Red Eco Alternativo ***

Tratado Mercosur-UE y reunión de G20: dos caras de la dependencia

Bettina Müller integra la “Confluencia Fuera OMC”.  Fue el año pasado una de las dos coordinadoras junto a Luciana Ghiotto de la Cumbre Fuera OMC y este año ya se comienza a preparar para Fuera G20. “Estamos muy preocupados por el enérgico avance en términos de la firma de este tratado entre la UE y el Mercosur”, afirma en esta entrevista realizada por Mario Hernandez

(Por Mario Hernández) Argentina - Del 30 de noviembre al 1 de diciembre de este año llegarán a Argentina los líderes de los países del G20.  Y desde el espacio de la Confluencia se preparan para visibilizar la oposición categórica al G20 en el marco de las actividades oficiales que ya comenzaron.  “No es como la OMC del año pasado que se preparó la conferencia ministerial que tuvo lugar durante cuatro días y se terminó. El G20 lleva todo un proceso con muchas reuniones previas acá en Argentina y que de hecho ya empezaron, de las distintas áreas temáticas”, comenta Müller

M.H.: Hubo una mesa redonda en la facultad de Ciencias Sociales en torno al acuerdo Unión Europea-Mercosur.

B.M.: Esa fue la primera actividad de la Asamblea Argentina Mejor sin Libre Comercio. Estamos muy preocupados por el enérgico avance en términos de la firma de este tratado entre la UE y el Mercosur. De hecho ya se viene negociando desde fines de los ’90, pero desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri y cambió la relación de fuerza en la región, con el gobierno de Temer, están avanzando fuertemente en la firma.

Parece que todavía no está tan cerca del final esa firma, que todavía hay un par de obstáculos entre los negociadores para superar, sin embargo, estamos muy preocupados porque esto traería muchas desventajas y muchos problemas para nuestra región.

M.H.: De hecho ha habido una serie de pronunciamientos de organizaciones sindicales. Me llamó la atención haber leído el pronunciamiento de la Unión Industrial Argentina respecto de este acuerdo.

B.M.: Porque en realidad este acuerdo lo que promueve es que Argentina y la región entera funcionen como proveedores de recursos primarios, no como vendedores de productos manufacturados. O sea, todo lo que son autopartes, textiles, la idea es que esto se empiece a importar cada vez mas desde la Unión Europea.

Además, se ha abierto el mercado argentino para esos productos, el tema es que muchos de los productos que se venden, de los textiles, los autos, las líneas blancas que se producen llevan el sello “made in” de algún lugar de Europa, pero están fabricados en Asia, con la mano de obra baratísima que existe allá. El miedo es que después, a través de la triangulación, fabricación en países asiáticos con mano de obra muy barata, pasando por el mercado europeo, lleguen a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay y destruyan la industria textil y la de autopartes que son las más perjudicadas.

M.H.: El acuerdo tampoco parece ser muy beneficioso en la provisión de materias primas. Recuerdo hace unas semanas atrás hice una entrevista a Guillermo Almeyra que reside en Francia, analista internacional de La Jornada de México y me comentaba del rechazo que había tenido entre los agricultores franceses, inclusive de una movilización de tractores de agricultores en Bruselas que se oponían a este acuerdo porque los perjudicaba. Tengo entendido que inclusive esto se suma a algún rechazo también por parte de Polonia. El mismo Macron cuando se reúne con Mauricio Macri, luego del encuentro de Davos, le dice que vayan con calma, que tienen que discutir cómo va a ser el ingreso de carnes a la Unión Europea porque esa medida perjudica a sus productores.

B.M.: De hecho la idea es que Europa reciba más productos agrícolas en los cuales los mercados del Mercosur pueden competir con las economías europeas, mientras que recibimos acá todos los productos manufacturados. El tema es que en realidad Argentina es competitiva en algunos sectores, en lo que es el agro-negocio, la soja, el maíz transgénico, la carne, que se pueden fabricar acá a gran escala, que en los países como por ejemplo Alemania que tiene el tamaño de la provincia de Buenos Aires, no tiene el espacio para tener esos monocultivos como tenemos acá, con todo lo que significan para la diversidad y la soberanía alimentaria, porque la destrucción es tremenda.

En ese sentido se perjudicaría a los productores europeos pero, por otro lado, no tenemos que olvidarnos que la Unión Europea subvenciona por año a sus agricultores por 72.000 millones de euros. Esto genera por ejemplo que los tomates italianos, españoles y hasta los que se producen en Holanda, son mucho más baratos de los que producimos acá.

El peligro entonces es que después nosotros empecemos a recibir lo que les sobra a los europeos en términos de productos como frutas y verduras. Que es lo que está pasando en África, donde ya están destruyendo los mercados locales de frutas y verduras con importaciones de tomates envasados y se ha perdido mucho empleo y mercado, esa es una de las razones de la ola de refugiados que está llegando a Europa, porque están destruyendo sistemáticamente la economía africana.

M.H.: ¿Estuviste en la charla donde se trató sobre este tipo de acuerdo en la Facultad de Sociales? ¿Cuáles fueron los planteos que se hicieron en esa mesa redonda?

B.M.: Sí. Yo participé también, de hecho armé una pequeña nota que se puede leer en nuestra página mejorsintlc.org

Participó también Luciana Ghiotto que explicó un poco las implicaciones geográficas, lo que significa que productos como el queso muzzarella, el parmesano o incluso el vino Toro, que se refieren a regiones o productos que los europeos consideran de ellos, de una región específica, y solo puede llevar el nombre de esa región. Como el vino Toro que es de una región con ese nombre en España. Esto significaría que muchos productos de Argentina deberían cambiar el nombre, entre ellos la muzzarella.

Por otro lado, estuvo Jorge Marchini que explicó cuál sería el impacto sobre el sistema de salud. Las empresas buscan que se puedan reservar los datos de prueba durante más tiempo, con lo que eso implica luego para el costo de los medicamentos genéricos y el impacto que tiene en el presupuesto público de salud. Según Marchini incrementaría un 300/500% el costo de los medicamentos y sabemos que siempre los que más afectados serán los jubilados, por ejemplo, que ya con la reforma previsional fueron fuertemente golpeados.

Estaba Emilio Taddei del GEAL (Grupo de Estudios sobre América Latina) que es un Instituto de la UBA de Estudios latinoamericanos y del Caribe, que habló de la correlación de fuerzas que se movió a favor del capital y en contra del trabajo. Todo lo que los TLC significan para esos avances contra el trabajo.

Y por último Gonzalo Armua de Alma y movimiento, que forma parte de los movimientos del ALBA. Habló de la crisis multi dimensional por la que estamos pasando actualmente y cómo podemos enfrentarla, cuáles son los proyectos alternativos que podemos encontrar para que no todo termine en la barbarie, como ya lo previó hace más de 100 años Rosa Luxemburgo.

M.H.: ¿Qué expectativas hay para la reunión de FueraG20? ¿Ya hay una idea de participantes, sectores que ya se han pronunciado por participar de la actividad?

B.M.: Nosotros el año pasado logramos construir una confluencia muy importante de organizaciones que se movilizaron en contra de la OMC. Entonces estamos bastante esperanzados respecto de la reunión y del proceso de construcción de una alianza tanto o más grande para este año contra el G20.

Además, en ese sentido el gobierno está ayudando porque a cada rato hay noticias sobre el operativo de seguridad que están preparando, las armas supersónicas que están comprando, la cantidad de plata que se van a gastar en dos días de Cumbre, más de 100 millones de dólares, sólo en la Cumbre, esto no incluye las actividades previas ni el operativo de seguridad, así que te imaginás la enorme cantidad de plata que se está invirtiendo.

Entonces, creemos que vamos a poder construir una alianza más grande y más importante este año. Vamos a hacer esta primera reunión para empezar a organizarnos. Creo que vamos a ser una multitud y vamos a seguir creciendo.

M.H.: ¿Querés agregar algo más?

B.M.: Creo que nos vamos a seguir viendo bastante este año, para seguir explicando de qué se trata el G20, a quiénes estamos esperando este año, y qué implica y por qué es importante no solamente para Macri que lo ve como un proyecto de prestigio, sino para el pueblo argentino que tiene que levantarse en resistencia contra estos líderes neoliberales de los países del G20.

Si tienen preguntas sobre esto o quieren sumarse al espacio nos pueden escribir un mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. Esperamos sus mensajes.

 

 
Our website is protected by DMC Firewall!