Red Eco Alternativo ***

“La intervención no se condice con el discurso de un gobierno que dialoga y escucha a la comunidad educativa”

Mario Hernandez dialogó con Ana, mamá socia de la cooperadora de la Escuela Alvarez Thomas, El Alva. Este viernes 16 de octubre, las familias de la comunidad educativa realizarán una marcha de antorchas para seguir reclamando que la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, los reciba para poder avanzar en la anulación de la intervención de la Cooperadora que impuso el Ejecutivo de la Ciudad a fines de septiembre.

Mario Hernández: La semana pasada realizaron una caravana desde la escuela hasta la sede del gobierno porteño, ¿cuál fue el motivo de esta convocatoria?

Ana: Agotamos todas las instancias para poder dialogar con la ministra Soledad Acuña y al no tener ningún tipo de respuesta fuimos nosotros hasta su oficina a pedirle que nos reciba y que podamos dialogar de verdad con ella, y comentarle sobre la injusticia y lo intempestivo de la intervención a nuestra cooperadora.

M.H.: Contanos brevemente los hechos.

A.: Los hechos comenzaron hace mucho tiempo, pero se desencadenaron el 22 de septiembre cuando en medio de la pandemia fueron citados a una reunión en la escuela la directora y el presidente de la Cooperadora y en lugar de asistir la persona que los citó se presentó el señor Antonio Salum como interventor de la Cooperadora con la resolución que daba cuenta que ya estaba intervenida.

A partir de ahí la comunidad educativa de la escuela y de todas las cooperadoras y las escuelas del distrito, incluso escuelas más allá del distrito, se pronunciaron en contra de lo realizado, de esa decisión que supuestamente fue el resultado de una auditoría que tuvimos en nuestra escuela hacia fines del año pasado, y que en realidad el informe que surge de esa intervención es únicamente sobre algunos puntos de forma, nada que amerite una decisión tan grave como una intervención.

M.H.: En medio de todo esto hubo una resolución favorable para la cooperadora del A. Thomas en relación al uso del natatorio del colegio.

A.: En realidad la resolución favorable fue anterior a esta decisión por eso para nosotros no hay dudas de que la intervención es una venganza por parte del Ministerio de Educación después de que la justicia le dio la razón a la Cooperadora en un litigio judicial que comenzó a fines de 2017 cuando decidieron dejar sin horas de natación a los niños del Jardín de nuestra escuela.

En ese momento también intentamos dialogar y ante la negativa comenzamos con las acciones legales que terminaron tres semanas antes de esta decisión, dándonos la razón y diciendo que los chicos tenían que volver a tener sus horas de pileta.

M.H.: El Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires intervino la cooperadora de la escuela, una cooperadora que tiene una trayectoria de 80 años, con un natatorio propio, un comedor autogestionado, que brinda alimentos de calidad a los 800 alumnos que asisten en doble jornada al establecimiento ubicado en Terrada 3983.

A.: Por otra parte, la auditoría que se realizó hacia finales del año pasado ha sido improcedente en su determinación porque no fue realizada por la auditora del gobierno de la Ciudad que es la que debe realizar este procedimiento a las cooperadoras, sino que fue una auditoría enviada directamente desde el Ministerio de Educación.

Durante el tiempo que se realizó la auditoría se revisaron absolutamente todas las carpetas y los registros de todo lo que la cooperadora realizaba, se sacaron fotos, se realizó luego un informe en donde se relevaron cuestiones que son de forma, cuestiones menores como para tomar una decisión tan drástica como una intervención. En el informe se aducen cuestiones que tienen que ver con la gestión, con el sistema de gestión y con la administración en donde aparecen algunas observaciones que lindan lo ridículo como, por ejemplo, que había recibos desordenados, no que faltaban, sino que estaban desordenados. O cuestiones menores respecto del orden.

No olvidemos que todas las cooperadoras de las escuelas públicas se componen de madres y padres que donan su tiempo y, sobre todo, su voluntad para llevar adelante la cooperadora, no somos profesionales. Por eso, este tipo de observaciones realmente son menores como para definir una intervención. Entonces cuando nos preguntamos por qué se llega a una decisión tan drástica como una intervención, no nos queda más que darnos cuenta que esto tiene que ver con que la cooperadora hace cuatro semanas le ganó un litigio legal al gobierno de la Ciudad. Litigio que comenzó a fines de 2017 a partir del recorte del Plan Natación.

La Cooperadora tiene un natatorio que construyó con fondos propios genuinos, y todos los chicos, desde Jardín hasta 7° grado, tienen horas de natación en las que usan este natatorio que comparten a su vez con alrededor de 50 escuelas del distrito en donde sus alumnos de 4° grado vienen a tomar las horas del Plan Natación sin poner un peso por la utilización del natatorio.

A fines de 2017, cuando se sufre un nuevo recorte en el Plan Natación, que ya había sido recortado en años anteriores, lo que se define es que los chicos de Primaria de nuestra escuela tengan menos tiempo de natación y los de Jardín no tengan más. De esa manera se “liberaban” horarios de pileta y se sumaban más escuelas a nuestra pileta en lugar de ir a los natatorios que el gobierno de la Ciudad pagaba para que vayan esas escuelas.

A partir de la negativa de tener alguna mesa de diálogo para resolver el problema, se judicializó y tuvo el fallo definitivo hace un mes y medio, cuando le dio la razón a la Cooperadora exigiendo al gobierno de la Ciudad que restituya las clases de natación.

Por lo tanto, ahora el gobierno de la Ciudad, con esta decisión de poner un interventor en la Cooperadora va a tener que hacer que su propio interventor cumpla con el fallo, lo cual es absolutamente absurdo porque el gobierno de la Ciudad será juez y parte frente a ese litigio.

M.H.: Hay que ver porque el gobierno de la Ciudad habitualmente no respeta los fallos de la justicia.

A.: Por supuesto, nosotros con el amparo que presentamos para que los chicos vuelvan a tener la pileta hemos pasado por varias instancias en donde se lo ha citado a mediar, a cumplir la resolución, se ha exigido que cumpla y siguió sin hacerlo. Estamos hablando de más de dos años de litigio, donde hubo varias instancias donde se exigía que lo cumplieran y no lo hicieron.

M.H.: Lo conozco también porque hace dos años sufrimos una situación de litigio con el Registro de Medios Vecinales y si bien se ajustaron a derecho, cumplieron la resolución, pero nunca compensaron el dinero que nos sacaron. Y podríamos abundar porque ha habido más de 20 presentaciones judiciales de personal médico y Enfermería de distintos hospitales y no han cumplido absolutamente con nada. El interventor Antonio Salum, ¿tiene ya algún antecedente de intervenir cooperadoras? ¿Cuál es su trayectoria?

A.: Lamentablemente hemos conocido algunas experiencias como su paso por la escuela República de Panamá que está muy cerca de nuestra escuela, donde al día de hoy no se ha podido conformar nuevamente una cooperadora.

Es un temor que creemos que se quiere instalar en el sentido de que estamos seguros de que esta decisión además de que tiene un encono particular con nuestra escuela y nuestra Cooperadora, porque por otro lado venimos teniendo auditorías y revisiones en todas las actividades que realizamos, desde el comedor autogestionado en donde tenemos inspecciones que te puedo asegurar que ningún concesionario privado que tiene algún comedor de otra escuela recibe, sin embargo, jamás encontraron algo fuera de lugar. O incluso cuando comenzó la entrega de los bolsones hemos recibido inspecciones por parte del gobierno de la Ciudad para ver qué se estaba entregando y cómo y no han tenido ninguna observación.

M.H.: Ustedes no trabajan con proveedores del gobierno ¿verdad?

A.: No. Nosotros lo que recibimos es lo que el gobierno otorga a las familias que solicitan la beca, que en nuestro caso son 460 aproximadamente, pero cuando comenzó la pandemia, muchas familias quedaron sin trabajo, entonces hicimos un relevamiento y en realidad a esas 460 familias que les correspondía buscar el bolsón porque tenían la beca, se sumaron otras 160 por cuenta absoluta de la Cooperadora, porque fue una propuesta y una decisión que desde toda la comunidad quisimos acompañar.

Me parece importante aclarar que yo soy socia de la cooperadora pero no soy miembro de la Comisión Directiva, formo parte de la comunidad de la escuela como socia de la Cooperadora, por eso participo de las asambleas, de todos los espacios y de las actividades que desde la Comisión Directiva se impulsan que acompañamos como socios de la Cooperadora.

Por eso el tema de la pileta, el comedor, y el otro punto que se dio a conocer, porque además desde Cooperadora no hay nada que ocultar, que hay un fondo de dinero que desde hace muchos años tiene la Cooperadora y que se ha ido incrementando gracias a los intereses, que en la actualidad asciende a 24.500.000 pesos para construir un gimnasio y que ha sido presentado desde que se inició esa inversión, desde que se comenzó hace diez años se presentó en todos los balances y nunca desde el gobierno de la Ciudad se hizo alguna objeción a que existiera ese dinero, está bancarizado, tiene todos los recibos pero parece que ahora, de golpe, después de que se ganó un juicio la observación es que la Cooperadora no puede tener ese fondo. Cuando hace diez años que lo tiene y todos los años lo presenta en los balances.

M.H.: ¿La intervención tiene plazos?

A.: La resolución hace mención a un año, pero desconocemos si es así o qué otras cuestiones hay por detrás. Por eso lo que queremos en primera instancia, y es lo que venimos pidiendo, es una reunión con la ministra Acuña. Queremos poder hablar con ella y conocer cuáles son los reales fundamentos de esta intervención, porque del punteo que se hace sobre las observaciones de la auditoría, ninguno de los puntos amerita la gravedad, ni siquiera la suma de todos ellos tiene la gravedad como para determinar una intervención a una cooperadora en medio de un contexto de pandemia en donde, por otro lado, también se sigue trabajando con la actividad del comedor cada quince días.

También desde que comenzó la pandemia y las clases virtuales hemos hecho un relevamiento entre las familias para ver quién no tenía dispositivo o tenía un solo dispositivo y varios hermanos en la casa; entonces conseguimos una donación de una empresa y los papás pusieron las computadoras a punto. Así logramos que pudieran conectarse para que ningún chico se perdiera su clase virtual.

No vamos a la escuela, por supuesto, los chicos no van, pero buscamos la manera de acompañar a toda la comunidad. Entonces el contexto de por sí es difícil para todos y que de repente con un pedido de reunión que realizaron desde el gobierno de la Ciudad en el que citaron a la directora y al presidente de la Cooperadora, resulta que en realidad quien asiste a esa reunión no es quién la convoca sino que llega el interventor con una resolución de intervención, una escribana y un cerrajero para romper el candado de la oficina de la Cooperadora y entrar; la verdad no se condice para nada con el discurso de un gobierno que dialoga y que escucha a la comunidad educativa.

M.H.: Más que dialoga, en realidad, y esto lo digo yo, es un soliloquio, no es un diálogo. Basta con ver las conferencias de prensa a las que cita Larreta y el ministro de Salud donde hay preguntas pautadas, contestan cualquier cosa, dicen que desde el punto de vista de la salud está todo bien, cuando conocemos quejas de todo tipo y tenor. Inclusive hubo un paro de enfermeros y enfermeras de la CABA porque fueron a llevar un petitorio con reclamos a la Legislatura y los reprimieron. Se habla de la preocupación que tiene el gobierno respecto del personal de salud y hace dos años los pasó de profesionales a administrativos afectando el sueldo a valores actuales de 20.000 pesos. Esta es la realidad. Después lo que dicen y la apelación al diálogo y todo el discurso no se condice. Y creo que lo que ha pasado con la cooperadora del A. Thomas es un ejemplo más de esa realidad que se vive en CABA. Porque qué diálogo se puede llevar adelante con personal de enfermería que es golpeado en la puerta de la Legislatura por presentar un petitorio. Y la responsabilidad de la Legislatura de la CABA la tiene el vicejefe de Gobierno que es quien la preside que es el señor (Diego) Santilli. O esta discusión que planteó Acuña de la presencialidad de los 6.500 niños desconectados. Dijo que ha sido producto del consenso a partir del diálogo y salieron los supervisores de los distritos a decir que nadie les consultó nada y que están totalmente en contra de la medida. No hay ningún diálogo de ningún tipo. Espero que esto se solucione de la mejor manera.

A.: Realmente estamos en busca de concretar una reunión con la ministra y poder de verdad sentarnos a hablar, a chequear y a plantear las cosas con la verdad. Porque no nos cabe ninguna duda que estas actitudes lo que buscan es el disciplinamiento, es marcar un precedente ante quien levante la voz y es aleccionador también para el resto de las cooperadoras, para el resto de las comunidades educativas.

No olvidemos, por otro lado, que nuestra escuela tiene el comedor autogestionado, es una de las cuatro únicas escuelas con comedor autogestionado, frente a los concesionarios privados, que siempre ganan los mismos, un servicio de comedor para las escuelas paupérrimo. Hay infinitas denuncias desde la calidad de la comida hasta las porciones. Y estamos hablando de la comida de los niños de la escuela primaria. De la comida de los niños.

Si tenemos que empezar a poner el ojo en esas cosas es una situación sumamente triste y angustiante. Para nosotros es un desafío más y estamos recibiendo apoyo de toda la comunidad educativa, escuelas, asociaciones cooperadoras y también de la comunidad artística, actores, escritores, músicos. Estamos recibiendo muchísimas adhesiones que nos hacen reflexionar en que no estamos equivocados con el camino en que nos hemos embarcado enfrentando esta injusticia.

Tenemos redes sociales para quienes quieran conocernos La Coope del ALVA ahí publicamos todo lo que vamos recibiendo y ojalá pronto podamos publicar buenas novedades.

La próxima acción de la Cooperadora será este viernes 16 de octubre. A partir de las 20 realizarán una marcha de antorchas y velas en un nuevo reclamo para que la ministra Acuña los reciba y de este modo poder avanzar en la anulación de la intervención de la Cooperadora.

La convocatoria es en la propia Escuela, ubicada en Terrada 3983, bajo el lema “De día y de noche en defensa de la Coope del Alva”.

Al pedido de  #NoALaIntervencionDeLaCoopeDelAlva en las últimas horas ha sumado el repudio a la nueva interventora Teresa Patronelli, a quién se descubrió espiando y filmando una manifestación de las madres y padres en la última entrega de bolsones realizada en la Escuela.

“Devenida en interventora, Patronelli fue funcionaria del Ministro de Educación de Nación cuando dicha cartera estaba a cargo de Esteban Bullrich, en donde cumplió un rol decisivo como asesora legal durante 2017 cuando se consumaron casi 1000 despidos de trabajadores de la educación. En lo que va de su estadía no les ha pagado los sueldos a las empleadas de la Cooperadora ni las facturas a los proveedores, además de comandar una entrega de alimentos sin los cuidados mínimos requeridos, con una merma considerable en la cantidad y calidad de los alimentos y un trato denigrante a las familias que retiran la mercadería. A la fecha nadie pudo explicar a qué se debe  su presencia, ni qué tareas está realizando y, mucho menos, cuándo devolverá la Cooperadora a las familias que este viernes por la noche en la marcha de antorchas volverán a reclamar que la Ministra Soledad Acuña, que ha decido abrir las escuelas, comience por abrir las puertas de su despacho a las madres y padres del Alva”, afirmaron las familias de la comunidad educativa.

Contactos: Ana 11-6356-6372 / Andrés 11-6273-0701 / Carla 11-6053-3304 /  Natalia 11-5757-4123 / Yamila 11-4083-3012.

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!