Red Eco Alternativo ***

La destrucción del sistema de seguridad social

Estamos presenciando en etapas lo que se puede denominar la destrucción del sistema de seguridad social en Argentina. Empezaron instalando la Prestación Universal a la Vejez. Ahora, y por órdenes del FMI buscan bajar los índices que arroja la fórmula de movilidad, bajar la tasa de sustitución y aumentar la edad de jubilación. Paola Renata Gallo Peláez para Red Eco Alternativo

 

(Paola Renata Gallo Peláez para Red Eco) Argentina – Con la Prestación Universal a la Vejez lo que han logrado es que todos aquellos trabajadores no registrados - que hoy superan el 40 % de la población económicamente activa - que nunca llegarán a tener los 30 años de aportes, si llegan a cumplir 65 años cobrarán un ingreso vergonzante, no contributivo equivalente al 80% de la jubilación mínima, que profundiza, estigmatiza y discrimina a los trabajadores y trabajadoras más vulnerables del sistema. Esa es la forma en que entienden la Universalidad de los derechos y del sistema.

Textualmente el FMI le sugirió al gobierno argentino en diciembre de 2016 lo siguiente:

Sistema de Pensiones de Argentina: Opciones para una Reforma

​×          Cambios en la formula de indexación. Los beneficios previsionales están atados al aumento de los salarios y al aumento de los ingresos de la ANSES por distribución de dividendos. Esta fórmula hace que los haberes aumenten a tasas superiores a la inflación y que suban más rápido cuando el crecimiento en la cantidad de beneficiarios es más lento. El indexar los beneficios de acuerdo a la inflación a partir de 2019 reducirá el actual déficit en alrededor de 20 puntos porcentuales del PBI.

×          Bajar la tasa de sustitución. La tasa de sustitución (la relación entre el monto del beneficio y el último salario) es de alrededor del 72% del salario promedio, bastante por encima del promedio de los países de la OCDE (53%). El bajar la tasa al 60% reducirá el actual déficit en alrededor de 10 puntos porcentuales del PBI.

×          Un aumento gradual de la edad jubilatoria para las mujeres de 60 a 65 años a implementarse durante los próximos 10 años reducirá el actual déficit en alrededor de 10 puntos porcentuales del PBI.​

De la lectura textual de las recomendaciones del FMI realizadas en el año 2016, se puede concluir para aclarar y sincerar este proyecto: Que “reducción” es la palabra que persiste en las recomendaciones y una vez mas este organismo vulnera nuestra soberanía para empobrecer a quienes viven de su trabajo y a los más débiles de la sociedad. Lo que si se les agradece es la sinceridad que manifiestan: al decir que hay que reducir derechos. Que no nos confundan los artilugios de los defensores del ajuste cuando dicen que los jubilados perderán plata pero no poder adquisitivo, que la fórmula de movilidad del proyecto confisca el 50 % del aumento de marzo pero en los sucesivos aumentos lo arregla: Desde el principio esta fórmula le quita, siempre tiene un desfasaje de 3 meses a 6 meses en el aumento.

Es además discriminatoria la reforma porque crea 4 categorías de beneficios previsionales:

  1. Los jubilados de primera, con sueldos altos y
  2. Los jubilados de segunda, con sueldos bajos y registrados que tienen garantizado el 82 % del salario mínimo vital y móvil.
  3. Los jubilados que no tuvieron empleo registrado y que solo accedieron a la jubilación con moratorias o usando la declaración jurada o la compensación del exceso de edad por aportes. Estos no tendrán garantizado el 82% del Salario mínimo vital y móvil. También los beneficiarios de pensiones por muerte del afiliado y Retiros por invalidez que no cobran PBU.
  4. Los beneficiarios de la pensión universal a la vejez, que tienen 65 años o mas, que no tuvieron trabajo registrado, que no pudieron acceder a moratorias ni declaraciones juradas. Cobran el 80 % de la jubilación mínima, que es incompatible con otro beneficio, que no heredan el beneficio a sus cónyuges o compañeros.

Una de las promesas del proyecto es la garantía del 82% del salario mínimo vital y móvil de algunas prestaciones, no de todas. ¿Pero de qué monto generoso estamos hablando?  Hoy la jubilación mínima es de $7246 y el 82% del SMVM asciende a $7265 pesos. ¿19 pesos es el espejito del engaño? El SMVM fijado unilateralmente por Poder Ejecutivo, en enero de 2018 será de $7790 pesos y en julio de 2018, de $8200. En nombre de estas migajas destruirán el sistema previsional.

De otro lado, y siguiendo con el análisis del texto de la reforma, cuando se establece que hasta los 70 años toda persona puede elegir trabajar para lograr una mejor jubilación podría traducirse en un eslogan como: Te jubilarás cuando quieras y con el monto que quieras.

El eslogan del nuevo régimen previsional que pretenden establecer, tiene una determinada forma de libertad, la individual. Respecto a ello debo decir que la libertad es fundamentalmente una palabra relacional. Uno se siente libre solo en la relación lograda, en una coexistencia satisfactoria. El neoliberalismo es un sistema muy eficiente, e incluso inteligente, para explotar la libertad. Se explota todo aquello que pertenece a prácticas y formas de libertad, como la emoción, el juego y la comunicación.

No es eficiente explotar a alguien contra su voluntad. En la explotación ajena, el producto final es nimio. Solo la explotación de la libertad genera el mayor rendimiento.

Quien fracasa en la sociedad neoliberal del rendimiento, se hace así mismo responsable con la consiguiente vergüenza que produce el entenderse  incapacitado para la supervivencia, en lugar de poner en duda a la sociedad o al sistema. En esto consiste la especial inteligencia del régimen neoliberal, uno dirige la agresión hacia sí mismo quedando el sistema intacto.

Te dicen que eres libre de trabajar hasta los 70 años y que entre mas trabajes podrás mejorar tu haber jubilatorio, y sobre todo han querido legitimar la idea de la vida casi eterna de los humanos, de la que habla el escritor  israelí autor de los libros De Animales a dioses y   Homo Deus. Pero se olvidan mencionar lo que si menciona el autor: que el paradigma  de extender la vida de las personas en el planeta es real pero solo abarca o contempla a una pequeña porción de humanos.

Según el informe estadístico  2017 de la organización mundial de la salud los varones en Argentina pasaron de tener una expectativa de vida  71,9 años en 2010 a 72,7 años en 2015, mientras que las mujeres levantaron desde los 79,1 años hasta los 79,9. Promediando entre ambos se llega a 76 años el promedio argentino de expectativa de vida. Según este informe y el proyecto que tratamos hoy, los trabajadores argentinos tienen una expectativa de cobrar por 6 años su beneficio jubilatorio al elegir jubilarse a los 70 años.

Argentina está en el ranking 50 en la escala mundial, que lidera Japón  con 83 años de expectativa de vida.

Para terminar quiero resaltar que todos los recursos destinados a la seguridad social se quedan en el país, los jubilados no fugan divisas y consumen todo lo que ganan, son el espejo de un país que nos entristece porque los elige como la variable del ajuste inmoral al que serán sometidos si los parlamentarios votan a favor este proyecto. En el caso de los cálculos mas conservadores se les quitara 75.000 millones de pesos por año y a los tenedores de LEBAC se les dará 210.000 millones el año que viene. De eso se trata el ajuste que denuncio. Este camino ya lo recorrimos y fue una catástrofe.

 

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd