Prácticas antisindicales

Durante julio, agosto y septiembre se registraron numerosas prácticas antisindicales por parte de los empleadores, tanto del sector público como del privado, y del Estado en tanto poder público. Estas prácticas tienden a limitar, obstaculizar y/o prohibir la acción y organización de los trabajadores en un contexto caracterizado por el despido y la suspensión de miles de trabajadores, por un fuerte deterioro del salario real, y por la presencia de altos niveles de pobreza e indigencia. En este informe presentamos datos provenientes de la sistematización de más de 40 prácticas antisindicales llevadas adelante durante el tercer trimestre de 2016. Por Observatorio del Derecho Social (CTA-A)

Si bien las modalidades fueron diversas las principales prácticas relevadas refirieron a actos de represión del Estado como poder público sobre manifestaciones y movilizaciones de los trabajadores; a la criminalización de la protesta a partir de la apertura de causas penales, e incluso la detención de dirigentes y activistas; a restricciones a la huelga; y a la realización de actos de injerencia y de discriminación antisindical.

Síntesis:

•Criminalización de la protesta: se realizaron al menos 15 detenciones de dirigentes y activistas en el marco de protestas gremiales en Salta, AMBA y Neuquén. Asimismo, trabajadores estatales, de prensa, del transporte y de la industria del azúcar fueron denunciados penalmente por su participación en actividades sindicales.

•Represión de la protesta social: En al menos 6 oportunidades la policía o la gendarmería arremetió contra manifestantes con gases y balas de goma. Se registraron además cuatro situaciones en las cuales grupos anónimos irrumpieron en reuniones o locales sindicales.

•Restricciones a la huelga: La restricción de la huelga adoptó diversas modalidades, desde la confección de listas negras, el dictado de leyes y resoluciones, hasta la multa a trabajadores y sindicatos.

•Discriminación sindical y actos de injerencia: Se registraron 13 situaciones de despidos discriminatorios de las cuales 5 refirieron a varios trabajadores. En tres casos las empresas se negaron a reinstalar delegados o activistas aún cuando mediaba orden judicial. Además, en al menos 5 ocasiones se produjo el desafuero o intento del mismo por parte de la patronal.

Consideraciones generales
Desde el 2009 el Observatorio del Derecho Social de la CTA-A ha realizado un relevamiento de diferentes prácticas empresariales y gubernamentales que atentan contra la organización de los trabajadores. Son prácticas que buscan controlar y limitar el poder de fuego de las organizaciones obreras. Muchas de estas prácticas violan incluso derechos adquiridos por los trabajadores y reconocidos en la normativa vigente nacional e internacional.

Si bien hemos publicado datos parciales en diferentes contextos, las características del ajuste que vivimos actualmente y la necesidad por parte del poder económico y político de cargar los costos de la crisis sobre los trabajadores, nos hace suponer que estas prácticas estarían profundizándose en la etapa actual.

El relevamiento que aquí presentamos está lejos de ser exhaustivo, pero sirve para mostrar los alcances de las prácticas antisindicales y su generalización a lo largo del país. Las categorías relevadas en este informe no agotan la totalidad de prácticas antisindicales.

Se trata de aquellas que, tanto por su repetición como por su intensidad, adquieren una relevancia más significativa. En tal sentido, hemos hecho hincapié en estas prácticas sin perjuicio de seguir monitoreando otras violaciones a la libertad sindical provenientes de situaciones tales como: dilaciones administrativas, afectaciones a la negociación colectiva, prácticas desleales, etc.

Fuente: La sistematización de las prácticas antisindicales se realiza mediante lo publicado en diferentes medios de prensa del país y los datos propiciados por el equipo jurídico de la CTA-A.


Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma) Equipo de trabajo: Silvina Benevento, Julia Campos, Luis Campos, Mariana Campos y Jimena Frankel

Informe completo AQUI

 

Our website is protected by DMC Firewall!