Red Eco Alternativo ***

"Las sanciones de los Estados Unidos han devastado Venezuela y han matado a más de 40.000 personas desde 2017"

Un nuevo informe del Center for Economic and Policy Research elaborado por de los economistas Jeffrey Sachs y Mark Weisbrot afirma que más de 40.000 personas han muerto en Venezuela desde 2017 como resultado de las sanciones de los EEUU.

(Amy Goodman - Democracy Now!) Venezuela - El informe examina cómo las sanciones de EEUU redujeron la disponibilidad de alimentos y medicamentos en Venezuela y han aumentado la enfermedad y la mortalidad. Hablamos con Jeffrey Sachs en nuestro estudio de Nueva York. En el informe escribe “las sanciones estadounidenses apuntan deliberadamente a destruir la economía de Venezuela y, por lo tanto, llevar al cambio de régimen. Es una política infructuosa, despiadada, ilegal y fallida, que causa graves daños al pueblo venezolano”. 

Jeffrey Sachs, economista líder y director del Centro para el Desarrollo Sostenible en la Universidad de Columbia, es coautor de un informe para el Centro de Investigación Económica y Política titulado "Sanciones económicas como castigo colectivo: el caso de Venezuela", aparecido recientemente.

Amy Goodman - Mucho se ha utilizado en contra de la presidencia de Maduro, diciendo que ha llevado al país a un punto muerto económico. Haces un análisis diferente, Jeffrey Sachs.

Jeffrey Sachs - Bueno, no es un estancamiento económico. Es un completo colapso económico, una catástrofe para Venezuela. Hubo una crisis, sin duda, antes de que Trump asumiera el cargo, pero la idea de su Administración, desde el principio, ha sido derrocar a Maduro. Eso no es una hipótesis. Trump fue muy explícito en las discusiones con los presidentes de América Latina, donde les preguntó: "¿Por qué los Estados Unidos no deberían invadir?", dijo ya en 2017. Así que la idea de la Administración de Trump ha sido derrocar a Maduro desde el principio. Bueno, los líderes latinos dijeron: “No, no es una buena idea. No queremos una acción militar”. Desde entonces, el Gobierno de los Estados Unidos ha estado tratando de estrangular la economía venezolana.

Comenzó con sanciones en 2017 que impidieron, esencialmente, que el país accediera a los mercados de capital internacionales y que la compañía petrolera reestructurara sus préstamos. Eso puso a Venezuela en una hiperinflación. Fue el colapso total. Las ganancias del petróleo que se utilizan para comprar alimentos y medicamentos se desplomaron. Fue entonces cuando la crisis social y humanitaria se salió de control. Y luego, en este año, con esta idea -muy ingenua, muy estúpida, en mi opinión- de un autoproclamado presidente que fue coreografiado con los Estados Unidos muy, muy cerca, otra ronda de sanciones aún más estrictas. En esencia, se confiscaron las ganancias y los activos del Gobierno venezolano.

Ahora Venezuela está en una completa y absoluta catástrofe, en gran parte provocada por los Estados Unidos deliberadamente, creando un sufrimiento masivo y generalizado. Sabemos que hay hambre. Sabemos que hay una increíble escasez de suministros médicos. Solo podemos imaginar, porque no sabremos realmente hasta que el polvo se asiente y se realicen estudios cuidadosos, el alcance de mortalidad existente, pero seguramente en un contexto como este, esta es una catástrofe creada en gran parte por los EE.UU., porque como se dijo anteriormente, es una estrategia de todo o nada. Lo que los Estados Unidos, lo que Trump simplemente no entiende y lo que Bolton, por supuesto nunca acepta, es la idea de las negociaciones. Es un intento de derrocamiento. Es muy crudo. No funciona. Y es muy cruel, porque está castigando a 30 millones de personas.

AG - ¿Cómo se llegó al número de 40.000 muertos como resultado de estas severas sanciones de los EEUU?

JS - Déjame ser claro: nadie lo sabe. Fue un cálculo muy básico y simple -basado en estimaciones de las universidades en Venezuela- de que la mortalidad había aumentado en cierta proporción después de las sanciones. No quiero que nadie piense que hay precisión en estos números. Sin embargo, y para ser sincero, lo cierto es que hay una catástrofe humanitaria causada deliberadamente por los Estados Unidos y que yo diría que son sanciones ilegales, porque están deliberadamente intentando derribar un gobierno y tratando de crear el caos con el propósito de un derrocamiento de un gobierno.

AG - ¿Por qué?

JS - ¿Por qué están haciendo eso? Esta es la política exterior normal del ala derecha de los Estados Unidos, nada varía. Esta es la misma política exterior que vimos en toda América Latina en el siglo XX. Es la misma política exterior que vimos catastróficamente en el Medio Oriente. Este es Bolton. Es la idea de diplomacia de Bolton, la idea de Trump de la diplomacia: golpeas a alguien en la cara, aplastas a tu oponente. Intenta lo que puedas para conseguirlo. Es muy simple Es muy crudo. Y, Amy, nunca funciona. Sólo lleva a la catástrofe.

AG - Hemos estado mostrando, para nuestra audiencia de radio, un video solo para informarles, de las lágrimas de personas en París y Honduras en este momento. Por supuesto Honduras es un aliado de los Estados Unidos. No estamos recibiendo tanta cobertura de esto. Finalmente quise preguntarle a Jeffrey Sachs sobre este tema que plantea el castigo colectivo y decir que el castigo se transforma en colectivo sobre una población civil, tal como lo describen las convenciones internacionales de Ginebra y La Haya, de las cuales Estados Unidos es signatario.

JS - Y yo diría, también de la OEA, que prohíbe explícitamente este tipo de acción hostil contra otro país. Ahora se imponen sanciones estadounidenses para derribar gobiernos en todas partes. De manera similar, ayer en Irán un gran anuncio del colapso de la economía iraní y el FMI lo atribuyó a las sanciones de Estados Unidos. Entonces, esto es lo que la Administración de Trump está tratando de hacer también con respecto a Nicaragua. Trump anunció ayer el bloqueo total de Cuba si los cubanos no despiertan. Es pura intimidación. Está completamente en contra del derecho internacional. Causa estragos. Ya es bastante difícil lograr el progreso económico, pero cuando los Estados Unidos utilizan su poder político para quebrar a otros países, los resultados pueden ser absolutamente devastadores.

Y lo vemos en Venezuela, que fue la patada que empujó a ese país a este catastrófico declive en la espiral de la hiperinflación. En nuestra prensa siempre se atribuye a Maduro, pero la gente ni siquiera ve y entiende cómo los Estados Unidos tienen los instrumentos de sanciones que bloquean el acceso a los mercados financieros impidiendo que las empresas cumplan sus obligaciones, bloquean el comercio y confiscan los activos que son propiedad del Gobierno venezolano con el fin de crear este tipo de crisis, porque la idea es, si el dolor es suficiente, según el pensamiento de personas como Bolton, entonces habrá un derrocamiento militar. Así que están tratando de crear un desastre absoluto.

Bueno, lo que es tan estúpido acerca de estas políticas estadounidenses, estas políticas neoconservadoras, es que crean un desastre, pero ni siquiera logran los objetivos políticos de estas personas desagradables como Bolton. No es que sean efectivos y desagradables, sino completamente ineficaces y totalmente desagradables al mismo tiempo. Pero el Congreso, en nuestro país, no mira nada. Es increíble que tengas esta demostración básicamente de un solo hombre, Trump, haciendo daño, arrasando todo el mundo. No hay supervisión en absoluto. Y en las instituciones internacionales, como el FMI o el Banco Interamericano de Desarrollo, la gente tiene miedo incluso de decir la verdad, que es que este matónde los Estados Unidos -especialmente con el tipo de presidente que tenemos ahora- nadie quiere hablar de los hechos obvios, de cuánto daño hace, cuántas vidas se están perdiendo, cuánto sufrimiento se está causando, cuántos refugiados se están creando deliberadamente. Y luego, por supuesto, tienes al The New York Times u otros más diciendo a rajatabla que es Maduro, porque ni siquiera ven el proceso obvio.

 
Our website is protected by DMC Firewall!