Red Eco Alternativo ***

El referéndum catalán visto desde el sur

El domingo asistimos a través de las pantallas de televisión a fuerzas antidisturbios golpeando gente en resistencia pasiva y requisando urnas y papeletas. A las 9 en punto de la mañana, los cascos negros de la Guardia Civil avanzaron entre las personas que esperaban la apertura de las mesas con intención de prohibir que se llevara adelante la consulta popular. La Generalitat denunció más de 900 heridos.

(Mario Hernandez – para red Eco) España - No obstante, no pudieron impedir la votación. Unos 2,2 millones de catalanes fueron a las urnas y el 90% se pronunció por la secesión. En numerosas escuelas algunas personas pasaron la noche en vela custodiando que se pudiera votar. Pero la mayoría de la gente comenzó a llegar a las 5 de la mañana. “Les pedimos que luego se queden. Hay que evitar que se confisquen las urnas”, solicitaban los organizadores de la votación. Cuando llegaba la Guardia Civil eran recibidos por un coro en catalán: “Sin armas no sois nada”.

Las urnas habían sido custodiadas en secreto en iglesias y centros de salud. Y el operativo de traslado hasta escuelas, institutos y demás centros de votación incluía palabras clave como “tengo un táper (urna), ¿dónde nos vemos? o “soy el viajante del papel (boletas)”.

Sobre el carrer de l’Avenir, cuando la Guardia Civil repartía bastonazos y corría a la gente de los pelos, desde los balcones los vecinos comenzaban a golpear cacerolas y sartenes. Un cacerolazo que desde hacía una semana ensordecía a Barcelona de 22:00 a 22:15 en reclamo del referéndum.

El desafío catalán es más grande y España sufre su peor crisis

Cataluña pretende su derecho a irse de España. Es un país dentro de un país que tiene una identidad propia y una lengua que ha sobrevivido a persecuciones. El independentismo es la primera fuerza política en Cataluña y, como se vio, con una gran capacidad de movilización. La distancia política entre Barcelona y Madrid ha aumentado.

“Cataluña se ha ganado el derecho a ser un Estado”, dijo el presidente catalán, Puigdemont, y anunció que llevará el resultado al Parlamento catalán para que, de acuerdo a lo previsto por la Ley del referéndum, se proclame unilateralmente la independencia. Para Rajoy todo fue una “escenificación”.

En 2005 y 2006 fue uno de los que más se opusieron al nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña, aprobado por el Parlamento español que entonces tenía mayoría socialista.

Bajo la iniciativa de Rajoy, el Partido Popular (PP) recogió entonces cuatro millones de firmas para pedir al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero un referéndum nacional sobre el nuevo Estatuto catalán. Aunque esa iniciativa fracasó, su partido presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional y en junio de 2010 logró anular parcialmente el Estatut.

Rajoy fue miembro de Alianza Popular, fundada por franquistas como Manuel Fraga Iribarne y rebautizada como Partido Popular. Fue cinco veces ministro del gobierno de José María Aznar. A tono con su prontuario el domingo designó como jefe de los policías españoles a un Coronel que en 1981 se ofreció como voluntario de los golpistas de Tejero. Un fascista.

Repercusiones dentro y fuera de España

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, apoyó y criticó al gobierno de Rajoy en una misma frase. “Los ciudadanos deben tener la seguridad de que el PSOE está con el Estado de derecho a pesar de Este Gobierno”, señaló.

Para el líder socialista, que dijo estar en “profundo desacuerdo con las cargas policiales”, el gobierno de España debe abrir “un proceso de negociación política” con Barcelona. También criticó al presidente catalán, Carles Puigdemont, al que acusó de “sacar la política de las instituciones y llevarla a la calle. Nuestra política es algo tan sencillo, tan obvio y tan sensato como un referéndum pactado”, señaló.

También pidió la dimisión de Rajoy por la violencia desplegada por las fuerzas de seguridad y por la incapacidad de Madrid para resolver el problema catalán.

“Ningún argumento justifica el uso de la violencia contra la población civil”, dijo.

“Los demócratas debemos unirnos para mandar al PP y Ciudadanos a la oposición”, concluyó.

Albert Rivera, el líder catalán de Ciudadanos, tildó a Rajoy de “ingenuo” por pensar que la policía provincial catalana, los Mossos d’Esquadra, acatarían la orden judicial de impedir el referéndum, pero convocando a los españoles a estar juntos contra Puigdemont “que va a intentar proclamar la independencia de Cataluña”.

Finalmente, Pablo Iglesias, líder de Podemos, vinculando a Sánchez con Rajoy, sostuvo que: “El PSOE comete un grave error, espero que Sánchez se rectifique y se posicione del lado de la democracia”, afirmó.

Mientras tanto, en Madrid, al mediodía del domingo, se realizó un acto en apoyo al plebiscito organizado por “madrileños por el Derecho a Decidir”.

Solo tres ministros de la Unión Europea se expresaron públicamente. El belga, cuyo gobierno se sostiene gracias al apoyo de los nacionalistas flamencos, aliados al secesionismo catalán, el esloveno y el finlandés, quienes reclamaron diálogo, respeto al estado de derecho y criticaron la excesiva violencia policial.

La diplomacia británica expresó en un comunicado que: “Queremos ver la legislación y la Constitución españolas respetadas”, sin mencionar la represión policial. Francia, Alemania e Italia guardaron silencio.

Un nuevo escenario

Para el día de hoy, 3 de octubre, fue convocada una huelga general. Según el comunicado 2 de la CGT la huelga arrancó con mucha fuerza.

Los primeros datos son que el transporte está muy afectado y hay piquetes actuando en diversas ciudades desde primera hora.

“Anoche se inició la huelga convocada por CGT, IAC, COS i I-CSC con gran seguimiento e impacto. Centenares de trenes de media distancia, AVE y cercanías han sido cancelados. Los autobuses interurbanos y de las principales conurbaciones están cumpliendo los servicios mínimos, siempre que las condiciones lo permiten debido a los múltiples cortes de carreteras y autopistas (AP7, B23) que se está produciendo en diversos puntos del país.

Numerosos piquetes de barrio o ciudad, organizados en comités de huelga local están efectuando movilizaciones en defensa de la huelga y, a medida que avance la mañana, irán confluyendo con otros piquetes sindicales. Un alto porcentaje del pequeño comercio no ha abierto en los principales pueblos y ciudades de Catalunya.

Los puertos de Barcelona y Tarragona están prácticamente parados debido al seguimiento casi total de los estibadores y remolcadores de grandes barcos. El paro en Metro es casi completo cumpliendo estrictamente los servicios mínimos. Hay barricadas en polígonos industriales de Lérida y cierres de empresas.

También el sector agrario estará en situación de alta inactividad como, por ejemplo, los arroceros del Delta que interrumpirán la recogida de la cosecha.

Los piquetes informativos actuarán de forma coordinada durante toda la mañana, siendo las principales convocatorias las señaladas en este enlace: http://www.cgtcatalunya.cat/spip.php?article12626 destacando la que se iniciará a las 11, saliendo de la sede de CGT en Barcelona (Via Laietana) hasta el punto de reunión unitaria a las 12”, señala el mencionado comunicado.

Un nuevo comunicado emitido al mediodía de nuestro país consigna que el acatamiento es superior al 80% en la mayoría de los sectores productivos.

“Estamos delante de una huelga muy potente en todo el territorio catalán i desde la CGT, uno de los sindicatos convocantes junto a IAC, COS i I-CSC, la calificamos como un éxito rotundo y sin paliativos.

Del 80-90% respectivamente en el Metro y Bus de Barcelona, paro casi total en las escuelas, principales empresas del sector TIC (DXC, T-Systems, Indra,...) con porcentajes entre el 65-90%. Sector público con el 90% en pueblos y ciudades con el pequeño y mediano comercio con persianas bajadas. Mercabarna ha parado su producción, al igual que la estiba con el 100% de seguimiento. La industria mantiene un seguimiento más bajo de la media, aunque siempre por encima del 50%.

Queremos destacar el carácter social de esta huelga, con la aparición de numerosos piquetes de barrio, autoorganizados, que han llevado a cabo las actuaciones que han considerado procedentes para afectar la actividad económica y productiva, objetivo de toda huelga general.

El éxito de esta huelga ha contado con la interferencia generada por los sindicatos CCOO y UGT. Han difundido una propuesta de un cierre limitado de horas, en acuerdo con el empresariado, buscando desmontar la huelga general, entendida como jornada de lucha,que ya ayer todo el mundo intuía iba a ser masiva y de la cual se han mantenido siempre al margen. A pesar de ello la mayoría de la población trabajadora catalana está dando seguimiento de la huelga legalmente convocada.

 

 
Our website is protected by DMC Firewall!