Red Eco Alternativo ***

"En energía nadie recuerda el período de las ganancias extraordinarias"

Así lo afirmó Gustavo Lahoud,  miembro del Instituto del Pensamiento y Políticas Públicas (IPYPP) en la siguiente entrevista realizada por Mario Hernandez

 

Mario Hernandez: Edenor y Edesur le deben a Cammesa 20.000 millones de pesos. Las empresas que distribuyen electricidad a los hogares, comercios y pymes no están pagando la factura, desde fin del año pasado redujeron los pagos por la energía que compran al punto de que en la actualidad deben 100.000 mil millones de pesos a la compañía administradora del mercado mayorista eléctrico, Cammesa. Esta situación podría derivar en la segunda condonación general de deudas en beneficio de estas empresas, y la tercera en el caso de Edenor y Edesur en los últimos cuatro años, mientras se avanza la ampliación presupuestaria 2020 que impulsa el oficialismo en el Congreso. ¿Qué consecuencias puede tener esto para la población? Teniendo en cuenta que la tarifa eléctrica subió un 3.800% durante la gestión de Mauricio Macri.

Gustavo Lahoud: Acá de nuevo estamos a expensas de una situación que no se ha resuelto estructuralmente. Esta deuda que las distribuidoras tienen hoy con Cammesa por el pago de la energía que compraron, se está profundizando porque, por un lado, hay un aumento en la mora de los pagos del conjunto de los usuarios sobre cuyos números tampoco hay mucha claridad, pero que está pasando como fenómeno producto de la pandemia en todo el país; pero, por otro lado, aparece otra situación, estas empresas no parecen dar cuenta del escenario de rentabilidad extrema que han tenido en los últimos años del macrismo con los aumentos en los porcentajes de las tarifas. Ellos reclaman que sus balances se empiezan a ver deteriorados porque no hay aumentos tarifarios, entonces una de las preguntas que yo me hago es dónde han quedado las ganancias extraordinarias que Edenor y Edesur han tenido en los años 2017 y 2018. Que han arrastrado hasta 2019 producto de estos aumentos brutales. Y seguido me pregunto cómo es posible que el gobierno nacional pueda atender a esta situación de las empresas, que es atender a un pedido nuevamente extorsivo. Se compraría cierta “tranquilidad” en términos de la prestación y del mantenimiento del servicio a cambio de que el gobierno les condone o les refinancie sus deudas con Cammesa.

Esto está incluido en el Presupuesto para el año que viene en un artículo. Yo sospecho que ahora el área de energía que está en manos de Guzmán, porque volvió otra vez al área del ministerio de Economía, creo que van a intentar algún tipo de intercambio en donde por un lado va a haber un esquema de condonación de las deudas con el intento de establecer alguna discusión que tenga que ver con compromisos de inversiones futuras.

Lo que quiero decir es que corremos el riesgo de volver a quedar entrampados en la misma situación en la que hemos estado todos estos años. Y volvemos a hablar de un tema que siempre tocamos cuando hablamos de la cuestión energética y que es realmente dramático, porque el Estado ha perdido capacidades reales de regulación en el sector, por falta de voluntad real y de recursos humanos en muchos sentidos. Y el ENRE viene de un escenario de vaciamiento absoluto realizado en los últimos cuatro años.

A mí lo que me preocupa de esto es que nosotros deberíamos estar empezando una discusión que es muy compleja, con el ámbito del trabajo, de los usuarios, etc. Para ir hacia un nuevo tema de regulación que es la gran deuda pendiente que tenemos, que nos permita salir de esta situación de deterioro permanente y de extorsión, porque lo que va a volver a ocurrir es esto, a cambio de una elusiva promesa que sigue siendo deficitario para el conjunto de la población que abastecen.

M.H.: La semana pasada sufrí dos cortes de luz a la media noche, uno duró cinco minutos y el otro no sé porque me fui a dormir.

G.L.: Justamente. Los micro cortes, que tienen que ver con problemas de tensión y, por otro lado, con los problemas habituales, hemos vivido una retracción económica y por ende no ha crecido de una manera importante el consumo, entre otras cosas producto de la crisis económica que estamos viviendo pandemia de por medio; imaginate si hoy tuviéramos entre 4 y 5.000 voltios más de consumo y nos acercáramos a los 26.000 que es el tipo de exigencia de la disponibilidad eléctrica en cuanto a la oferta disponible que hace que el sistema entre en posible crisis, o en tensión. Estaríamos en situaciones de mayores cortes. Ha pasado en este invierno y eso que no ha pegado tan fuerte.

Por otro lado, el Presupuesto nos dice que en la tarifa final que pagaríamos en materia eléctrica en el 2021, el gobierno se haría cargo de alrededor de un 45% del costo mayorista de la energía. Eso indica que estarían considerando aumentos de la tarifa que podrían llegar a ser totalmente inviables en este contexto. Y en ese sentido no sé si querrían atarlos al índice de variación salarial, al índice de precios mayoristas combinado con el minorista a partir del año que viene.

Pero en un contexto en el que tal vez pretendan negociar esto con las acreencias y las deudas que tienen las mayoristas con Cammesa. Lo que creo que harían es un enjuague de los típicos a los que ya estamos acostumbrados. Y nadie ya recuerda el período de las ganancias extraordinarias y las cuentas que estas empresas deben dar por todo lo que ha pasado y por la continuidad del mal servicio.

Y finalmente veremos cuáles son el conjunto de decisiones que empiezan a tomar, porque lo que veo es que en el área energética, bajo la línea de Guzmán, va a ir en una orientación muy fiscalista y ese es otro tema que me preocupa. Se viene la negociación con el FMI, están los reclamos de las provincias petroleras por recuperar la idea del “barril criollo” de cara al año que viene y por el plan de incentivo al gas.

M.H.: Te referís al plan Gas 4.

G.L.: Que quedó suspendido cuando el ex secretario de Energía salió por la ventana. Y hace más de un mes que estamos esperando definiciones sobre el sector. Esto está en línea con esta imagen que el gobierno da cada día más. Falta de coordinación, debilidad, falta de eficiencia en la toma de decisiones y pujas internas que se están expresando en todos los ámbitos de la política.

Esto último es muy complejo pero hoy si se quiere saber qué va a pasar con el mundo de la energía, como dice el Presidente hace unos meses, parece ser que te tenés que reunir con Marcelo Mindlin. Suena a chicana lo que estoy diciendo pero es el personaje al que recurrió Alberto Fernández hace unos meses como el nuevo hombre que promete inversiones en la Argentina del futuro y que a la vez fue uno de los grandes ganadores de la estafa macrista.

Estas cuestiones hay que ponerlas sobre la mesa a riesgo de que nos digan que este es un contexto difícil. Ayudamos diciendo las cosas que hay que decir. Porque hoy en materia eléctrica podemos estar entrampados otra vez en una nueva respuesta que no va a ser una salida para todas las preocupaciones de los usuarios.

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!