatarnos así todos los derechos que hemos conquistado generaciones de estudiantes, maestrxs y profesorxs con la lucha.
 
La soberanía educativa no puede esperar. Con la certeza de que otro futuro no solo es posible sino necesario, con la claridad con la que cada mañana entramos al aula esperanzadxs, hay que seguir creciendo en la lucha. Ya no somos lxs mismxs, ya no somos uno, somos 29 con la fuerza de miles y sabemos que unidxs ésta la podemos ganar. 
 
Tal vez lo que quisieron fue enterrarnos, probablemente no sabían que éramos semilla.
 
El cierre de nuestrxs profesorados tiene consecuencias para todxs nosotrxs
 
Para lxs estudiantes
El cierre de los 29 profesorados no es un mero cambio de plan de estudios. Esta reforma implica dos cosas: por un lado, el cierre de nuestras casas de estudio. Por el otro, la pérdida de los espacios democráticos y representativos de todos los claustros a partir de la disolución de los Consejos Directivos, que serían reemplazados por un director de carrera designado por el poder ejecutivo.
 
Dónde vamos a cursar, cuáles serán nuestros planes de estudio y quién los va a definir, cómo participaremos de la toma de decisiones sin órganos de cogobierno. Son preguntas que resuenan en nuestras cabezas. Con el avance de esta reforma, quienes estamos estudiando actualmente, nos recibiremos en una institución que ya no existirá ¿Qué valor tendrán entonces nuestros títulos en el futuro? 
 
Para lxs docentes
El cierre de los 29 institutos de formación docente implica para lxs docentes de profesorado la pérdida de trabajo en principio de interinos, suplentes y de quienes detentan cargos a término. ¿En donde se insertará laboralmente el personal administrativo y las conducciones de los profesorados?
 
Además, un sistema de formación docente en el nivel universitario implica para aquellxs que no cuentan con un título universitario la pérdida de las condiciones para ejercer, o bien la obligación de adecuarse con ciclos complementarios para sostener sus puestos de trabajo.
Lxs docentes de primaria, inicial y media somos parte de esta lucha
 
El cierre de los profesorados y su reemplazo por una universidad es el primer paso de un proyecto integral de reforma de toda la carrera docente. El objetivo no solamente es la formación inicial sino también la continua, como se ha dicho, parte del diagnóstico de la baja preparación de lxs maestrxs. Por eso proponen retener, convocar y seleccionar a los “mejores docentes”. Evaluaciones de desempeño y resultados, junto con la autonomía de las conducciones escolares a la hora de elegir al personal docente forman parte de los siguientes pasos. En pocas palabras, buscan volar por los aires el estatuto del docente y con ello los derechos a licencias y la transparencia para el ascenso y la estabilidad laboral. 
Agrupación Docente Estudiantil Simón Rodríguez
Milena, estudiante Normal 7: +54 9 11 5852-2804
 
 

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!