Red Eco Alternativo ***

Islas Malvinas: riquezas y soberanía

El 10 de junio se conmemoró el  Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas e Islas del sector  Antártico. Compartimos las reflexiones de Gustavo Lahoud, miembro del Instituto del Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP)

 

10 de junio: Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas e Islas del sector  Antártico

Una de las primeras cuestiones para poner sobre la mesa es tratar de hacer un estado de situación sobre nuestra política en el Atlántico Sur, a propósito de este día de reafirmación de nuestros derechos sobre Malvinas, las islas adyacentes y los espacios marítimos correspondientes.

Estamos ante el agravamiento, por un lado, de una situación de consolidación de un escenario de pesca ilegal, que los kelpers, los usurpadores, vienen desarrollando hace muchísimo tiempo y en los últimos años está crecientemente vinculado con una estrategia que el gobierno kelper tiene con otras pesqueras del mundo, para seguir avanzando, en una fuente de ingresos que a esta altura es la única que ellos tienen realmente confiable, para avanzar en una estrategia que hoy están buscando en cuanto a la viabilidad de su proceso de ocupación.

Esta otra se trata del avance posible en la explotación hidrocarburífera por primera vez en un sector importante de la cuenca norte Malvinas, en un proyecto hidrocarburífero que se llama Sea Lion. Hay un conjunto de empresas que se han unido para desarrollar una inversión de más de 1.800 millones de dólares, luego que después de más de diez años se terminó una etapa exploratoria, y ahora en un escenario de nueva recuperación de los precios internacionales podrían querer avanzar con ese proyecto que puede ser harto complicado para la integridad biodiversa de nuestro Atlántico Sur.

Además esto viene de la mano de la posibilidad de que aquellos permisos de exploración que durante el gobierno de Macri se aprobaron, que son 18 en total, en nuestro Atlántico Sur, en más de 225.000 km2 para comenzar procesos de exploración hidrocarburífera. Algunos de ellos pueden empezar a llevarse adelante en los próximos meses.

Hay uno que me preocupa particularmente y que tiene directa incidencia con la posibilidad de encarar un proyecto sostenible de recuperación de nuestra soberanía sobre Malvinas. Es uno de los 18 permisos de exploración, un bloque de más de 15.000 km2 que está en la llamada Cuenca Argentina, más o menos en orientación Este a 250 km de la ciudad de Mar del Plata  y a 500 km de la costa uruguaya, donde YPF está asociada con una empresa noruega llamada Equinor que tiene intereses en estos permisos de exploración, con el agravante de que ese consorcio desde enero de este año ha sumado a la empresa Shell, con todo lo que eso significa para los intereses nacionales.

Esta situación, hace muy pocos días, ha quedado ad referéndum de la decisión que tome la dirección de política ambiental del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que tiene que dar o no la habilitación definitiva para que ese proyecto exploratorio comience.

Hay que recordar que estos permisos de exploración pueden regir por períodos que van entre los 11 y 13 años, que pueden ser renovados y esto implica que hay un contexto complejo en lo que hace a la dinámica de la exploración futura promovida por intereses transnacionales y por los propios británicos en nuestro Atlántico Sur en un contexto en donde hay un debate creciente sobre la transición energética hacia otras fuentes renovables.

Este escenario pone en consideración la necesidad de poner en marcha una serie de políticas que en parte comenzaron a fines del año pasado con un cambio en la Ley de pesca vigente por el cual se aumentaron fuertemente y en dólares las posibles sanciones o multas por la pesca ilegal.

Y para completar el cuadro, la conformación de un Comando marítimo conjunto en el Atlántico Sur, que surgió como propuesta desde el ministerio de Defensa y que tiene el objetivo de plantearse una estrategia de recuperación de presencia marítima, de control y de acceso a nuestros espacios en una situación en donde en un Día de reafirmación de nuestros derechos sobre las Malvinas, los espacios marítimos correspondientes y el sector Antártico, tenemos que decir que más que nunca hay que blanquear la situación compleja que hay y la necesidad de que nuestro país acelere un esquema de presencia efectiva en nuestro mar y además que se acelere la denuncia permanente que tiene que ver con los organismos internacionales sobre la perpetuación del proceso colonial británico y la lesión permanente de nuestra territorialidad.

Pero acá finalmente te diría que necesitamos un sinceramiento con los socios locales, porque tanto uruguayos como brasileros, de muy distintas maneras en los últimos años han sido funcionales con el gobierno de ocupación kelper a partir de los llamados “vuelos humanitarios”, también dando presencia permanente en el puerto de Montevideo a embarcaciones que operan en nuestras islas y estas cuestiones cuando uno las pone sobre la mesa dan cuenta de que hace falta coherencia en nuestra política sobre el Atlántico Sur.

Esto es lo que marcaría como preocupación central, en el contexto de este recuerdo que hacemos cada 10 de junio.

 

Fuente: Entrevista de Mario Hernandez

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!