A un mes del Gobierno Bolsonaro la situación es caótica

Entrevista a Ricardo Antunes, sociólogo y profesor de la Universidad de Campinas, Sao Paulo, Brasil.

(Mario Hernández - Rebelión/La Maza) Brasil – Ricardo Antunes, sociólogo y profesor de la Universidad de Campinas, Sao Paulo, considera caótica la situación de su país tras solo un mes de que Bolsonaro fuese elegido presidente.

Mario Hernandez.- A un mes del gobierno Bolsonaro ¿qué balance hace?

Ricardo Antunes.- Este período se caracterizó por muchos puntos, primero la situación caótica de este gobierno porque hay un desentendimiento muy grande. Bolsonaro se encuentra en el hospital desde que volvió de Davos. Con esto los ministerios tienen manifestaciones muy caóticas. Es un gabinete increíblemente precario, con ministros de una incapacidad completa, son muy ignorantes en sus formulaciones, entonces la predominancia es un conservadurismo religioso medieval.

Pero por otra parte, el gobierno Bolsonaro intenta aplicar una privatización muy amplia y organiza los esfuerzos para aprobar la propuesta previsional con el sentido de privatizarla. Algo similar a la experiencia fracasada en el Chile neoliberal.

Hay otra situación que caracteriza a este gobierno, hay muchas denuncias de corrupción dentro de su familia, especialmente hacia uno de sus hijos que está muy involucrado con un proceso de corrupción en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro y, por otra parte, denuncias significativas al Partido Social Liberal, del que salió Bolsonaro, que es un partido formado con contingentes sin experiencia, con muchos polos localizados, por ejemplo, en Minas Gerais donde hay denuncias de que este partido recibía dinero del fondo partidario obligatorio para lanzar candidaturas falsas y después ese dinero retornaba a algunos de los principales candidatos. El periódico de Sao Paulo hizo una denuncia recientemente en la que afirma que hay corrupción también en el partido de Bolsonaro, además de en su propia familia.

Entonces, es una situación muy complicada la de este primer mes. Y si esto no fuera suficiente, Brasil en este período sufrió un accidente terrible de la empresa de extracción minera, que es la misma responsable de la tragedia de Mariana sucedida 3 años atrás.
Sectores del gobierno de Bolsonaro ya se preparaban para flexibilizar el control de las mineras, para bajarlo. Esta fue la primera derrota de Bolsonaro, la segunda fue que en toda su campaña dijo que el medio ambiente era una cuestión irrelevante. Esta tragedia de Brumadiño y Minas Gerais demuestra que la cuestión ambiental es crucial. Luego de la tragedia ambiental se sucedieron muchas lluvias en Río de Janeiro con algunos muertos, unos días después los diez jóvenes jugadores de fútbol del club Flamengo, que estaban en un campamento en un lugar que estaba prohibido, murieron a causa de un incendio. O sea, la situación brasileña es muy complicada, son tres manifestaciones y hechos que marcaron profundamente a la población. Fue un mes terrible. Esto señala la tragedia que probablemente serán los 4 años del gobierno Bolsonaro.

Mario Hernandez.- ¿Cuál es la situación por la que atraviesa Lula da Silva?

Ricardo Antunes.- Es la peor posible, porque sufrió una segunda condena de casi 13 años de prisión. Ya tenía una primera de 12 años, suman 25. Los sectores judiciales que son responsables del juicio de Lula no manifiestan ningún interés de hacer una revisión. Es claramente un dictamen extra judicial.
Yo no tengo dudas de que Lula está involucrado en la corrupción que hubo durante el gobierno del PT pero no hay pruebas directas ni materiales en ninguna de las dos condenas. Es evidente que esto tiene la meta de la condena de Lula. Lula ahora está en manos de un poder judicial que responde a Bolsonaro. Está en un sistema carcelario controlado por la policía del gobierno Bolsonaro. Recientemente falleció su hermano y no se le permitió salir de la prisión para darle un adiós.

Our website is protected by DMC Firewall!