Red Eco Alternativo ***

Fernando Azcurra: "Lo peor se está incubando"

El profesor Fernando Hugo Azcurra es un  economista destacado de la Universidad de Luján y autor de una veintena de libro sobre variados de economía teórica. Su último trabajo se llama "Abolición del Trabajo Asalariado", un aporte original para resolver el dilema de cómo pasar del capitalismo al socialismo. En esta entrevista lo consultamos sobre la gravísima realidad argentina y cómo hacer para salir de ella. Por adnmarcospaz

Para este gobierno no pasa nada malo y todo está bien. Así lo dice el Jefe de Gabinete cuando declara que "Lo peor ya pasó", repitiendo una de las frases de cabecera del Presidente. El asunto es que todo el tablero financiero le explotó en las narices y está incidiendo en la economía real, frenando su dinámica y destruyendo dramáticamente la capacidad de consumo de los trabajadores, reduciéndolos a la sobrevivencia.

Ha sido invitado en varias oportunidades por el Banco Central de Venezuela y por la Escuela de Planificación de ese país, para talleres, seminarios y conferencias.

Profesor Azcurra, ¿por qué es falso que "lo peor ya pasó"?

falso porque lo peor está por venir. Lo peor se está incubando. Además de que este gobierno ya ha dicho varias veces que lo peor ya pasó. Incluso diría que, mientras esté en el gobierno este elenco gubernamental nunca lo peor habrá pasado. Hay razones técnico-económicas “elementales” que nadie sensatamente discute: Déficit en cuenta corriente, incremento del déficit fiscal, endeudamiento interno y externo casi descontrolado, caída de la inversión industrial, baja del consumo interno, etc. ¿Qué sociedad y economía puede aguantar este cóctel explosivo durante tanto tiempo? Además los argentinos ya conocemos como terminan estas aventuras capitalistas.

Además de su ideología ultra-capitalista, ¿cuál es el mecanismo de acumulación que caracteriza al gobierno de Macri?

Es el que caracteriza a cualquier holding transnacional; es predominio de lo financiero por encima de las inversiones reales (industriales, comerciales, tecnológicas, etc.) lo cual no significa que éstas no se lleven a cabo sino que quedan atadas al concepto de decisiones y cálculos financieros. La burguesía financiera tiene dos modalidades de expresión de su proceso de acumulación: la práctica de los “negociados” (Odebrecht; Macri, Fortabat en su momento), la estafa y las licitaciones “arregladas” con créditos subsidiados por medio del Estado; éste es un mecanismo económico. El otro es el de la producción armamentista, la guerra, y el sojuzgamiento de rivales y países; este es un mecanismo constante de belicismo jingoísta (EE.UU. Israel, Gran Bretaña, Francia y Alemania son sus portaestandartes). En este nivel de competencia intermonopólica, no caben Macri ni Odebrecht, salvo como negocios “laterales” del gran capital financiero.

Por esta razón es que, cuando capitalistas y administradores financieros gerenciales, llegan a ocupar las instituciones gubernamentales (Macri, Temer, Moreno, Santos, Cartez, etc. en América Latina) se comportan como una banda de asaltantes y saqueadores de los recursos estatales, dejando un tendal de empresas quebradas y la economía semi-destruida. Los antecedentes de Macri no dejan dudas sobre esto: miembro de una conspicua familia emigrada del sur de Italia, el origen de cuya fortuna se funde con las actividades del hampa calabrés (N´Dragheta) antes de la 2da. Gran Guerra del siglo pasado, repitió aquí el esquema desarrollado allá: negociar y estafar al Estado en sus compromisos de concretar la inversión pública por medios privados. La voracidad de esta élite rentista, holgazana, delictiva e inescrupulosa, alcanza niveles demenciales y ya constituye un enorme peso oneroso para el desarrollo económico: ocupan hoy el lugar de los rentistas feudales medievales ninguna función social y económica útil.

¿Por qué usted afirma que podemos sufrir otra corrida bancaria o cambiaria. O ambas?

Por supuesto no es una fatalidad de la naturaleza que vaya a ocurrir, pero la economía y la sociedad argentina ya han sufrido estas mismas experiencias en el pasado inmediato y sus causas son las mismas y comienzan por una u otra. Los resultados ya se saben; podrán variar algunos aspectos contingentes pero la conclusión es una sola: cesación de pago de la deuda; mayor endeudamiento para pagar lo que no se puede pagar, entrega de activos a los grupos externos; desguace del Estado y de sus controles a favor de las grandes empresas; mayor pobreza, mayor inequidad, mayor indigencia, etc. El FMI no es otra cosa que la Oficina de Control del capital financiero de los EE.UU. Gran Bretaña, Alemania y Francia, para con las economías del resto del mundo. Es una Institución fundamentalmente política no económica que dispone de recursos para imponer y oprimir a los países que se endeudan. ¡Hay que fijarse qué es lo que le pasa a Grecia sin ir más lejos!

¿Qué le exigiría a las centrales obreras y a los partidos de la militancia de izquierda para enfrentar esto?

La etapa post-Macri que puede llegar a partir del 2019 en adelante encontrará a cualquier gobierno popular prácticamente atado en sus políticas públicas. Esto plantea la disyuntiva: ¿volver a retomar políticas “reformistas”, “distribucionistas” en un país empobrecido y estancado? O bien ¿elaborar un proyecto socio-político destinado a “romper” con las estructuras del capital y del sojuzgamiento para dar paso a otro tipo de sociedad y economía?

Las centrales obreras se inclinarán por el primer punto, pero les será difícil “recuperar” niveles de ingresos y derechos para los trabajadores. Por lo demás la burguesía sindical no se aprontará para ir más allá de estas “reivindicaciones”.

Los partidos y agrupaciones de izquierda tendrá también una ardua tarea: expandirse en la población trabajadora y desarrollar una actividad opositora para trascender el “modelo” que el progresismo pequeño burgués propone. Éstas se inclinarían por el segundo punto que es de realización para un plazo más largo que el primero. Pero siempre la actividad anti-capitalista y anti-imperialista debe ser la nota fundamental de su accionar.

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd