El Mocha cumplió diez años

El Bachillerato Popular Mocha Celis cumplió diez años. Ya han egresado 200 personas, comenzaron con 15 alumnos y pasaron de 150 matrículas el año pasado a 400 este año. Mario Hernandez entrevistó a Mati, uno de sus integrantes

Mario Hernandez: ¿De qué se trata el bachillerato Mocha Celis?

Mati: El Bachillerato empezó hace diez años, el 11/11/2011, una fecha fácil de recordar y surge con pocas personas, con la idea de garantizar un derecho que a la población trans y travesti en la Argentina le está mayormente negado que es el de la educación.

En la Argentina la gran mayoría de las personas trans y travestis son expulsadas de sus hogares por sus familias a edad muy temprana y no pueden terminar los estudios secundarios, incluso a veces primarios.

Eso desencadena toda una serie de exclusiones al trabajo, al acceso a la salud y a la vivienda generalizada y eso impacta directamente en las condiciones de vida. El bachi surge como un espacio para garantizar uno de esos derechos que es la educación. Es un bachillerato para adultos, personas mayores de 16 años. Son tres años y está pensado específicamente, aunque no exclusivamente, para personas travestis y trans, para que puedan completar sus estudios secundarios.

Esa es la idea y así se empezó en 2011. Fueron surgiendo las primeras camadas de egresados, egresadas y egresades y fue creciendo cada vez más el proyecto, de esas 15 personas a las 400 que se anotaron este año.

M.H.: Una explosión. ¿Por qué?

M.: Este año se explica por dos factores. El año pasado con la pandemia obviamente tuvimos que suspender las clases y luego adaptarlas al formato virtual y ahí empieza otro proyecto que es el Teje Solidario, que es una red de cuidados y contención que se organiza porque muchas y muchos compañeros trans trabajan en la prostitución o trabajo sexual que es la única alternativa que tienen ante la exclusión de otros ámbitos laborales o trabajos que con la restricción de la modalidad no las podían cumplir, entonces empezaron a aparecer llamados de compañeras y compañeros del bachi que no podían salir a trabajar, no podían comprar alimentos ni productos de primera necesidad y ahí se empieza a organizar, primero para les estudiantes de la escuela, pero después más ampliamente, esta red donde hay personas que donan dinero para hacer compras, otras que van a hacer las compras y las alcanzan hasta la casa de les compañeres porque viven cerca y así se formó una red que llegó a abarcar a 1.000 personas en el AMBA.

M.H.: ¿Actualmente es una asociación civil?

M.: Sí. El Teje Solidario hizo que mucha más gente conociera de la Mocha y se quisiera anotar. Eso explicó también por qué creció la matrícula. Además estuvo el decreto presidencial de cupo laboral travesti trans en la administración pública. Uno de los requisitos del decreto es en algún momento terminar los estudios para ingresar, muchas personas se anotaron porque es uno de los pocos lugares donde se garantiza el acceso a la educación sin discriminación en un ambiente inclusivo.

M.H.: ¿Hay alumnos del Mocha que han sido beneficiados por este decreto?

M.: Sí. Tenemos compañeras y compañeros que ya están entrando o van a entrar a trabajar en diferentes dependencias del Estado.

M.H.: ¿Cómo van a hacer? Porque este salto de matrícula debe ser un problema importante. Yo fui docente del Bachillerato Popular Darío Santillán varios años y esta cantidad de estudiantes conmueve todo, solamente pensando en la cantidad de docentes que van a necesitar, no sé si trabajan con pareja pedagógica.

M.: Trabajamos con pareja pedagógica, es todo un desafío porque no alcanza el espacio físico que tenemos actualmente para respetar los protocolos y más con la explosión de la matrícula.

Estamos empezando una modalidad de clases semi presenciales, tenemos un convenio con el ministerio de Educación de la Nación para tener aulas de la UBA para la primera mitad del año, por lo menos, la idea es que quienes asistan sean las que más lo necesitan, las que no tienen otra vía de acceso virtual y a la vez quienes puedan hacerlo porque no son personas de riesgo.

Hay que hacer todo un trabajo muy minucioso de relevamiento para ver quiénes son las personas que podrían cursar presencial y cuáles necesitan hacerlo de manera virtual. Además, garantizar que las que lo hacen de manera virtual tengan acceso, porque no todas las personas lo tienen. Es todo un trabajo de logística.

Lo de la Asociación Civil surgió durante el aislamiento el año pasado, se constituyó la S.A. Mocha Celis que nace a partir del bachillerato pero que tiene que ver con todos estos proyectos que se fueron gestando, tenemos el Teje Solidario, convenio con la Cruz Roja para formar a les compañeres en el cuidado de adultos mayores, tenemos otra iniciativa que se llama “Contratá trans” junto con Impacto Digital, es un emprendimiento para fomentar el empleo de personas trans y travestis en el sector privado también; la escuela popular de géneros, que es una iniciativa junto con el ministerio de la Mujer, Género y Diversidad que se está haciendo en estos meses. Y más.

Son toda una serie de proyectos, convenios, articulaciones con distintos organismos que van cubriendo otros derechos, no solo terminar la secundaria, sino acceder a la salud, al trabajo, a la vivienda, etc. Todo eso fue creciendo dentro de la escuela, en el bachi, en un espacio pequeño y en un momento nos dimos cuenta que necesitábamos darle un marco para poder articular, buscar financiamiento y así surgió la asociación civil que es la primera que se establece en medio de la pandemia, de manera virtual con la IGJ, junto con Mujeres Trans de la Argentina. Así que el bachi es ahora el proyecto central, el corazón de la asociación civil pero hay mucho más.

M.H.: ¿Cuáles son las vías de contacto para anotarse o para ayudar?

M.: Estamos en Instagram, en Facebook, tenemos nuestra página web. Busquen Mocha Celis en las redes y ahí se pueden comunicar con el equipo y ofrecer; toda la ayuda que se sume nos viene bien.

Tenemos muches voluntaries que están trabajando en el Teje Solidario y en distintas áreas. Son totalmente bienvenidas todas las formas de apoyo y ayuda.

Quiero decirle a todas las personas cis género, es decir, todas las personas que no son trans, que se acerquen, que se informen, que contraten personas trans, que lean a personas trans. Es importante acercarnos y ser solidarios y solidarias.

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd